Cómo curar las almohadillas agrietadas de tu gato

3

 

Las almohadillas agrietadas y secas pueden ser algo doloroso para tu gato. Por eso es necesario curar las almohadillas agrietadas de tu gato de forma rápida y segura.

Por lo tanto, te habrás preguntado, ¿Cómo puedo curar las almohadillas agrietadas de las patas de mi gato? 

Es de vital importancia para tu mascota que mantengas sus almohadillas en buenas condiciones. Además de la incomodidad de caminar, los gatos experimentan el mundo a través de las vibraciones. Confían en sus patas para escapar de los depredadores, y para detectar temperaturas y texturas.

También te puede interesar leer el artículo: 9 características qué debes conocer de las patas de los gatos.

¿Qué causa las almohadillas de la pata agrietada en los gatos?

Normalmente, las almohadillas de las patas de tu mascota se desgastarán con el uso regular. Pero, también hay otras causas que determinan el que tu gato tenga las almohadillas agrietadas y secas:

1. Clima frío

Si a tu gato le gusta pasear, el clima frío dañará sus almohadillas.

Si ha estado nevando, la sal que se echa para deshacer la nieve podría empeorar la situación.

Podría decirse que más peligroso que el frío es el calor excesivo. Las almohadillas del gato pueden sufrir quemaduras solares muy rápidamente en pleno verano.

Antes de dejar salir a tu gato, comprueba la temperatura de la acera. Puedes hacerlo colocando el dorso de tu mano en el suelo. Si está demasiado caliente para tu gato, trata de que permanezca en el interior del hogar.

3. Garras largas

A veces, las garras de un gato crecen demasiado largas, curvándose y dañando sus almohadillas.

4. Productos químicos para el hogar

Los productos que usamos en el hogar para la limpieza pueden ser peligrosos. Controla derrames de sustancias como la lejía. Estos dañan las patas de los gatos y además pueden ser tóxicos si se lamen las patas.

También debes tener cuidado con los productos químicos que utilizas para limpiar pisos y superficies.

5. Carencia de zinc

¿La comida para gatos que das a tu mascota contiene las vitaminas y minerales que necesita para mantenerse saludable? Si es una comida de alta calidad contendrá todo lo que tu gato necesita, incluido el zinc.

Si tu gato no tiene suficiente zinc en su dieta, su piel y las almohadillas sufrirán.

6. Condiciones médicas

Un gato que vive con un trastorno inmunológico, como el virus de inmunodeficiencia felina (FIV), puede sufrir almohadillas agrietadas. Otras problemas médicos, como la leucemia felina o incluso la diabetes, también pueden ocasionar patas agrietadas.

Instagram:@ jun.7736

Remedios para las almohadillas agrietadas del gato

Cuando notes que tu gato tiene almohadillas agrietadas y secas, usa alguno de los siguientes remedios caseros:

  • Omega-3, es un ácido graso que es fundamental para la salud de un gato. Omega-3 ayuda a el cuidado de las uñas y piel. El pescado es una fuente natural de Omega-3, así que puedes ofrecer atún enlatado como un tratamiento ocasional. Alternativamente, los suplementos de omega-3 están disponibles en la mayoría de las tiendas de mascotas.
  • La vitamina E, es otra forma de lograr una piel sana en un gato.

La humedad en la dieta de tu gato es vital para mantener hidratada su piel. Si se alimenta exclusivamente de alimentos secos trata de que beba suficiente agua.

Instagram:@ mattagram_m2m

Además de la dieta, también puedes aplicar productos del hogar a las almohadillas de tu gato. Eso sí, no olvides que los gatos se lamen las patas, asegúrate de aplicar un producto que no sea tóxico. Entre estos productos beneficiosos estarían:

  • Vaselina. El masaje de vaselina en patas de gato secas y agrietadas es un remedio popular. Esto humedecerá las almohadillas, en pequeña cantidad es segura aunque se lo lama, e incluso ayudará a tu gato a pasar las bolas de pelo.
  • Aceite de coco. El aceite de coco es un humectante natural ideal para la piel de los animales. También es irresistible para muchas mascotas. El aceite de coco es seguro en pequeñas dosis, pero modera la ingesta de tu gato. Es muy graso, y puede engordar. Además, demasiado aceite de coco puede causar diarrea y vómitos.
  • Aloe Vera. El Aloe Vera puede aliviar muchos males de las patas de tu gato. Puede ayudar con las infecciones por hongos, aunque no es un sustituto de los antibióticos. Sin embargo, puede ser tóxico si se lame en grandes cantidades. 

 

Las almohadillas de mi gato están agrietadas y sangrando

Si bien las patas de un gato a menudo terminan agrietadas por el uso excesivo, el sangrado no es normal. Esto debe ser tratado de inmediato.

Cuando notes que las patas de tu gato sangran, comprueba si tiene objetos extraños. Tu mascota puede haber pisado cristales rotos, pinchos, o piedras afiladas. Si encuentras algo y se lo puedes quitar, hazlo.

Luego debes lavar la pata lesionada con agua tibia y antiséptico. Puedes tapar el área herida con un calcetín atado o una venda. Esto último será menos molesto para tu gato, pero asegúrate de que no se lo quite.

En el caso del sangrado de las patas, debería verlo un veterinario. Siempre es más seguro asegurarte de que no haya una razón médica en esa dolencia. 

 

Las almohadillas de mi gato están secas y peladas

Las almohadillas peladas en tu gato puede ser algo común en el verano. Al igual que la piel humana, se pueden quemar las patas de un gato.

Que se pelen las almohadillas a veces también es un resultado de la exposición a los alérgenos. ¿Has cambiado recientemente algún producto para el hogar? ¿Has introducido una nueva arena para gatos? Si es así, las patas de tu gato pueden estar reaccionando a esto.

Instagram:@aneoinavalon

¿Cómo puedo prevenir las almohadillas agrietadas en mi gato?

Si puedes, evita que las almohadillas de tu gato se sequen y se agrieten. Para ello:

  • Humecta las patas de tu gato regularmente. Una o dos veces por semana.
  • Controla el tiempo de tu mascota al aire libre, evita que sufra condiciones climáticas adversas.
  • Lava las patas, con regularidad, con agua tibia, especialmente si está al aire libre.
  • Mantén las uñas de tu gato recortadas
  • Trata cualquier lesión relacionada con las patas tan pronto como la notes.

Recuerda que tu felino necesita sus almohadillas para algo más que caminar. Esto implica que tienes el deber de cuidarlas para protegerlas.

La curación de las almohadillas agrietadas es algo habitual para la mayoría de los dueños de gatos. 

Propietario imagen de la portada: Instagram:@silence.of.the.meow

Estoy deseando escuchar tu opinión

      Encantado de que dejes un comentario

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      Migatapersa
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado