Gato agresivo con otros gatos y personas. Causas y solución

0
Gato agresivo con otros gatos y personas. Causas y solución
2 (40%) 2 votes

La agresividad en los gatos domésticos suele ser el segundo de los problemas de comportamiento felino más habituales, en foros se plantean muchas preguntas sobre determinadas conductas agresivas que en ocasiones los propietarios han observado en sus gatos y que en muchos casos se inician de forma repentina.

Un gato que es agresivo, es un animal peligroso para convivir en nuestro hogar, puede atacar no  sólo a los miembros de la familia, el gato también suele mostrar su agresividad con todo aquel que pasa la puerta de nuestra vivienda.

La agresividad no se refleja de igual manera en los gatos, unos evitan relacionarse y otros te atacan o muerden en cuanto se les presenta la ocasión.

Debes saber que cualquier muestra de agresividad que ocurra con regularidad, sea de la intensidad que sea, debería ser estudiada por un veterinario.

Hasta que se puedan determinar las causas de esa agresividad, lo mejor es tratar de no provocar o motivar las conductas agresivas como, por ejemplo, jugar con nuestras manos y permitir que el gato las muerda o arañe.

Debes tener en cuenta que antes de entrar a valorar este tipo de comportamientos agresivos, se deberán descartar posibles enfermedades que puedan estar causando el problema. 

 

gato agresivo

  •  Pupilas dilatadas.
  •  Mirada fija a la persona que será atacada, con los bigotes y cuello estirados y las orejas hacia atrás.
  •  Cola separada del cuerpo, doblada hacia abajo o vertical con la punta doblada hacia arriba.
  •  Erizamiento del pelo del lomo.
  •  Podría estar gruñendo, o aullando.
  •  Las orejas erguidas, ligeramente giradas hacia adelante.
  •  Una postura rígida y recta.

Tipos de agresividad en los gatos

Además de la agresión entre gatos puedes encontrarte con estas otras formas de agresividad:

  • Gato agresivo con niños y bebés.
  • Gatos agresivos en el veterinario.
  • Agresividad del gato después de castrar
  • Gato agresivo con el dueño.
  • Gato agresivo después de la anestesia.
  • Gato agresivo con las visitas y con extraños.
  • Agresividad después de la anestesia.

 

Causas por las que un gato se vuelve agresivo

El dolor vuelve agresivo al gato

El dolor en los gatos es una causa habitual de la agresividad que sucede de repente, particularmente en gatos mayores o en aquellos que siempre han tenido un temperamento tranquilo. 

La artritis, las enfermedades dentales, los traumatismos y las infecciones son solo algunas de las afecciones que pueden causar dolor y una posterior respuesta agresiva cuando se toca a un gato en el área dolorida. Si se ignoran los signos de advertencia, puede seguir un arañazo e incluso un mordisco. 

El miedo puede causar la agresión del gato

La agresión por miedo es desencadenada por un gato que percibe una amenaza de la que no puede escapar. Puede ser un comportamiento aprendido basado en una experiencia traumática pasada, probablemente no sabrás lo que el gato teme. El gato que está aterrorizado responderá con un lenguaje corporal que es obvio para quien tiene experiencia: se volteará hacia un lado e hinchará la cola y la piel para parecer más grande, sus orejas se aplanarán hacia atrás, silbará y sus pupilas se dilatarán. Intentar acercarse a un gato en este estado es arriesgarse a una reacción agresiva  porque está en medio de una reacción de pánico.

agresividad después de anestesia

Las hormonas pueden causar que un gato se vuelva agresivo

Un gato que no está esterilizado o castrado es mucho más probable que sea agresivo. Es el tipo de agresión más obvio y fácil de entender, los gatos machos están biológicamente preparados para luchar con otros gatos machos cuando hay hembras en celo. Si ves a dos gatos peleando, no interfieras físicamente porque casi con seguridad te convertirás en el objetivo de la agresión de los gatos.

A medida que los machos alcanzan la edad adulta, comienzan a desafiarse unos a otros para tener acceso a sus compañeros y territorio.

La agresividad redirigida

Es un tipo muy común de agresión felina. La agresión redirigida ocurre cuando un gato es agitado agresivamente por un animal o una persona a la que no puede llegar (porque hay una ventana entre ellos, por ejemplo). Incapaz de llegar  a quien provoca su agitación, se da la vuelta y ataca en ese momento, a cualquiera que tenga la mala suerte de estar cerca, ya sea otro gato, un perro o una persona, puede ser el objeto receptor de la agresión del gato. Puede haber un retraso considerable entre la excitación inicial y la agresión redirigida.

No es un tipo de agresión maliciosa o  intencional. Es casi como un reflejo, hecho automáticamente sin pensar por el gato.

La agresión del gato sucede debido al estrés

Si un gato vive en un ambiente altamente estresante, por ejemplo, un hogar en el que la gente está peleando o con demasiados gatos, es muy posible que ese gato responda de manera agresiva. Al igual que los niños que viven en hogares con mucha violencia,  los gatos a menudo representan la dinámica de sus familias humanas.

Agresividad por maternidad de las hembras

La agresividad materna puede ocurrir cuando un gata con sus gatitos es abordada por personas u otros animales a los que ella percibe como una amenaza. Aunque se dirige la agresividad sobretodo a otros gatos,  también la pueden sufrir las personas. Las madres pueden ser bastante agresivas cuando defienden a sus crías, especialmente en los primeros días después del nacimiento de las crías. Por esta razón, se debe evitar el manejo de los gatitos durante los primeros días de sus vidas.

 

agresividad felina

La agresividad podría ser la respuesta a un trauma

Los gatos pueden sufrir estrés postraumático. Sus cerebros están conectados de manera similar a la nuestra, y los efectos de la ansiedad crónica por la violencia humana sufrida o por la necesidad de sobrevivir en las calles pueden llevar a los gatos a ser agresivos. 

Agresión por defensa territorial

Tanto los gatos machos como las hembras son territoriales, pero los machos pueden defender territorios más grandes que las hembras. La agresión territorial de los gatos suele ser directa hacia otros gatos, pero también puede dirigirse a perros y personas. Los gatos marcan su territorio vigilando, frotando la barbilla y orinando. Pueden acechar, perseguir y emboscar a un intruso al tiempo que muestran posturas ofensivas del cuerpo, incluyendo silbidos, golpes y gruñidos. Algunos gatos toman una postura lenta y constante en su acoso, mientras que otros de forma inmediata y agresiva dan caza al intruso. El territorio percibido de un gato podría ser no sólo la casa, también el patio.

Algunas de las situaciones más comunes que desencadenan la territorialidad son:

  • El gato en el hogar alcanza la madurez sexual.
  • Un nuevo gato se introduce en la familia y el hogar.
  • Se realizan cambios importantes en la familia o el entorno del gato (por ejemplo, en movimiento o alguien que se muda).
  • Los gatos callejeros del vecindario entran en el territorio del gato.

Agresión Idiopática

Dentro de la agresión idiopática se incluye cualquier tipo de agresión cuya causa no puede ser determinada o explicada a través de un historial de conducta o un examen veterinario. Los gatos con este tipo de agresión pueden atacar violentamente a sus dueños, pueden morder repetidamente y permanecer en estado de excitación durante largos períodos de tiempo.  Estos gatos son peligrosos, y los dueños de estos gatos deben evaluar cuidadosamente su calidad de vida, así como la seguridad de quienes los rodean.

 

Solución a un gato agresivo con gatos y personas

Protegiéndote y protegiendo a tu gato

El primer paso es evitar que tu gato te dañe. Recorte sus uñas de las patas de modo que si araña hará menos daño.

El siguiente paso es identificar los desencadenantes del comportamiento agresivo. Escribe una lista de todas las circunstancias que rodean dicho comportamiento, incluida la hora del día y el día de la semana, las interacciones con otros animales y personas etc…

Una vez que los haya identificado, evita los desencadenantes para resolver el comportamiento de agresividad.

Presta atención al lenguaje corporal de tu gato y aprende a reconocer las señales que ocurren poco antes de que tu gato ataque. Para algunos gatos, esto supone pupilas dilatadas y un cambio en la posición de las orejas. Para otros gatos, una cola que se agita rápidamente o una postura corporal tensa y agachada.

El objetivo es reconocer las señales que muestra tu gato antes de que se comporte de manera agresiva.

Beneficios de enriquecer el entorno de tu gato

La mejora del entorno de vida del gato puede tener múltiples beneficios para los que muestran comportamientos agresivos.

Puedes aliviar el aburrimiento y la frustración, estimular la mente y proporcionar una forma adecuada de juego y liberación de energía. Muchos comportamientos indeseables pueden reducirse brindándole a su gato suficientes opciones de enriquecimiento. 

Sin embargo, algunas formas de enriquecimiento pueden no ser adecuadas dependiendo de los factores desencadenantes, así que asegúrate de que lo que le proporcionas no haga que tu gato esté demasiado excitado o temeroso.

 Aquí tienes algunas ideas:

  • Crea una caja con juguetes para tu gato, pero mantenla controlada por tí. Los juguetes que están disponibles todo el tiempo rápidamente se vuelven aburridos. A los gatos les gusta la novedad y el movimiento rápido. Gira los juguetes dentro y fuera de la caja cada tres días, de modo que solo se le permita jugar con los juguetes durante unos días, y luego añadirás algunos juguetes nuevos y emocionantes.
  • El olor es importante para los gatos y puede hacer que un juguete sea más emocionante. Lleva contigo pequeños juguetes antes de entregárselos para que adquieran tu aroma, o ponlos en el jardín para que adquieran el aroma del aire libre. A algunos gatos les encanta el olor de los juguetes con catnip.
  • Los juguetes interactivos (juguetes que tienes que manipular para hacerlos divertidos, como una pluma unida a una varita y una cuerda) tienden a mantener el interés de los gatos durante el mayor tiempo. Si tienes un gato activo, debes jugar con él por un mínimo de 20 minutos dos veces al día. Nunca uses juguetes que impliquen usar tu mano, o cualquier otra parte del cuerpo, ya que podrías fomentar un comportamiento agresivo enseñando a tu gato que está permitido atacar tus manos.

Sugerencias adicionales para ayudar a un gato agresivo

Controlar el comportamiento evitando todas las circunstancias que causan un comportamiento agresivo es una solución adecuada si se mantiene seguro y su gato no parece tener problemas emocionales. Si la administración ha mejorado la situación, no se sienta obligado a tomar medidas adicionales. Sin embargo, debe buscar ayuda profesional si la situación ha permanecido estática o está empeorando, o si su gato tiene desencadenantes inevitables o parece ansioso de forma regular. Hay veterinarios que se especializan en el cuidado de gatos y asesores certificados en comportamiento felino . Uno de estos profesionales puede ofrecerle ayuda a usted y a su gato a la vez que mantiene a todos a salvo.

Mientras tanto, las técnicas básicas de modificación de comportamiento que puede probar incluyen:

  • Refuerza los comportamientos que te gustan con recompensas.
  • Trata de enfocar la atención de tu gato antes de que actúe de manera inapropiada.
  • Combina hechos que son inevitables con golosinas deliciosas: cuando se enciende el lavavajillas significa que va a recibir una golosina de atún, el ruidoso aparato se vuelve menos aterrador para tu gato.

Quizás quieras probar productos de feromonas como Feliway. También es una buena idea consultar con el veterinario. Este puede sugerir suplementos nutricionales, un cambio en la dieta o medicamentos.

Hay algunas técnicas que siempre debes evitar. Manténgase alejado de lo siguiente y busque consejos adicionales si el profesional con el que está trabajando lo recomienda:

  • No castigues a tu gato. El castigo no solo puede hacer que tu gato sea más agresivo, sino que también dañará su relación. Incluso se deben evitar los castigos que se consideran leves, como rociar a un gato con una botella con atomizador, lanzar objetos al gato (o a cualquier otro lugar) para causar un ruido, agitar una lata con algo ruidoso y un aislamiento prolongado.
  • No empuje a su gato más allá de su nivel de comodidad porque es probable que cause contratiempos y obstaculice su progreso.

Finalmente, póngase en el lugar de su gato: piense cómo se podría sentir él y trate de entender su comportamiento desde su punto de vista. Es importante mantener la paciencia y el apoyo de su gato mientras mantiene a todos seguros. Hay muchos profesionales con experiencia considerable que trabajan con estos problemas para que pueda sentirse cómodo porque no es un problema exclusivo de su gato.

 

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Sígueme en Feedly

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado