Gato Manul o de Pallas. Un gato que te sorprenderá

1
Gato Manul o de Pallas. Un gato que te sorprenderá
2.5 (50%) 2 votes

 

 

Te hablaré en este artículo de uno de los gatos salvajes más expresivos, esquivos y adorables, los gatos Manul.  Les hemos visto en innumerables memes y videos virales. 

El gato de Pallas también llamado Manul, es un pequeño gato salvaje con una distribución amplia pero fragmentada en las praderas y estepas montanas de Asia Central.

Sin rastro, sin huellas. Expertos en el arte de mirar sin ser vistos. Eso y el hecho de que su hábitat natural se encuentra en áreas de difícil acceso, ha motivado que hayan sido muy pocas las personas que han tenido el privilegio de estudiarlos en la naturaleza.

 

La Historia de los gatos de Pallas.

El gato de Pallas, junto con el Gato de Martelli, es considerado el abuelo de los gatos domésticos actuales. Es un gato antiguo que no tuvo que evolucionar durante los últimos 12 millones de años. Ha podido preservar su morfología sin cambios gracias a su aislamiento del mundo.

En 1776, un zoólogo alemán llamado Peter Simon Pallas clasificó a este gato como Manul por primera vez.

Pero la historia no terminó aquí. Luego, los investigadores intentaron ubicar este mamífero carnívoro dentro de algunas especies de la familia Felidae. Nuestro pequeño amigo era tan extraño que incluso ellos no podían aclarar su especie.

Al principio, lo clasificaron como Felis, cambiando posteriormente a Otocolobus. Fue Prionailurus durante unos años y, finalmente, alguien llamado Brandt llegó en 1841 y lo clasificó de nuevo como Otocolobus. Cazado durante años por su piel, llegó al punto de peligro de extinción. En Rusia y Mongolia, utilizaron sus órganos y grasas para medicamentos. Afortunadamente, esto ha cambiado y ahora se considera una especie protegida desde 2002.

Hay tres subespecies de Manul reconocidas: Manul, Ferruginea y Nigripecta. Podemos encontrarlos en algunas zonas costeras del mar Caspio, al norte de Irán, India, Afganistán, Turkmenistán y Pakistán.

También en China y las estepas siberianas, Mongolia y el Tíbet, en alturas de hasta 5000 metros de altitud, ya que tienden a vivir en zonas frías con escasa vegetación.

Características de los gatos Manul.

Su rasgo característico serían sus ojos. Tan expresivos y espectaculares como los ojos humanos y tan hipnóticos y enigmáticos como los búhos.

Sus ojos con pupilas redondas, junto con su aspecto redondo y sus increíbles expresiones faciales, pueden provocar una risa y paralizarnos como una presa atrapada en sus garras.

El pelaje de estos gatos cuenta con manchas negras en la cabeza y diferentes franjas negras en la espalda, la cola o ambas. La punta del pelo es blanco, produciendo un aspecto místico y helado.

Su cabeza es redonda y ancha con manchas negras dispersas en la frente y dos barras negras paralelas distintas en cada mejilla. Los grandes ojos son amarillos, y las pupilas se contraen en pequeños círculos. Las orejas son cortas, redondeadas y bajas en los lados de la cabeza.

Las patas son cortas y robustas, y la cola tiene un pelaje grueso con una ancha banda negra terminal con cinco o seis anillos negros a lo largo. Debido a su cara relativamente plana, se creía que el gato de Pallas era el antepasado del gato persa, lo cual no es cierto.

El peso oscila entre 2-4.5 kg en el gato adulto. El gato de Pallas está adaptado a los ambientes fríos y áridos y vive en terrenos rocosos y praderas en todo el centro de Asia.

Tienen menos dientes que otros gatos, y estos son casi tres veces más grandes que los gatos domésticos.

Comportamiento

Son gatos sin hogar que prefieren vivir en lugares oscuros que también usan para protegerse del frío. Durante el día, usa cuevas, madrigueras y grietas de rocas para dormir y se vuelve más activo hacia el atardecer. 

El gato Manul es un cazador solitario, nocturno y se alimenta principalmente de roedores, aves, liebres y pequeños mamíferos. No suelen atrapar a sus presas persiguiéndolas, sino que normalmente esperan y emboscan a sus presas debido a que no son grandes corredores y prefieren agacharse detrás de vegetación o rocas para aturdir a sus víctimas.

Como la mayoría de las especies de gatos salvajes, el gato de Pallas ha sido cazado por su pelaje. Antes de que se convirtiera en una especie legalmente protegida, decenas de miles de pieles se recolectaban anualmente de países, incluyendo China, Mongolia, Afganistán y Rusia. Hoy en día, se considera que el gato es beneficioso para su medio ambiente ya que el gato se alimenta de plagas agrícolas. 

Son animales muy activos, especialmente al amanecer y al atardecer, los tiempos en que salen a cazar. Su dieta consiste principalmente en pequeños mamíferos como pequeñas liebres, roedores, jerbos y juncos. La emboscada es su principal método de caza que utilizan para sorprender a sus presas. La razón de esto es que no son grandes corredores.

Reproducción

Solo se mezcla con otros gatos de Pallas durante la época de reproducción. Tanto los machos como las hembras son territoriales, y tienden a asustar a sus enemigos con un gesto característico: levantar el labio superior y mostrar sus largos dientes caninos.

Las camadas generalmente varían de 3 a 6 gatitos, pero se ha encontrado que algunas alcanzan los ocho. Con una temporada de reproducción muy corta, entre abril y mayo, debido a las condiciones climáticas extremas. El periodo de gestación es de 66-75 días.

Como muchos otros felinos, los gatitos son ciegos e indefensos cuando nacen. Por lo general, miden unos 12 cm de largo y pesan alrededor de 300 g. al nacer. Los gatitos mudan alrededor de los dos meses de edad y se han observado cazando entre los tres y cuatro meses. 

El éxito de la cría en cautividad del gato de Pallas es difícil. Las tasas de supervivencia son bajas debido a infecciones. Esto se ha atribuido a un sistema inmunitario débil y poco desarrollado, ya que en su hábitat natural aislado normalmente no estaría expuesto a ellas.

 

Otros Datos Interesantes

Se sabe que su esperanza de vida en cautiverio es de entre 13 y 15 años.

Los especímenes en cautiverio se pueden ver en zoológicos en Zurich (Alemania) o Rotterdam (Holanda). Los gatos Manul no nacieron para ser gatos domésticos

Entendemos que algunos se los llevan para curarlos y luego los devuelven a su hábitat, pero ¿cuántos de ellos nunca regresarán a casa o nacerán en cautiverio?

Los zoológicos y los circos no son más que esquemas para hacer dinero a expensas de los animales. Seamos responsables y respetemos nuestra vida silvestre.

Y esto es todo lo que podemos hacer con nuestra visión particular de los gatos de Pallas, gatos divertidos a los que nos hemos encariñado y que han despertado algunos recuerdos familiares en nosotros.

 

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado