Consejos básicos para cuidar de tu gato Persa

Como sabéis tengo una gata persa de nombre Nina y escribo en este blog dedicado a los gatos desde hace unos años. Por ello, suelo de forma habitual, navegar por Internet para buscar información sobre gatos y las novedades de blogs que se ocupan de nuestros compañeros felinos.

En este año, he descubierto interesantes contenidos en una web El gato feliz con la que me siento identificado, ya que sus creadores tienen de compañero a un gato de raza persa como yo, y además sienten un profundo conocimiento y amor por los felinos.

El gato feliz es una web que te aportará todo lo que necesites saber para el cuidado de nuestros increíbles compañeros felinos: productos, tipos de razas, alimentación, salud, cuidados. Y algo que también me ha parecido muy interesante, es que te informan de los pasos a seguir si optas por la adopción de un gato. Esta opción es una excelente manera de dar otra oportunidad, y una mejor calidad de vida a gatos que han tenido que vivir una experiencia traumática en la calle.

A continuación, un poco de historia de esta web y aprovecho para indicar unos cuidados básicos para nuestros gatos persas.

¿Quiénes son los creadores de la web El gato feliz?

Detrás de la web El gato feliz están Susana e Ismael, dos apasionados de los gatos que lo demuestran con la adopción de sus gatos, y con los conocimientos que nos muestran en los variados artículos de su web.

En 2012 adoptaron un precioso gato persa al que llaman Aser. De forma sorprendente, lo lograron criar con apenas unos días. Hoy en día, Aser se ha convertido en un hermoso gato juguetón, pero a la vez tranquilo, al que no le gusta mucho las caricias humanas. Esto debe ser bastante común en esta raza, con mi gata sucede lo mismo, las caricias pocas y cuando ella quiere.

Pasado un tiempo, decidieron adoptar a un gato callejero al que pusieron de nombre Ronda. Es una historia muy bonita de como esta pareja decide costear la operación de cadera de este gatito, al que le habían dado una patada y provocado una importante lesión.

Unos meses más tarde la familia gatuna se amplía con otros dos gatos, Jackie y Nuca, uno blanco y otro negro.

No os cuento más, lo mejor es que visitéis su página web El gato feliz, en la que compartirán con vosotros sus conocimientos del mundo gatuno y las experiencias diarias con sus gatos.

El precioso Aser. www.elgatofeliz.es

Cuidados imprescindibles para un gato persa

Como Aser y mi gata Nina son dos gatos de raza persa, aprovecho para indicar una serie cuidados que debemos seguir todo propietario de esta raza de gatos tan delicada y hermosa.

Sí, los gatos persas requieren mucha preparación y cuidados. Pero una vez que sabes lo que tienes que hacer, te resultará placentero y será una forma de vincularte con tu gato.

Para que esto sea una experiencia agradable, debes tener las herramientas necesarias y conocer las técnicas esenciales para su aseo. A continuación, te indico unas pautas a seguir.

1. Cuidado de los ojos

Debido a su peculiar estructura facial, los gatos persas a menudo tienen problemas con sus conductos lagrimales. Las lágrimas y la secreción ocular pueden decolorar su pelo

Para evitar las manchas de lágrimas, limpia sus ojos de forma habitual. Usa un algodón y agua tibia para limpiar cualquier descarga ocular, emplea un trozo de algodón nuevo para cada ojo, con ello evitarás una infección.

Si ya tiene manchas, puedes utilizar un limpiador ocular con ácido hialurónico para gatos, humedece un algodón coloca la mano sobre los ojos de tu gato y limpia la mancha.

Cómo limpiar ojos de gato persa

2. Cuidado del pelo de un gato persa

Las capas interiores del pelo de los gatos persas tienden a anudarse con facilidad, por lo que debes tratar de que no se formen nudos y estos se conviertan en esteras, lo que puede ser doloroso y deben eliminarse. Estos nudos pueden ocasionar infecciones de la piel que se encuentra debajo de ellos.

Para asegurarte de que tu gato persa se adapte al cepillado, tendrás que empezar a hacerlo desde pequeño. Desde el primer día, asegúrate de cepillar a tu gatito para que se acostumbre a esta experiencia. Una sesión de cepillado completa debe durar alrededor de 15 minutos.

Comienza por peinar suavemente el pelo de tu gato en el sentido del crecimiento del pelo. Empieza con un peine de dientes anchos para ayudar a aflojar los grandes enredos, a continuación, procede con el peine de dientes finos para peinar los nudos más pequeños y la cara. No te olvides del pelo de las axilas y detrás de las orejas, porque es más fino que en otras áreas y más dado a los enredos.

Otra herramienta necesaria es un cepillo de cerdas naturales y duras, que se usa principalmente  para esponjar la capa de pelos después de peinarlo.

Si no cepillas con frecuencia a tu gato persa, la única opción sería cortar los nudos y enredos, estropeando su hermoso manto de pelo. Otra consecuencia de la falta de cepillado podría ser la formación de bolas de pelo en el tracto intestinal.  En el mejor de los casos, el gato vomitará la bola de pelo; en el peor, podría causar un bloqueo intestinal.

3. Recorte de las uñas

A medida que sigues las pautas de aseo, tu gato podría decidir tomar “represalias” contigo. Por lo tanto, para evitar arañazos, comienza cortando sus uñas. También es importante mantener sus uñas cortas para que no se corten accidentalmente mientras se rascan.

Asegúrate de tener cortaúñas diseñados para gatos, este debe ser curvo.

Haz todo lo posible para ayudarlo a estar tranquilo. Presiona y masajea sus patas para exponer la garra. Esto ayudará a tu gato a sentirse cómodo con este proceso.

Una vez que veas que está listo, puedes comenzar el corte de las uñas. Recorta la parte blanca de su uña. El área rosada contiene vasos sanguíneos y puede ser muy dolorosa si accidentalmente cortas esta parte. Puedes hacerlo en varios días si tu gato no se siente cómodo con el proceso.

Si le cortas las uñas a tu gato demasiado y comienza a sangrar, no te asustes. Simplemente aplica polvo estético con un poco de algodón en la zona lesionada.

4. Limpieza de los oídos del gato persa

Inspeccionar las orejas de tu gato como rutina, evitará posibles infecciones del oído que de otro modo podrían pasar desapercibidas y sin tratamiento. Para limpiar las orejas de tu gato, sujeta la parte superior de la oreja y gírala suavemente hacia adentro para ver su interior con nitidez.

La presencia de una pequeña acumulación cerosa es normal. Por el contrario, cuando te encuentres una descarga parecida al pus verde o amarillo, rojo o rojo oscuro, que huele bastante mal, o cualquier otra descarga fuera de lo común, lleva a tu gato al veterinario. Este tipo de secreción indica una infección bacteriana o fúngica o una infestación de ácaros.

Primero, echa el limpiador de oídos directamente en cada una de las orejas. Luego masajea la base de la oreja durante 15 o 20 segundos para que trabaje el limpiador, espera unos minutos hasta que el producto afloje la cera o la suciedad de la oreja.

Humedece una bola de algodón con el limpiador de oídos y limpia suavemente las orejas del gato. No profundices demasiado en el canal auditivo, puede dañar o incluso romper un tímpano, especialmente si hay una infección presente. 

Aser pensando. Instagram@webelgatofeliz

Problemas de salud comunes del gato persa

Al igual que todos los gatos de raza pura, los persas son propensos a una serie de problemas de salud que se mantienen con la reproducción selectiva. Muchos de estos problemas están relacionados con su estructura facial, aunque también pueden presentar problemas genéticos de salud no relacionados con sus características físicas. 

Los problemas de salud comunes a tener en cuenta entre los gatos persas incluyen:

  • Enfermedad poliquística del riñón, una enfermedad genética que afecta a uno o ambos riñones que suele aparecer cuando el gato tiene entre 7 y 10 años.
  • Dificultades respiratorias a causa de sus narices chatas
  • Enfermedades en los ojos, como la atrofia progresiva de la retina, protuberancias de los párpados (ojo de cereza)  y párpados plegados hacia adentro (entropión).
  • Derivación hepática, esta afección ocurre en gatos que padecen una enfermedad hepática y puede requerir cirugía, medicamentos y posibles cambios en la dieta.
  • Exceso de lagrimeo.
  • Cálculos en la vejiga e infecciones de la vejiga.
  • Miocardiopatía hipertrófica, que consiste en un engrosamiento de las paredes musculares del corazón.
  • Seborrea idiopática, esta afección provoca un exceso de grasa en la piel y un mal olor.
  • Sensibilidad al calor.

Instagram:@Persian_cat_likely_friend

¿Qué se le puede dar de alimentación a un gato persa?

La alimentación de un gato persa ha de ser con pienso seco o húmedo, según lo que desees o te recomiende el veterinario. En cualquiera de los dos casos, siempre debes ajustarte a las cantidades que corresponden a la edad o necesidades especiales.

Su comida debe ser rica en proteínas y fibra y baja en grasas y puede ser húmeda, seca, cruda o una mezcla de dos o más tipos. No olvides que los gatos son carnívoros estrictos.

Como los gatos persas no son muy enérgicos, ten cuidado de no sobrealimentarlo, ya que su inactividad puede provocar aumento de peso y obesidad. El sobrepeso en el gato persa o en cualquier otro, provoca enfermedades en los aparatos cardíaco, renal y digestivo.

Debido a sus caras chatas, algunos persas pueden tener dificultades para comer alimentos de ciertas formas o tamaños, por lo que si tu persa no come de forma adecuada, puede necesitar un cambio en la forma de los alimentos.

Otra cuestión que debes vigilar con esta raza, es el control de las bolas de pelo que se le puedan formar. Son de pelo largo y necesitan más aceite en su dieta para eliminar los pelos que podrían formar bolas en sus intestinos.

En este caso, con un persa, probablemente lo más seguro es una dieta rica en aceites y fibras para esas molestas bolas de pelo. De lo contrario, puede proporcionar un tratamiento contra las bolas de pelo como pasta de malta de vez en cuando. La pasta de malta ayuda a eliminar este exceso de pelo y lo envía a través del tracto digestivo. Lo hace a través de su efecto laxante natural que ayuda a mejorar el tránsito intestinal.

Estoy deseando escuchar tu opinión

      Encantado de que dejes un comentario

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      Migatapersa
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado