10 errores comunes en la alimentación de tu gato

Alimentar a tu gato es mucho más que poner un poco de su alimento en un tazón durante el día. Los gatos tienen necesidades dietéticas específicas, que pueden verse comprometidas si involuntariamente cometes algunos errores de alimentación.

Los dueños de gatos han estado alimentando a su mascota durante años sin darse cuenta de que en realidad están cometiendo muchos errores que podrían afectar a la salud de su felino a largo plazo.

Aquí te presento los 10 errores de nutrición de gatos más comunes que debes evitar.

1. Alimentarlo solo con carne

Las frutas y verduras pueden gustar a los humanos, pero los gatos son carnívoros, y muchos de estos ingredientes son innecesarios o no son bien procesados ​​por ellos.

Sin embargo, que sea carnívoro no significa que tu gato pueda comer cualquier tipo de carne. Necesitan diferentes partes de los animales para obtener todos los aminoácidos, taurina, minerales y vitaminas para su función diaria. 

No olvides, que si se alimenta solo con carne, podría sufrir rápidamente deficiencias.

Las golosinas para gatos son sabrosas y podemos sentir la alegría que se les proporciona cuando se las damos. Aunque las golosinas para gatos son pequeñas, generalmente están saturadas de azúcares y calorías, lo que supone que es muy fácil sobrealimentar a tu gato en golosinas, pudiendo ocasionarle problemas de peso y  diabetes. 

¿La solución? Mantén las golosinas al mínimo y solo sácalas en ocasiones especiales, pero incluso así, no te excedas.

Instagram:@yoga.fritzi

3. Cambio de alimentos demasiado rápido

Es aconsejable que haya variedad en las elecciones diarias de alimentos de tu gato, pero acelerar las cosas puede crear inconvenientes. Si introduces un nuevo alimento demasiado rápido, sin dejar que el sistema digestivo de tu gato se adapte a los nuevos ingredientes, genera un alto riesgo de desarrollar malestar gastrointestinal, que causa diarrea o vómitos.

En esta situación, generalmente supones falsamente que la comida es mala, cuando todo lo que tienes que hacer es introducir la nueva comida para tu gato de forma gradual. 

4. Alimentar con demasiado atún a tu gato

El atún como premio de vez en cuando es inofensivo, pero como una dieta constante puede generar desnutrición. El atún no tiene cantidades adecuadas de vitamina E y esto puede ocasionar una afección llamada esteatitis (también conocida como enfermedad de la grasa amarilla). 

El atún al tener un sabor y olor muy fuertes, puede convertir a muchos gatos en “adictos”. El problema puede ser grave porque estos “adictos” al atún pueden negarse a comer otra cosa. Otro problema de una dieta con exceso de atún es que existe el riesgo de intoxicación por mercurio. 

5. Darle sobras de tu comida

No solo puede causar serios problemas de salud a tu gato dándole los restos de sus comidas, porque la comida que come a menudo es demasiado grasa, salada o demasiado dulce para tu gato, sino que además creas una mala costumbre que te costará eliminar. Le tendrás todos los días en la mesa esperando que le des sobras y eso te acabará molestando.

Instagram:@catprincess_mia

6. Alimentarlo con comida de perros

No se recomienda alimentar a tu gato con comida para perros, incluso de forma ocasional. De hecho, la comida para perros generalmente contiene muchos cereales. Los gatos no logran digerir los cereales adecuadamente.Puede sorprendernos por qué alguien le daría comida de perro a un gato, pero sucede con más frecuencia de lo que piensas. 

La comida para perros no tiene suficientes proteínas para los gatos y no se complementa con taurina y eso es algo que los gatos requieren en su dieta. 

Instagram:@happykitty.club

Al contrario de lo que puedas pensar, la leche no es buena para tu gato, incluso puede ocasionar trastornos digestivos. De hecho, una gran cantidad de  gatos adultos son intolerantes o incluso alérgicos a la lactosa.

Una vez destetados, la mayoría de los gatos se vuelven intolerantes a la lactosa. Aunque algunos gatos no tendrán problema con la toma ocasional de la leche, ofrecer leche de forma habitual puede provocar diarrea. La leche no debe reemplazar el agua y, si se ofrece, puede provocar deshidratación.

8. Alimentación basada en pescado crudo

El pescado crudo contiene una enzima llamada tiaminasa que destruye la tiamina. Una deficiencia de tiamina puede provocar pérdida de apetito, convulsiones y también la muerte. Aunque la cocción destruye la enzima, una dieta habitual de pescado carece de las cantidades adecuadas de vitaminas y minerales necesarios. También existe el riesgo de parásitos al alimentarlo con  pescado crudo.

Si tu gato está loco por el pescado, siempre es mejor cocinar ese pescado antes de dárselo. De hecho, el pescado a menudo contiene parásitos que luego se alojan en las paredes intestinales de tu felino, e incluso pueden causar la muerte.

Instagram:@ciaohu511catravelife

9. Alimentar demasiado a tu gato

La obesidad no solo está aumentando a una tasa de epidemia alarmante entre los humanos, también es un problema en el mundo de las mascotas. Hoy en día, muchas mascotas están sobrealimentadas, lo que provoca que tengan problemas graves de obesidad. La mayoría de los gatos prácticamente no realizan ningún tipo de ejercicio, ya que simplemente comen y duermen.

Darle a tu gato demasiada comida sin procurar el ejercicio adecuado desencadena obesidad. Busca el consejo de un veterinario sobre los niveles o la cantidad de alimentos que necesita tu gato diariamente.

Si te preocupa el peso de tu gato, habla con un veterinario. Los gatos no pueden seguir planes de pérdida de peso muy rápidos porque es peligroso para su salud. La reducción de peso debe hacerse con precaución. Cuando pones a tu gato en un plan de reducción de peso, aumenta la cantidad de ejercicio que realice. Muy a menudo, solo un aumento en las sesiones diarias de juego puede tener un gran efecto en la obesidad.

Instagram:@ericartia

10. Proporcionarle comida tan pronto como te despiertas

Es un error que muchos dueños de gatos cometen: cuando se levantan por la mañana, lo primero que hacen es alimentar a su felino. Si eres de las personas muy preocupadas por el bienestar de tu gato, qué sepas que al hacerlo, motivas a tu gato a que se levante por la noche o temprano en la mañana para que le des de comer.

Es mejor que esperes a desayunar, antes de darle la comida a tu gato.

Estoy deseando escuchar tu opinión

      Encantado de que dejes un comentario

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      Migatapersa
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado