Tu gato babea mucho. ¿Sabes el motivo?

1
Tu gato babea mucho. ¿Sabes el motivo?
3 (60%) 1 vote

 

El gatito bebé suele babear cuando le aparece la dentición.

Pero, ¿qué pasa con un gato adulto que ya tiene sus dientes babea? ¿El que un gato babee es algo por lo que debamos preocuparnos, o es un comportamiento normal?

Los amantes de los gatos estamos acostumbrados con los signos que evidencian la felicidad de nuestro gato. Los gatos felices ronronean, amasan con sus patas o incluso levantan los glúteos como un signo de cariño. Pero para algunos gatos, el último cumplido es un poco de saliva o baba. 

 

La saliva es producida por varias glándulas en la boca de un gato para prevenir la sequedad y para ayudar en la digestión.

También es un agente antibacteriano que ayuda a tu gato a limpiarse y curar las heridas.

Por el contrario, el babeo excesivo de un gato es el flujo incontrolable de saliva que cae de la boca, que también se le conoce como ptialismo o hipersalivación.

Cuando se trata de las causas del babeo del gato, la clave es poder diferenciar cuando el babeo es ocasional (emociones, medicamentos)  y cuando es más grave, como una enfermedad.

Para un pequeño porcentaje de gatos, el babeo es usual, y se ve a menudo en gatitos bebés.

Observar a su gato regularmente hace que sea más fácil detectar cuándo algo está mal.

Entonces, ¿por qué mi gato está babeando? ¿Es normal que los gatos babeen?. A continuación las posibles causas.

 

Causas normales del babeo de tu gato

Si ves a tu gato babea de repente y luego lo deja de hacer, no tienes motivos para preocuparte.

Pero, ¿querrás saber por qué tu gato babea de forma ocasional?

Aquí te indico las razones por las que puedes ver a tu gato babeando sin que ello suponga la existencia de un problema.

1. Mi gato babea cuando lo acaricio y está feliz

Si un gato babea cuando lo acarician, te indica que se sienten seguros y relajados.

Su origen se puede retrotraer a cuando de gatitos eran amamantado por su madre y salivaban esperando la siguiente toma de leche.

Algunos gatos adultos asocian sus sentimientos de satisfacción cuando son acariciados con esa experiencia de cuando eran bebés.

2. El gato babea cuando está estresado

Un gato puede comenzar a babear cuando se encuentra ante una situación que le angustia, como un viaje en automóvil, una visita al veterinario, los ruidos de una reforma en casa, es perseguido por un perro o una mudanza. 

2. No le gusta lo que ha comido

Si tu gato ha probado un alimento que no puede tolerar, puede intentar salivarlo para deshacerse de él. En este caso, la salivación se produce justo después de que haya tenido acceso a la comida.

3. Gato babea cuando le doy un medicamento

Ciertos medicamentos provocan el babeo y espuma en la boca del gato debido a su sabor desagradable y a que se niega a tomarlo.

Causas preocupantes en el babeo de un gato

Si ves que tu gato está babeando de forma excesiva y no se detiene después de, más o menos, media hora, debes llevarlo al veterinario.

Tu gato puede tener una enfermedad o problema y tener dolor.

Aquí te indico las razones de un gato que babea repentinamente excesivamente y los posibles síntomas que lo acompañan.

1. Fiebre bucal y caries

Casi el 90% de los gatos mayores de tres años, desarrollan problemas dentales y es muy  común que un gato viejo babee excesivamente.

Los problemas dentales incluyen acumulación de sarro, abscesos, úlceras o dientes rotos. En estos casos, el gato afectado tiene mal aliento y babea continuamente, junto con una pérdida de apetito y encías inflamadas.

2. Cuerpos extraños en la boca

Cuando un gato está babeando mucho, a veces se debe a la presencia de un cuerpo extraño en el esófago o en la boca.

Puede tratarse una brizna de hierba o una espina de pescado.

3. Rabia

Es común que un dueño tenga miedo de la rabia si ve a su gato babeando excesivamente, especialmente si el gato no está vacunado contra la enfermedad.

4. Envenenamiento

Muchos productos de limpieza del hogar son venenosos para los gatos junto con ciertas plantas y alimentos para humanos.

Además, los gatos al aire libre pueden estar expuestos a otros posibles venenos.

Los tratamientos contra pulgas y garrapatas usados ​​en su gato también representan un riesgo si se aplican a un área que su gato puede fácilmente lamer. Por lo tanto, aplicar la pipeta donde no alcance sus lamidos.

Además del babeo, otros signos de envenenamiento de gatos son:

  • Diarrea.
  • Vómitos.
  • Micción frecuente.
  • Depresión.
  • Convulsiones.
  • Dificultad para respirar.
  • Falta de coordinación en las extremidades.

5. Enfermedad orgánica

El babeo de un gato mayor puede ser un signo de una enfermedad hepática o renal, por lo que es esencial un diagnóstico temprano del veterinario.

Otros indicadores incluyen pérdida de apetito, de peso, vómitos y aumento de la sed.

6. Cáncer oral

Los gatos, especialmente los viejos, pueden desarrollar cáncer oral que puede aparecer agresivamente en cualquier parte de la boca.

A menudo, un gato con cáncer oral tiene la cara hinchada y su saliva teñida de sangre.

7. Náuseas y vómitos

Cuando un gato siente náuseas o vomita suele producir un exceso de salivación. Si esto es constante y perdura más de un día, debemos preocuparnos, podría ser un síntoma de que nuestro gato tiene bolas de pelo en su estómago que intenta expulsar; una infestación por parásitos internos.

Diagnóstico de las causas del babeo del gato

Si tu gato babea excesivamente debes llevarlo al veterinario para poder diagnosticar la causa primaria.

Un veterinario realizará un examen físico completo de la boca de tu gato y necesitará conocer su historial veterinario.

Preguntará cuánto tiempo lleva babeando, si ha tenido acceso a algún veneno o medicamentos y  los síntomas detectados.

El veterinario revisará la boca para detectar signos de problemas dentales, cáncer u objetos extraños y evaluará el estado general de tu gato. La sedación puede ser necesaria para que el veterinario haga lo necesario.

Si no se encuentra nada en el examen oral, el veterinario puede realizar otras pruebas de diagnóstico para encontrar la causa.

Tratamiento para un gato que babea

Dependiendo de la causa principal del babeo excesivo de tu gato, existen varios tratamientos que tu gato puede necesitar.

Los problemas dentales en un gato implican la limpieza dental o la extracción de dientes, mientras que la extracción de un cuerpo extraño puede requerir sedación o anestesia.

Un gato envenenado requiere la eliminación de la toxina por vómitos inducidos o líquidos intravenosos y un gato con cáncer oral puede recibir quimioterapia. La recuperación depende de la rapidez con la que se identificó la toxina y de la cantidad ingerida.

Un gato con náuseas puede necesitar terapia de apoyo, como líquidos o ajustes dietéticos.

Existen terapias específicas para el tratamiento de afecciones hepáticas o renales, pero para un gato con rabia, no hay tratamiento disponible, y la eutanasia es la única opción.

 

Prevención del babeo en el gato

Cuando tienes un gato hay determinadas cosas que puedes hacer para prevenir algunas de las causas del babeo.

Es vital que cepilles los dientes de tu gato regularmente, además de revisiones orales realizadas por el veterinario cada seis meses.

Vacuna a tu gato contra la rabia y evita que coma cosas, sin control, de la calle y de casa para evitar envenenamientos.

Al aplicar el tratamiento antipulgas y contra las garrapatas colócalo en el cuello detrás de la cabeza del gato para evitar que lo lama.

Finalmente, conoce y observa el comportamiento de tu gato para saber cuándo algo no va bien de inmediato.

 

Estoy deseando escuchar tu opinión

      Encantado de que dejes un comentario

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado