Cama para gatos. Guía de compras 2018.

Cama para gatos. Guía de compras 2018.
3 (60%) 2 votes

 

¿Harto de encontrar a tu gato durmiendo profundamente encima de tu pila de ropa recién lavada? ¿Cansado de que tu gato ocupe toda tu cama y no te deje dormir?. Cualquiera que sea el motivo, has decidido que ya es hora de que tu gato tenga su propio lugar para dormir.

Los gatos pasan durmiendo acurrucados al día aproximadamente 12-16 horas, afortunados ellos. Si a tu gato no le proporcionas su propia cama para dormir, terminará usando uno de tus muebles más queridos como cama, dejando un montón de pelo, o acabará durmiendo en algún lugar que no te guste, como la canasta donde guardas la ropa recién lavada.

Tus gatos merecen tener su propia cama para disfrutar de un sueño tranquilo. ¿Cómo elegir la cama perfecta para tu amigo felino?

Aunque puede no parecer lo más importante del cuidado de tu gato, es fundamental elegir su lecho adecuado. Un gato pasará mucho tiempo en su cama, y ​​es esencial que esté lo más cómodo y hogareño posible. Aquí hay algunas cosas que debes considerar cuando tomas una decisión sobre el hábitat de tu gato. elegir una cama adecuada debes considerar los siguientes factores:

  • Elegir el tamaño adecuado al tamaño de tu gato. Ten cuidado, no olvides que los gatitos no se mantendrán pequeños y lindos para siempre. Algunos pueden crecer mucho más de lo que esperabas si la adquieres cuando el gato es pequeño.
  • La forma de la cama.
  • La comodidad que aporta a tu gato.
  • Sus posibilidades de lavado y limpieza.

Tamaño de la cama para gatos

Al elegir la cama adecuada para tu gato, lo primero será considerar el tamaño más adecuado. Si bien debes asegurarte de que sea lo suficientemente grande para tu gatito, también debes asegurarte de que no sea tan grande que puede ser incómoda para tu amigo felino. Los gatos necesitan un poco de espacio para estirarse, girar y poder acurrucarse fácilmente, una cama demasiado estrecha no será cómoda. Por otro lado, es probable que tu gato no se sienta seguro en una cama demasiado grande.

Por lo general, los gatos duermen acurrucados, pero recuerda que si tu gato tiene exceso de peso o tiene huesos grandes, no se doblará como un gato más delgado. También los gatos con artritis u otros problemas articulares tienen sus dificultades para dormir.

Deberás tener en cuenta la raza de gato que tienes. Si tienes un gato grande como Maine Coon, asegúrate de elegir una cama más grande. Por el contrario, un gatito como el Sphynx sin pelo será más adecuada una cama más pequeña.

Mide el tamaño de tu gato desde la cabeza hasta la base de su cola y agrega algunos centímetros. Si tu gato prefiere estirarse para dormir en lugar de encogerse como una una pelota, esos centímetros extra le darán el poco espacio adicional que necesita.

Si tienes dudas, elije un tamaño más grande en lugar de uno más pequeño.

¿Qué estilo de cama es la mejor para tu gato?

Hay muchos estilos de camas para gatos disponibles, el tratar de elegir el mejor puede darte quebraderos de cabeza. El tamaño, los materiales, la calidad y el fabricante influyen en el precio, al igual que el lugar donde se compra. A veces, una cama de gato barata puede ser tan cómoda como una de mayor precio, aunque las camas con características especiales como telas lujosas y calentadores para gatos obviamente costarán más.

Las camas para gatos pueden ser de una gran variedad de formas: redondas, oblongas, en forma de cubo, túnel, bola y pirámide. Algunas camas para gatos están abiertas en la parte superior, mientras que otras ofrecen un abertura simulando una cueva. Las camas para gatos con forma de “saco de dormir” son perfectas para los felinos que les gusta meterse debajo de las colchas. Incluso hay camas con calefacción, maravillosas para los gatos con artritis que se recuperan de la enfermedad. También puedes encontrar elegantes camas para gatos con diseños divertidos, pero son más caras.

Tipos de camas para gatos

  • Cesta (mimbre o plástico). Una cesta de mimbre es el tipo más tradicional de camas para gatos. Puedes poner una manta o almohada para que tu mascota se sienta cómoda. Sin embargo, una canasta de mimbre es más difícil de limpiar y es fácil que la mordisquee el gato. La puedes sustituir por una de plástico y añadir tela y cojines. Este tipo de camas para gatos generalmente no es muy caro.

 

 

  • EsteraUna simple estera para gatos es otra opción económica, a muchos gatos les encanta. Además, hay algunos modelos con calefacción para calentar a tu gato durante los fríos inviernos.

 

 

 

  • Cama CerradaEste tipo también se llama de Igloo. Ofrecen seguridad y protección para el gato junto con calidez y privacidad. A muchos gatos les encantan las camas cerradas, sobretodo cuando son tímidos, ansiosos o nuevos.

 

 

 

  • HamacaPor lo general, se cuelgan sobre radiadores para proporcionar el calor que todos los gatos adoran. Además, tu gatito puede mirar por la ventana, apuesto a que le encanta ver pájaros, ya que la caza es el instinto natural de un gato. 

 

 

  • Modelo DonutEste tipo de cama necesita un poco de explicación. Personalmente, no veo mucho parecido con la comida. Parece una cama de gato de las que mencioné antes, pero tiene lados ligeramente más altos. Tanto el “suelo” como los laterales están hechos de un material de tela suave y acolchado.

 

 

  • Cama con calefacciónBásicamente, podría ser cualquier tipo de cama descrito anteriormente. En este caso te mostraré un modelo sencillo muy semejante a las mantas eléctricas de nuestras casas. La resistencia está cubierta por una tela para que no se queme el gato. Por alguna razón, los gatos generalmente prefieren sentarse en superficies cálidas, por lo que puedes estar seguro de que este será el lugar favorito de tu gato. Una cosa más a tener en cuenta es que las camas de gato con calefacción son mejores para las zonas con inviernos fríos y  para gatos mayores, artríticos, recién nacidos o animales que se recuperan de enfermedades o lesiones.

 

 

 

Características importantes a tener en cuenta al comprar una cama para tu gato

  • Tamaño correcto para tu gato.
  • Cómoda.
  • Que proporcione calor.
  • Fuerte y durable.
  • Fácil de limpiar.
  • Segura (sin tela colgante ni cuerdas).
  • Lo suficientemente firme para proporcionar soporte.

Es conveniente una cama que pueda limpiarse y sea segura

Trata de que los  materiales de la cama sean  fáciles de limpiar y de lavar. Las camas con fundas desmontables son ideales para colocar directamente en la lavadora. Una funda de repuesto puede ser útil cuando la otra está en la lavadora y así cama de tu gato esté siempre disponible. El lavado regular ayudará a reducir la propagación de bacterias, así como a reducir los olores.

Un remedio a los olores son las camas de gato con algunas virutas de cedro en el relleno. El cedro es un repelente de insectos natural y también huele muy bien. Es una buena alternativa a los productos químicos.

Hay algunas camas para gatos realmente bonitas con encajes y otros accesorios de moda, camas muy similares a las nuestras, aunque es divertido comprar esas camas, es importante que compruebes que sean seguras para tu gato. El gato puede digerir fácilmente cuerdas que cuelgan o encajes, lo que puede provocar su asfixia. Lo mejor es comprar una cama para gatos que esté libre de estos accesorios de moda, no te preocupes, puedes encontrar bonitas camas para gatos que sean seguras. 

Cama cálida y fresca

A los gatos les encanta sentir calor en invierno y frescor en verano, como a los humanos. Los gatos pueden sudar, pero poco porque tienen la mayoría de las glándulas sudoríparas en sus patas. Las buenas camas para gatos se enfrían  están hechas de una tela transpirable para climas cálidos.

Por otro lado, si vives en un lugar con inviernos fríos, una cama para gatos autocalentable podría ser la solución.

Dónde colocar la cama de tu gato

Dónde colocar la cama también es otro aspecto importante a considerar y será muy importante que se base en la preferencia y personalidad de tu gato. La mayoría de los gatos no podrán relajarse en una cama que está en el medio de la habitación más ruidosa de la casa. Los gatos tienden a elegir un lugar tranquilo donde se sienten seguros para dormir.

El mejor lugar para colocar la cama de tu gato sería esa zona del hogar que ya se ha elegido como “área de descanso segura”. Si a tu gato le gusta dormir alto, entonces es mejor colocar la cama en un lugar que sea seguro pero alto, asegúrate de que la cama no se voltee ni se deslice.

No elijas la ubicación de la cama basándote en tus gustos, lo más seguro es que fracases. Si tu gato ya ha marcado sus espacios preferidos para dormir en el hogar, utilízalos como referencia. 

Si tu objetivo es cambiar el área de dormir que tu gato usa actualmente, lo mejor será tentar a tu gato a usar esta cama haciéndola que tenga un olor “familiar”, frota una de sus mantas en su cama para que tome su olor y pueda asociar su aroma con la cama. Recompensa a tu gato con elogios o golosinas cuando comience a usar su nueva cama. 

La cama para tu gato ha de ser cómoda

Aunque tu gato no necesita dormir en algo de lujo, una cama cómoda es beneficiosa. Si la cama que le proporcionas no es lo suficientemente cómoda, tu gato elegirá dormir en otros lugares donde tu no quieras, como tu cama o el cesto de la ropa. Debes tratar de proporcionar un producto cómodo, no solo una caja para tu mascota.

Camas baratas para gatos

Y si no quieres gastar dinero y tienes habilidad para las manualidades aquí te muestro un vídeo para que confecciones una cama con un jersey. Necesitarás lo siguiente:

  • Una camiseta o jersey.
  • Relleno de cojín.
  • Aguja e hilo.

Pasos a seguir para hacer la cama para  tu gato:

  1. Coses el jersey de una axila a la otra.
  2. Rellenas el jersey, tanto el cuerpo como las mangas.
  3. Cose cerrando la parte inferior y el cuello.
  4. Cose las mangas y únelas alrededor del cuerpo del jersey. ¡Y ya está!

 

 

Etiquetas:

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado