Causas más habituales de los vómitos en los gatos

Cuando tu gato sufre episodios repetidos de vómitos, o síntomas como sangre en el vómito, debilidad, letargo o fiebre, debes de acudir al veterinario de inmediato. A través de la formación que te ofrece el curso de auxiliar de veterinaria en ESSAE, reconocerás este y otros problema de salud de los gatos, y podrás ofrecer tus conocimientos a los propietarios de gatos, tanto si trabajas en una clínica veterinaria como en establecimientos del sector de mascotas.

El curso de auxiliar de veterinaria de ESSAE  te prepara para trabajar como auxiliar veterinario, harás prácticas en empresas con animales y, para cursarlo, no requiere experiencia ni estudios previos. La labor educativa del auxiliar veterinario es esencial para enseñar a los propietarios de mascotas su correcto cuidado y fomentar la tenencia responsable

Los gatos vomitan regularmente, pero debes preocuparte cuando expulsan comida sin digerir. El vómito y la regurgitación son diferentes: el vómito proviene del estómago, mientras que la regurgitación de la garganta.

A continuación, voy a guiarte de manera sencilla sobre las causas y soluciones de por qué tu gato tiene vómitos.

Vómitos y regurgitaciones son palabras que se usan indistintamente. Sin embargo, hay claras diferencias:

1. Regurgitación

La regurgitación felina es algo repentino e inesperado.  La regurgitación se produce en la garganta, al expulsar comida que no puede tragar. En este caso, la comida no ha llegado al estómago, lo regurgitado a menudo tiene forma de un tubo largo.

2. Vómitos

En el vómito se expulsa el contenido del estómago del gato. El tracto digestivo está rechazando la comida, el estómago se contraerá, provocando molestias, razón por la cual los gatos tienen arcadas antes de vomitar.

El vómito es algo cotidiano para los gatos, pero la regurgitación no lo es. Si tu gato está regurgitando comida, busque el consejo de un veterinario. Los vómitos, aunque son desagradables, son menos preocupantes.

¿Por qué mi gato vomita después de comer?

Hay varias razones por las que un gato puede vomitar después de comer, entre ellas:

  • Comida en exceso.
  • Comer demasiado rápido.
  • Cambios en la dieta.
  • Sin descanso después de comer.
  • Comida fría.
  • Alergias alimentarias.
  • Formación de bolas de pelo.
  • Problemas gastrointestinales.

1. Ingerir exceso de alimentos

Los gatos que comen en exceso pueden tener vómitos. Los gatos pueden comer más allá del punto de saciedad (polifagia) por las siguientes razones:

  • Estrés.
  • Diabetes.
  • Hipertensión.
  • El embarazo.
  • Problemas pancreáticos.

Deberás moderar la ingesta de alimentos de tu gato. El gato adulto promedio necesita 240 calorías por día, pero los gatos viejos y los poco activos requieren menos calorías.

2. Comer demasiado rápido

Algunos gatos comen demasiado rápido, lo que ocasiona un problema con la comida seca, que se expande en el estómago del gato, siendo expulsada la comida cuando se ejerza presión sobre su tracto digestivo.

La ansiedad es el motivo principal por la que los gatos comen demasiado rápido. Esto puede deberse a que el gato tiene una rutina alimentaria inconsistente, o comparte comida con otras mascotas.

Si tienes más de un gato, pon a cada gato su propio plato y aliméntalos en áreas separadas. Trata de tener un horario de comidas estricto. Asegúrate de que tu gato entienda que siempre se le dará de comer a una hora específica cada día.

Si esto no sirve, prueba a alimentar a tu gato con la mitad y con más frecuencia.

3. Ingestión de alimentos desconocidos

Si has cambiado la dieta de tu gato, es posible que experimente vómitos. Los gatos poseen estómagos muy sensibles y cualquier cambio repentino en la dieta puede alterar su digestión.

Por ejemplo, cambiar entre alimentos húmedos y secos tiene un impacto significativo. Incluso cambiar de marca de alimento puede generar problemas. Por lo tanto, cualquier cambio en la dieta deberías hacerlo de forma gradual.

Empieza mezclando la comida nueva con la habitual. La proporción puede ser 90% antigua y 10% nueva. En las próximas dos semanas, aumenta constantemente el porcentaje de la alimentación nueva.

4. No descansar después de comer

Los gatos necesitan descansar después de comer, ya que demasiado movimiento puede molestar su estómago.

Puedes jugar con tu gato antes de la hora de comer, porque esto lo dejará cansado. Así, una vez que tu gato haya comido, es probable que se acicale y se duerma.

Si tu gato quiere jugar o explorar después de comer, es más probable que vomite. El gato correrá y saltará, se revolverá su estómago, y puede expulsar el alimento que aún no haya digerido.

5. La comida está demasiado fría

Nunca alimentes a tu gato con comida extraída directamente del frigorífico, le resultará más difícil a su estómago digerir.

Cuando un gato come, busca replicar la experiencia de la caza. La presa viva tiene una temperatura corporal similar a la del gato, esto no ocurre con la comida del frigorífico.

Trata de que su comida tenga la temperatura ambiente antes de servir. Puedes calentar su alimento en el microondas, pero sin que se sobrecaliente.

6. Alérgico a determinados ingredientes alimentarios

Los gatos pueden desarrollar alergias alimentarias en cualquier etapa de su vida. La comida que le va bien puede hacer que un gato se sienta mal repentinamente.

También a tu gato puede provocarle irritación su comedero, ya que las alergias al plástico son comunes. Coloca la comida de tu gato en un plato de metal o porcelana. Si esto evita que tu gato vomite, el problema era el comedero.

7. Bolas de pelo

Cuando tu gato se acicala en exceso, y más si tiene el pelo largo, es habitual que vomite por una acumulación de pelo, el cual irrita la mucosa estomacal provocando el vómito. Ante este problema, es importante proporcionar una alimentación de calidad que favorezca el tránsito intestinal, incluye malta en la dieta y un cepillado diario.

8. Problemas gastrointestinales

Es posible que tu gato haya desarrollado un problema gastrointestinal, que puede ocurrir en cualquier momento de la vida de tu gato.

Aumenta la fibra en la dieta de tu gato, ya que esto eliminará cualquier bloqueo menor. Además, frota vaselina en las patas de tu gato. Tu gato se lamerá las patas y la vaselina lubricará el tracto digestivo.

Un veterinario puede tomar muestras de sangre y orina para revelar cualquier problema médico y obstrucciones intestinales.

Qué hacer después de que un gato vomita

Es probable que tu gato se encuentre bien después de vomitar. Después de un episodio de vómitos, un gato, si ayuna durante 12 horas, asentará su estómago. Una vez finalizado el ayuno, ofrécele a tu gato algo de comida blanda.

El pollo y el arroz es la comida perfecta. Dentro de las 24 horas, vuelve a la dieta habitual, animándolo a beber agua entre las comidas, no durante las mismas.

Mi gato no come después de vomitar

La mayoría de los gatos se comportan normalmente después de vomitar, salvo que los vómitos sean dolorosos o atemorizantes. Puede ocurrir que tu gato puede asociar la comida con estas experiencias negativas y dejar de comer.

Las maneras de motivar al gato para que vuelva a comer incluyen:

  • Servir comida con un olor fuerte.
  • Ofrece alimentos para bebés a base de carne.
  • Vierte caldo de carne o jugo de atún sobre la comida.

Animar a tu gato a comer de nuevo puede llevar su tiempo, ya que tu gato necesita volver a confiar en su comida.

Instagram@fairfieldhousevets

¿Debo ir al veterinario por los vómitos de mi gato?

Consulta a un veterinario si tu gato continúa vomitando por segundo día, porque esta condición se conoce como vómitos agudos. El vómito marrón en los gatos también es preocupante, porque puede ser síntoma de que el gato está sangrando internamente.

Los comportamientos preocupantes incluyen:

  • Letargo y depresión.
  • Pérdida de apetito y de peso asociada.
  • Negativa a beber agua.
  • Rastros de sangre en el vómito.
  • Le cuesta orinar.
  • Hinchazón alrededor del abdomen.
  • Mal aliento.
  • Falta de interés en el aseo.

Estoy deseando escuchar tu opinión

Encantado de que dejes un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Migatapersa
El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado