Eclampsia en las gatas. Síntomas, causas y tratamiento

La eclampsia (fiebre de la leche, tetania puerperal) es una afección grave y potencialmente mortal que ocurre en las gatas al final del embarazo o después del parto durante la lactancia. Los niveles de calcio en la sangre se agotan peligrosamente, lo que lleva a niveles bajos de calcio en la sangre (hipocalcemia).

Si sospecha que se está desarrollando la eclampsia, evite que los gatitos amamanten y acude a un veterinario inmediatamente. Los signos clínicos de eclampsia se hacen evidentes en los gatos cuando sus niveles totales de calcio caen por debajo de 7.0 mg / dl. La eclampsia puede provocar rápidamente la muerte.

En este artículo, te indicaré qué es la eclampsia, causas y tratamiento de esta enfermedad.

¿En qué consiste la eclampsia?

La eclampsia es una deficiencia de calcio en la sangre que sufren las gatas, (hipocalcemia) y se produce en las semanas posteriores al parto, aunque puede desarrollarse antes del nacimiento o durante la lactancia de los gatitos.

La eclampsia generalmente se debe a una glándula paratiroidea poco activa.

La eclampsia ocurre con mayor frecuencia  cuando los gatitos tienen entre una y cinco semanas de edad y la madre produce la mayor cantidad de leche.

La eclampsia no se debe a una falta general de calcio; lo que indica es que la gata lactante no puede movilizar suficientes suministros de calcio almacenado lo suficientemente rápido como para satisfacer sus necesidades metabólicas.

Las hembras que son buenas madres, especialmente atentas a sus gatitos, parecen ser más dadas a sufrir eclampsia. 

Los signos de eclampsia incluyen temblores, debilidad y una forma de parálisis llamada tetania puerperal caracterizada por extremidades rígidas e incapacidad para pararse o caminar.

La eclampsia se considera una emergencia inmediata y debes buscar atención veterinaria. 

Causas de la eclampsia en gatas

  • Pérdida excesiva de calcio de la madre gata para apoyar el desarrollo fetal durante el embarazo.
  • La pérdida de calcio debido a la lactancia de los gatitos.
  • No consumir una alimentación equilibrada de crecimiento y desarrollo durante el embarazo y la lactancia.
  • Un problema hormonal con la glándula paratiroides.
  • Una primera camada.
síntomas de la eclampsia

Instagram:@baconwrappedsteak_fitness

Síntomas de la eclampsia felina

  • Inquietud, nerviosismo.
  • Desorientación.
  • Jadeos y lloriqueo.
  • Respiración rápida y pesada.
  • Temperatura corporal alta.
  • Vómitos y diarrea.
  • Caminar torpe y andar rígido.
  • Temblores musculares, tetania (todo el cuerpo se pone rígido), convulsiones.
  • La gata se acuesta con las patas rígidamente extendidas.
  • Pupilas dilatadas. 
tratamiento de la eclampsia

Instagram: @anna_stanley_

Tratamiento en la eclampsia felina

La eclampsia puede ser corregida por un veterinario mediante el uso de suplementos de calcio por vía intravenosa. El calcio intravenoso debe administrarse con mucho cuidado y lentamente, de lo contrario puede causar una disminución severa de la frecuencia cardíaca y arritmias.

Una solución oral de dextrosa para elevar el azúcar en la sangre. También se pueden recetar suplementos orales de calcio junto con vitamina D que ayuda a la absorción de calcio.

Si hay convulsiones que no responden al calcio o la dextrosa, pueden ser necesarios medicamentos anticonvulsivos como diazepam.

Además, El veterinario puede recomendar alimentar a los gatitos con un sustituto de leche hasta que su madre se estabilice y el destete temprano para reducir el estrés en la madre.

Si se diagnostica y trata con prontitud, la recuperación de la eclampsia suele ser rápida y completa.

tetania puerperal

Formas de prevenir la eclampsia

Generalmente no se recomienda aportar suplementos con calcio en gatas gestantes y lactantes. El consumo excesivo de calcio durante el embarazo o la lactancia puede suprimir la producción de hormona paratiroidea y aumenta el riesgo de desarrollar niveles bajos de calcio en la sangre o eclampsia. El veterinario puede indicar si tu gata necesita suplementos.

Trata de que la dieta de tu gata tenga suficiente cantidad de calcio y en la proporción necesaria con fósforo, especialmente antes y durante la gestación. Aporta a su dieta alimentos comerciales de primera calidad.

Finalmente, excluye cualquier alimento que dificulte la absorción de calcio. Además, asegúrate de que la dieta tengan vitamina D en las cantidades necesarias.

Estoy deseando escuchar tu opinión

      Encantado de que dejes un comentario

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      Migatapersa
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado