Elige a tu gato. Traer un gato a casa

1
Elige a tu gato. Traer un gato a casa

 

Elegir qué tipo de gato quieres, es el primer paso antes de comprar o adoptar un felino. Macho o hembra, mestizo o de raza pura, raza de gato hipoalergénica … Es mejor pensarlo bien, antes de comprometerse por un mínimo de 15 años que puede vivir un gato.

Para tomar una decisión acertada y conseguir un final feliz, es preciso que sepas qué quieres y qué esperas de la convivencia con el gato. Las siguientes orientaciones te ayudarán a tomar una decisión:

 

Elije tu gato: ¿ gato de raza o mestizo?

La primera pregunta que hay que hacer antes de acoger a un gato en tu casa es la de su origen: gato callejero (gato mestizo o sin raza específica y, a menudo, salvaje) o gato de pura raza.  Para elegir debes tener en cuenta los siguientes elementos:

  • Los gatos callejeros son los más comunes y fáciles de obtener. Los refugios están llenos de adorables gatitos para adoptar, con ello también haces una gran labor de respeto a los animales.
  • Pero los gatos de raza pura también tienen sus cualidades:
    • Como consecuencia de los criterios de selección realizados por criadores durante muchos años, los gatos de pura raza tienen un carácter bien fijado, que podemos saber de antemano; ¡lo cual es más difícil de determinar en un gatito que es el fruto de amores nocturnos entre dos gatos vagabundos!
    • Además, los gatos de pura raza tienen características físicas fijas y un “estándar, que define el aspecto externo y los rasgos característicos.

 

Solo dentro de la familia de los gatos nos encontramos con 100 razas reconocidas. Para organizarse, se dividen en 4 categorías: en la primera, están los persas y exóticos; en la segunda. los de pelo semilargo mientras en la tercera están los de pelo corto. Por último, en la cuarta, están los siameses y orientales.

De los gatos de raza se conocen sus exigencias, cosa ue no ocurre en los gatos comunes. Los gatos de pelo largo y semilargo (Persa, Maine Coon) necesitan de más cuidados que las razas de pelo corto (Siamés, Cartujo, Birmano).

El Siamés y el Oriental de pelo corto son muy comunicativos y temperamentales. Las razas más adecuadas para las personas mayores son el pensativo Persa, el manso Biermano y el retraído Cartujo.

Los gatos que aceptan los “movidos” juegos infantiles son: El Maine Coon, Ragdoll y Bosque Noruego. Muy cariñosos son el Abisionio, el Siamés y el Angora Turco.

 

Elige el sexo de tu gato: ¿macho o hembra?

La diferencia de sexo no supone una gran diferencia entre los gatos. Ejemplares dóciles y modélicos los hay de ambos sexos. Pero si a tu sedentario gato le quieres proporcionar un compañero, lo más recomendable es que sea un gatito macho que deberá ser castradado antes de alcanzar la madurez sexual.

En general, es importante saber que es durante la temporada de celo  cuando los gatos están más agitados:

  • Los machos tienden a luchar y dejan marcas de orina frecuentes.
  • Las hembras emiten maullidos muy agudos para romper tus tímpanos.

Pero esto solo se aplica a los gatos que no están esterilizados y vivan fuera. Si vives en una vivienda y quieres esterilizar a tu gato, el sexo del gatito es de poca importancia.

 

Elegir a tu gato: la alergia

Si eres alérgico a los gatos, aún puedes tener uno en casa, eso sí, eligiendo la raza correcta. De hecho, en la mayoría de los casos, las personas son alérgicas a una proteína producida por los gatos , FEL D1. Está presente en la saliva del animal, y se deposita en su pelo cuando se lame. Es por eso que se cree que la alergia proviene del pelo. Una vez que el pelo del felino se desprende, estas proteínas alergénicas también se esparcen provocando la alergia.

Esta proteína, presente en la caspa del gato, provoca la reacción de alergia cuando entra en el cuerpo de personas con un sistema inmunológico muy sensible a estas sustancias. La molécula felina activa, en ese momento, una reacción de alergia en presencia de una toxina bacteriana común en las personas.

La respuesta del cuerpo son los conocidos estornudos y secreciones nasales del alérgico. El problema más grave lo tienen las personas con asma o que sufren otro tipo de alergias añadidas (como a los ácaros o al polen); ya que las reacciones de su sistema inmunológico se agravan.

Elegir a tu gato: toxoplasmosis

Si deseas tener un gato, pero lo dudas porque estás embarazada o planeas estarlo, y tienes miedo de contraer toxoplasmosis , debes saber que puedes  tenerlo de manera segura. De hecho, existen diferentes medios de prevención contra la enfermedad.

Las mujeres embarazadas y las personas inmunodeficientes son las dos poblaciones con mayor riesgo de desarrollar problemas de salud después de la exposición al Toxoplasma gondii. La infección en el útero es de gran preocupación en los humanos. Entre un tercio y la mitad de los bebés nacidos de madres que adquirieron Toxoplasma durante el embarazo están infectados. La gran mayoría de las mujeres infectadas durante el embarazo no presentan ningún síntoma y la mayoría de los bebés infectados no muestran síntomas de toxoplasmosis al nacer. Sin embargo, es probable que muchos de estos niños desarrollen signos de infección más adelante en la vida, que incluyen pérdida de visión y audición, retraso mental y, en casos graves, la muerte.

Prevención:

Los gatos deben ser alimentados preferiblemente con alimentos preparados comercialmente y no se les debe permitir comer carne cruda o roedores. También se les debe negar el acceso a las instalaciones en las que se almacenen alimentos y haya ganado que produzca alimentos.

La posibilidad de la exposición humana a través de los gatos con los que convivimos es relativamente pequeña. Ser dueño de un gato no significa que te vayas a infectar con Toxoplasma

Debido a que el  Toxoplasma gondii en las heces de gato tarda un mínimo de 24 horas en esporularse y volverse infeccioso, la eliminación frecuente de las heces de la caja de arena, usar guantes y lavarse las manos después, minimiza la posibilidad de infección. Es poco probable que estés expuesto al parásito al tocar un gato infectado, ya que generalmente no llevan el parásito en su pelaje. También es poco probable que te infectes a través de mordeduras o arañazos de gato. Los gatos de interior que no cazan presas o consumen carne cruda probablemente no estén infectados con Toxoplasma gondii

¿Cuáles son los criterios de elección?

La elección de un gato es un momento maravilloso, sin embargo, esta elección debe hacerse de forma reposada. El primer criterio para elegir un gatito debe ser su aparente buena salud. Examínalo cuidadosamente para verificar que todo esté bien:

  • Que sea vivaracho, juguetón y curioso.
  • Su pelaje debe ser brillante, espeso sin estar enmarañado ni enredado, y que la piel no presente costras ni se descame.
  • Sus ojos deben estar limpios, claros y brillantes.
  • Su nariz, boca y orejas deben estar limpias y sin mal olor.
  • Su vientre debe ser firme, pero ni duro ni hinchado. Un abdomen muy pronunciado puede ser síntoma de que tiene lombrices.
  • Su trasero debe estar limpio sin excrementos.

El gato también debe ser sociable  :

  • No debe ser tímido y debe dejarse abrazar sin mostrarse demasiado asustado. Si este no fuera el caso, sería un signo de mala socialización y correrías el riesgo de adoptar un gato que tendría trastornos de conducta durante toda su vida.
  • Si tomas al gato por la piel del cuello, debe dejarse hacer, con la cola doblada entre las patas traseras.

¿Donde puedo encontrar el gato de mis sueños?

Puedes comprarlo a un criador, o tal vez te lo pueda proporcionar un amigo o un lugar de acogida de animales.

 

 

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado