Estas son las razones más comunes por las que necesita un seguro para mascotas:

1. El seguro para mascotas te permite ahorrar dinero

Este es uno de los beneficios más obvios del seguro para mascotas y lo primero en lo que la gente piensa cuando lo contrata. El plan de seguro recogerá un cierto porcentaje de la factura del veterinario y tú pagarás el resto (que a menudo es significativamente menor de lo que pagarías si no tuvieras un seguro para mascotas).

Cuando tu mascota esté hospitalizada, la compañía de seguros ayudará a cubrir el costo de la estadía en el veterinario y cualquier prueba que sea necesaria.

2. Te permite concentrarte en la salud de tu gato

Puedes centrarte más en la salud de tu gato y menos en el costo de la atención veterinaria. Por ejemplo, podrás permitirte que tu gato se someta a una costosa cirugía que necesite en lugar de preocuparte del dinero necesario para pagarla. 

3. Tendrás más opciones de tratamiento

Te permitirá elegir y pagar muchas opciones diferentes. Tendrás acceso a cirugías o quimioterapia para tu gato. Sin seguro, estos suponen un importante deseembolso o incluso pueden no ser asequibles.

Instagram@legivre_cattery

4. El seguro para mascotas te permite elegir al veterinario

Te permite ser exigente con respecto a quién está tratando a tu mascota, para que puedas encontrar un veterinario que se ajuste bien al temperamento y las necesidades veterinarias de tu felino.

5. Ahorro de tiempo

No siempre disponemos del tiempo necesario para dedicarnos a nuestras mascotas. Con un seguro para tu gato sabrás dónde llevarlo cuando tenga un problema de salud. Te evitas tener que buscar clínicas veterinarias por Internet, mirar precios. Si le llevas a una clínica asociada acabarás muy rápido.

6. Te ayuda a repartir el costo del cuidado de tu gato  

Cuando pagas el seguro de tu mascota, es como si distribuyeras el costo de su cuidado durante doce meses, en lugar de tener que disponer una suma de dinero para una situación de emergencia. La vida es impredecible, pero el seguro para mascotas te ayuda a presupuestar cualquier gasto veterinario inesperado, y así no desequilibras tus finanzas.

7. Atención de mayor calidad

Si quieres darle lo mejor a tu gato, con un seguro veterinario te aseguras un servicio de mayor calidad, ya que las clínicas veterinarias asociadas están siempre al día en cuanto a tratamientos y tienen amplios conocimientos de las enfermedades o dolencias que pueden tener los gatos.

8. Promueve el cuidado veterinario regular

A veces, es posible que no tengas el dinero extra para ir a una cita veterinaria. Por lo tanto, lo que haces es posponerlo, lo que a su vez retrasa la atención veterinaria regular. Si te resulta difícil mantenerte al día con los chequeos de rutina, tener un seguro para mascotas puede aumentar la probabilidad de cumplirlos, y de este modo, prevenir enfermedades que pueden aparecer.

¿Qué cubre el seguro para mascotas?

Proteger a tu mascota con un seguro veterinario te proporciona tranquilidad en lo que respecta a su salud. Después de todo, los beneficios del seguro son numerosos, y cubrir parte de las facturas es solo un beneficio en una larga lista de razones para contratarlo.

Dicho esto, existen diferentes tipos de seguros para mascotas disponibles, y es importante obtener el adecuado para tu mascota, siempre teniendo también en cuenta tus disponibilidades financieras.

Aquí hay un desglose de cada tipo de seguro junto con los beneficios de cada plan específico para que pueda determinar cuál podría ser mejor para ti y tu amigo peludo.

Cobertura de accidentes

Si bien un accidente es algo que nunca puedes predecir y que queremos evitar, con el seguro podremos anticiparnos a sus inconvenientes al contratar su cobertura. Los accidentes de nuestras mascotas pueden suponer un elevado coste antes de que se solucionen y tu mascota pueda volver a casa. La buena noticia es que la cobertura de accidentes es la forma más popular de seguro para mascotas y cubre accidentes como ligamentos desgarrados, huesos rotos, heridas por mordeduras, ingestión de objetos, envenenamiento, trauma ocular y la mayoría de las lesiones o emergencias.

Esta cobertura suele incluir el reembolso de parte de la atención primaria por accidente con tu veterinario de siempre y de los gastos sanitarios en caso de hospitalización o cirugía por accidente en el centro veterinario de tu elección.

Cobertura de enfermedad

A diferencia de la cobertura de accidentes, que aborda principalmente el trauma físico, la cobertura de enfermedades es para cosas como infecciones de la piel, cáncer, artritis, alergias, infecciones del oído, vómitos y diarrea, obesidad y parásitos. Desafortunadamente, es posible que algunas compañías de seguros no ofrezcan cobertura de enfermedades a medida que tu mascota envejece, por lo que cuanto antes comiences con el seguro, más podrás reducir su costo mensual y ahorrar más dinero.

Cobertura de Bienestar

El tercer tipo de cobertura de seguro para mascotas se conoce como cobertura de bienestar y cubre las contingencias que tendrás que pagar durante el año, como visitas veterinarias anuales, esterilización/castración, vacunas, limpiezas dentales y tratamientos contra pulgas, garrapatas y gusanos del corazón. Si bien siempre puede omitir la cobertura de bienestar y pagar estos gastos de tu bolsillo, ¿por qué hacerlo si su cobertura puede ayudar a pagar la factura? Sin cobertura, puede ser tentador omitir el próximo chequeo o no realizarse una limpieza o vacunación, pero luego estás poniendo en riesgo la salud y la seguridad de tu amigo peludo.

Los seguros también incluyen una cobertura de Responsabilidad Civil. El seguro cubre los daños a terceros, o a sus bienes, que tu gato provoque, y siempre hasta el límite contratado.

Incluso te puede incluir una línea de orientación veterinaria con llamadas ilimitadas, para cuidar de su salud y entender mejor lo que le sucede a vuestro felino​.​​​​