Por qué las gatas cambian de lugar a sus crías

1
Por qué las gatas cambian de lugar a sus crías
3 (60%) 1 vote

 

Las gatas salvajes a menudo mueven sus gatitos si sienten que el sitio de anidación se ha vuelto peligroso por algún motivo. Generalmente por la presencia de depredadores.

Un gata doméstica que se ha convertido en madre es un felino particularmente sensible y atento: su vida se centra en la protección y el cuidado de sus crías. Sin embargo, a menudo sucede que las gatas deciden cambiar a sus gatitos de lugar dentro de la casa o, incluso, esconderlos en el jardín.

Si alguna vez has tenido una gata que ha parido gatitos, es probable que la mamá haya movido de lugar a sus crías alguna vez. Incluso aunque le hayas proporcionado un bonito y cómodo nido, puede que ella haya decidido mudarse con su familia a otro lugar. No lo tomes como algo personal, no es un comportamiento inusual.

Te enumero a continuación las posibles razones de este comportamiento.

 

Razones de por qué las gatas trasladan a sus gatitos

Las gatas son criaturas territoriales y reservadas, y aunque buscan para dar a luz a sus gatitos un lugar seguro, con el tiempo una madre puede sentirse incómoda con el lugar donde han nacido sus gatitos. Puede moverlos a un armario, debajo de una cama, a un cajón de la cómoda, debajo o detrás del sofá o a otro lugar extraño. 

Cuando vienen a la vida los gatitos, nacen sin los sentidos de la vista o el oído; solo tienen desarrollado el sentido del olfato que les permite reconocer a su madre. 

La madre gata debe darles de comer, enseñarles a chupar y luego familiarizarles gradualmente con su nuevo entorno, sonidos, olores y peligros. Los calma, los regaña, los lame, los recompensa y los castiga. Ella les enseña cómo usar sus dientes de leche que aparecen después de cuatro semanas, a jugar, a templar sus mordeduras y sus arañazos. En resumen, ella los socializa.

Para este aprendizaje largo y altamente codificado, la gata necesita un nido pequeño y acogedor, que sea fácil de observar y proteger y, al mismo tiempo, sea muy cómodo. Durante las primeras cuatro semanas, la madre pasa del 60 al 80% de su tiempo en el nido. Durante el segundo mes, ella está ausente cada vez más, negándose a alimentar en el tercer mes a sus gatitos para lograr el destete y obligarlos a comer alimentos sólidos.

Para que lo anterior tenga lugar, la gata necesita un nido cómodo y adaptado al tamaño de sus crías, por lo que en ocasiones necesita cambiar su localización. Las razones para el traslado de los bebés pueden ser variadas:

  • Los gatitos están creciendo constantemente de un día para otro, necesita un nido más grande.
  • Ella puede sentir que no es seguro para sus gatitos y puede moverlos.
  • La habitación puede tener demasiada afluencia de personas.
  • El área puede ser demasiado ruidosa o la iluminación demasiado brillante para su gusto.

Una razón habitual, por la que una gata mueve a sus gatitos, suele ser porque demasiada gente los está mirando con frecuencia o demasiado pronto para su comodidad.

Lo más habitual es que la gata mueva a sus gatitos durante las primeras semanas después de que nazcan . Los traslados de los gatitos nos pueden indicar también que la madre está nerviosa  porque no tiene experiencia al ser primeriza.

Durante los primeros días del nacimiento de  los gatitos, mantén el contacto con la camada el mínimo tiempo, sólo preocúpate de que la gata y los gatitos estén sanos, haya comida y una caja de arena limpia.

Aunque es deseable que los gatitos estén bien socializados, tu gata necesita sentir que su refugio es un lugar seguro para sus gatitos. Para ello su refugio debe estar en un lugar tranquilo donde pueda estar con sus gatitos sin ser molestados. No se debe permitir que otras mascotas estén cerca de ese lugar. Sugeriría mantener a la gente alejada al menos hasta que los gatitos abran los ojos (a los ocho días de vida).

Los niños no deben visitar ni manipular a los gatitos a menos que puedan permanecer tranquilos y sujetarlos con suavidad. Siempre lávate bien las manos antes de manipular a los gatitos, ya que su sistema inmunológico no está lo suficientemente desarrollado para combatir microorganismos dañinos.

No todos las gatas esconden sus gatitos, e incluso hay gatas que se sienten muy cómodos con su entorno. Lo mejor que puedes hacer es no interferir y debes tratar de no perder de vista a dónde los está moviendo.

 

¿Por qué los mueve por el cuello? ¿Qué sienten los gatitos?

Las gatas llevan a sus gatitos con su boca a través de la piel suelta de sus cuellos. Este método de recoger a un gato es cómo una gata levanta a sus gatitos,  cuando necesita reubicarlos o evitar que se alejen demasiado de su nido. Este traslado tiene muchas ventajas para la madre. Rápido y seguro, le permite cargar uno a uno a sus pequeños sin correr el riesgo de que se escapen.

El desplazamiento por la piel del cuello tiene otra ventaja. De hecho, el gatito tiene receptores específicos ubicados debajo de la piel de su cuello, estos desencadenan un reflejo natural en el gatito que lo calma instantáneamente relajando sus patas delanteras y su cola y quedando encogido en el aire. Esta posición facilita el transporte para la madre. 

Además, el gatito no puede pelear ni quejarse, facilitando a la madre controlar mejor a sus crías durante los diversos movimientos que debe hacer durante su crecimiento.

Cómo reducir la probabilidad de que mueva a los gatitos

Durante las primeras semanas de vida, los gatitos no pueden regular la temperatura de su cuerpo, por lo que dependen del calor de sus madres. Si una gata mueve con frecuencia a sus gatitos, podrían tener problemas de que se enfríen.

Para reducir la probabilidad de que los gatitos se muevan con frecuencia, proporciona un nido seco, limpio y acogedor en un rincón tranquilo y de poco tránsito de la casa, libre de luces brillantes y corrientes de aire. Puedes comprar una caja adecuada de cartón, madera o un contenedor de plástico. La caja debe tener el tamaño adecuado. Utiliza mantas o toallas para cubrir el interior.

Presta atención al lenguaje corporal y al comportamiento de la madre cuando maneje gatitos. Una o dos semanas después del nacimiento, la mayoría de las madres permitirán el manejo siempre que los gatitos se cojan brevemente y a la vista en todo momento. Se recomienda el manejo de gatitos desde la segunda semana en adelante si la madre lo permite, porque ayuda a socializar a los gatitos con los humanos. 

Sin embargo, si la madre parece agitada cuando coges o tocas un gatito, deberás dejarlo en el nido inmediatamente. 

Si la madre mueve a sus gatitos, déjalos en el nuevo lugar que haya elegido, si es posible (a menos que el nuevo nido represente un peligro para la seguridad).

 Trata de que tengan calor en la nueva habitación para evitar que los gatitos se enfríen (a menos que la habitación ya esté muy caliente). 

Evita el uso de luces brillantes cerca del nuevo sitio de anidación, y deja a la madre y sus gatitos solos hasta que se haya calmado.

La interacción inmediatamente después de un traslado puede ocasionar otro movimiento.

 

 

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado