La displasia de cadera en gatos. Causas, síntomas y tratamiento

La displasia de cadera en gatos es el nombre dado a una anormalidad que se produce en el desarrollo de las articulaciones de la cadera. Si estas articulaciones no se forman correctamente, puede haber una mayor laxitud y un movimiento anormal de la articulación, y con el tiempo esto puede provocar la degeneración de la articulación y una osteoartritis dolorosa.

Millones de gatos en el mundo probablemente sufren dolor de cadera debido a la displasia, pero este problema de salud del gato rara vez se ha estudiado, al contrario que en los perros.

En qué consiste la displasia de cadera en los gatos

Es una enfermedad degenerativa que causa una malformación de la articulación de la cadera, lo que provoca dolor y rigidez. 

Una articulación normal y funcional de la cadera consiste en una cabeza femoral redondeada que se asienta en una estructura en forma de zócalo llamada acetábulo. La articulación funciona gracias al cartílago, el líquido articular y músculos.

Cuando un gato tiene displasia de cadera, la cabeza femoral desarrolla una forma irregular y no se asienta correctamente dentro del acetábulo. La articulación se vuelve inestable, ocasionando dolor, inflamación y rigidez.

La articulación mal ajustada puede eventualmente erosionar el cartílago, dejando que el hueso roce. En algunos casos, la cabeza femoral se disloca del acetábulo. 

Con el tiempo, puede producirse osteoartritis y la articulación desarrolla crecimientos óseos anormales. Esto restringe aún más el movimiento y empeorando el dolor y la rigidez.

Instagram:@marley_finley_brothers

Causas de la displasia de cadera felina

En algunos gatos, la displasia de cadera no causará otra enfermedad obvia, pero en otros, con el tiempo pueden desarrollar una artritis significativa y dolorosa. Incluso en algunos felinos, se observa displasia de cadera junto con luxación rotuliana.

La displasia de cadera en los gatos es el resultado de una combinación de genética junto con factores ambientales, dietéticos y de estilo de vida. 

En cuanto a la causa genética la displasia de cadera se puede ver en cualquier raza de gato, pero es más común en:

  • Los Maine Coon.
  • El gato Persa.
  • El gato Himalaya.

Otras razas también pueden estar predispuestas, incluidos los gatos Siameses, Bengalíes, Devon Rex y Abisinios.

Entre los factores dietéticos, ambientales y de estilo de vida están:

  • Aumento de peso o presencia de obesidad.
  • Nivel nutricional.
  • Masa muscular en el área pélvica.

displasia en los gatos Maine Coon

Síntomas de la displasia en los gatos

Los síntomas de la displasia de cadera en su gato variarán según la cantidad de movimiento en la articulación de la cadera y el grado de inflamación en la articulación. Dependiendo de la duración y la gravedad de la progresión de la enfermedad, puedes notar:

  • Resistencia a correr, saltar o trepar.
  • Dificultad para subir  alturas.
  • Fortalecimiento de la musculatura de la parte delantera del gato, al ejercer más fuerza con las patas delanteras, evitando el peso en la cadera.
  • Cojera de las extremidades posteriores que puede notarse más después del ejercicio.
  • Pérdida de masa muscular en la parte trasera, alrededor de la articulación de la cadera.
  • Las patas traseras inusualmente juntas, de forma poco natural.
  • Muestras de dolor al tocarlo en la articulación de la cadera.

gato con dolor en la cadera

Diagnóstico de la displasia felina

El veterinario realizará un examen físico completo del gato, que incluirá un perfil químico sanguíneo, un conteo sanguíneo completo, un panel de electrolitos y un análisis de orina.

La inflamación debida a enfermedad articular se puede observar en el recuento sanguíneo completo. El veterinario también necesitará un historial completo de la salud del gato, la aparición de los síntomas y cualquier posible incidente o lesión que pueda haber contribuido a los síntomas de tu gato. Cualquier información que tengas sobre la familia de tu gato también será útil, ya que puede haber un origen genético.

Las radiografías son cruciales para visualizar los signos de displasia de cadera.

Tratamiento de la displasia en gatos

No hay un tipo de tratamiento para la displasia de cadera en gatos. Los casos leves de displasia de cadera en los que tu gato no muestra signos de dolor pueden no requerir ningún tratamiento.

  • Si su gato tiene sobrepeso, se lo someterá a una dieta restringida en calorías, ya que cuanto más peso tenga, mayor será la presión sobre las articulaciones.
  • Analgésicos para aliviar las molestias.
  • Antiinflamatorios para reducir la inflamación.
  • Suplemento de glucosamina.
  • Evita, el ejercicio fuerte, la escalada y los saltos, que pueden agravar aún más el problema.

Para los gatos que no mejoran después de lo anterior, será necesaria una cirugía:

Osteotomía pélvica triple

Esta cirugía funciona mejor para gatos jóvenes que tienen cambios degenerativos mínimos o nulos en la articulación de la cadera. Se trata de hacer tres incisiones en la grupa, la ingle y la cadera, luego se corta la pelvis en tres lugares y se gira. Una placa y tornillos aseguran la pelvis en su nueva posición.

Escisión femoral de cabeza y cuello

Esta operación consiste en extraer la cabeza y el cuello del fémur. Los músculos que sostienen la articulación continuarán haciendo su trabajo, sin que la cabeza femoral frote contra la cavidad. Esta cirugía es más barata que un reemplazo total de cadera, y evitaremos al gato el doloroso contacto hueso con hueso.

Aunque al gato puede quedarle una cojera y una pata más corta después de la operación, podrá disfrutar un rango de movimiento casi normal y una función excelente. Incluso, el gato podrá sentarse, correr y saltar.

Reemplazo total de cadera

Para gatos mayores que tienen artritis. Un reemplazo total de cadera consiste en reemplazar la cabeza y la cavidad femoral con un implante.

La recuperación después de la cirugía llevará varias semanas, y será necesario confinar al gato en una jaula o habitación pequeña.

dolor de cadera en gatos

Cómo prevenir la displasia de cadera en gatos

No necesariamente puedes prevenir la displasia de cadera en los gatos, pero si la detectas temprano se logra retrasar su avance. Consulta con el veterinario cuando notes por primera vez cojera, dolor o rigidez.

Los criadores de gatos pueden prevenir la displasia de cadera felina. Un gato con displasia de cadera debe ser esterilizado o castrado, no deben usarse para la cría.

Estoy deseando escuchar tu opinión

      Encantado de que dejes un comentario

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      Migatapersa
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado