Cómo juntar en casa gatos que no se conocen. Aquí te indico los pasos que debes tomar

0
Cómo juntar en casa gatos que no se conocen. Aquí te indico los pasos que debes tomar
2.3 (45%) 4 votes

 

Tendemos a “humanizar” a las mascotas y pensar que si a nuestro gato le presentamos a un nuevo compañero le va a aceptar de buen grado desde un primer momento.

¡Pero no!, los gatos no suelen mostrarse amistosos cuando introducimos en su “territorio” una nueva mascota.

Si adoptas un nuevo gato y simplemente lo traes a casa y le colocas delante de tu gato, lo que está haciendo ese nuevo gato es invadir su “hogar”. Imagina cómo te sentirías si entraras en tu salón y encontraras a una persona desconocida allí sentada. No reaccionarías bien, seguro.

Lo normal, al introducir un segundo gato en casa, es que ocurra lo siguiente:

  • Una vez que tengan contacto visual, los dos gatos se mirarán y harán ruidos amenazantes. 
  • Adoptarán una postura corporal amenazante para intentar parecer más grandes y fieros. Puede que uno de ellos decida que el otro es demasiado grande y fuerte e intentará retroceder y huir.
  • A veces, ninguno de los dos gatos huirá, en cuyo caso se producirá una lucha feroz.

Aunque algunos gatos pueden vivir muy felices con otras mascotas, esta feliz convivencia dependerá, en gran medida, de cómo han sido criados desde el nacimiento, así como de su propio temperamento.

Nunca tendrás garantía de que dos gatos se lleven bien y puede que la armonía dentro del hogar se convierta en algo del pasado.

En este artículo aprenderás entre otras cosas:

  • Cómo es posible  juntar nuevos gatos sin ocasionar conflictos entre ellos.
  • Por qué algunos gatos se llevan bien y otros no.
  • Descubre cómo un gato puede percibir a otros animales y cómo puede reaccionar ante ellos.

gatos que se conocen

Cómo perciben los gatos a otros animales y su relación

¿Los gatos son animales sociales?

En la naturaleza, los gatos no cazan ni viven en manadas como perros y, por lo general, son criaturas mucho más independientes. Su principal preocupación en la naturaleza es tener suficiente para comer y poder aparearse con otros gatos. 

Esto significa que el territorio es de la vital importancia para ellos, el introducir otro gato en su territorio es una amenaza para obtención de alimentos y para su necesidad de apareamiento. Por esta razón al presentar gatos por primera vez se suelen sentir amenazados y reaccionan con agresividad.

Sin embargo, algunos gatos son capaces de llevarse bien con otros gatos y mascotas en el hogar. No es inusual que muchas familias tengan dos o más gatos y que estos se lleven bien entre sí, salvo alguna pequeña disputa.

Sin embargo, a algunos gatos les resulta muy difícil aceptar otra mascota en su territorio y esto puede significar peleas y tensiones dentro del hogar, pudiendo ser muy estresante tanto para los gatos como para los propietarios.

La razón puede estar en que el gato no fue socializado debidamente después de su nacimiento. Las primeras siete semanas de vida de un gato son un “período sensible” y es durante este tiempo cuando un gato debe tener contacto con otros animales, personas y otros gatos para que los acepte a lo largo de sus vida.

Por supuesto, la personalidad individual de cada gato también es un factor importante y algunos gatos simplemente son solitarios y un poco gruñones, lo que dificulta su convivencia con otras mascotas.

El tiempo y esfuerzo pueden marcar la diferencia  Es importante que los dueños de los gatos tomen un papel activo en la introducción  y hagan un gran esfuerzo para asegurar a sus animales de que no hay nada que temer.

No te crees expectativas irreales, siempre debes ser consciente de las dificultades para lograr que los dos gatos se lleven bien. Además, si estás ansioso por la situación, los gatos lo sentirán y eso podría empeorar la situación. Paciencia y calma son muy importantes en esta situación.

 

gatos conociendose

Qué es lo que no debes hacer nunca al juntar gatos

Antes de indicar cómo introducir correctamente a los gatos, debo tocar algunas técnicas que son bastante inapropiadas pero, por desgracia, a menudo se hacen:

  • No coloques los nuevos gatos en un transportador en la sala de estar donde los gatos existentes puedan rodearlos (y silbar). Esto es muy estresante para los nuevos felinos. Esta forma de actuar comúnmente recomendada resulta en un primer encuentro muy negativa.
  • No restrinjas físicamente a los gatos con tus manos, un arnés, correas, etc., en un esfuerzo por forzar las interacciones. Esta es una manera de aumentar los niveles de estrés de los gatos y de lastimarse.
  • No coloques un gato cara a cara con otro gato.
  • No te limites a abrir el transportín y dejarlos que se junten por primera vez.

 

Pasos a seguir para juntar dos gatos sin ocasionar problemas

La adaptación de un nuevo gato a nuestro hogar lleva tiempo,  debemos tener paciencia y seguir los siguientes pasos, incluso quizás sea necesario repetir el proceso, en caso de que en un primer momento fracasemos.

Primer paso:

  • Separa los gatos: mantén al nuevo gato en una habitación separada desde el principio, puedes colocar una red y dejar abierta la puerta de esa habitación. También puedes usar una puerta de malla, puertas francesas o estanterías de armarios, ¡se creativo! Asegúrate de haber eliminado la percepción de los gatos de que pueden escalar, la barrera que colocas, con una almohadilla, una sábana, una toalla u otra obstrucción similar. Si logran superar la barrera una sola vez, será cada vez más difícil disuadirlos.
  • Intercambia sus olores: frota una toalla limpia sobre tu nueva mascota y luego frota esta toalla por el resto de la casa, en paredes, muebles, etc… Esto permitirá que tu gato se acostumbre a este nuevo olor. Repite el proceso al revés, transfiriendo el olor de tu gato a la habitación del nuevo gato. Espera un día más o menos para que los gatos se acostumbren a este nuevo olor antes de continuar.
  • Dale afecto: asegúrate de que el nuevo gato no se convierta en el foco de todas tus atenciones. Es importante que tu gato no se sienta ignorado, ya que esto aumentará sus inseguridades.

Segundo paso:

Después de unos días y cuando sientas que el nuevo gato confía en su nuevo entorno presenta a los dos gatos:

  • Presentaciones lentas: coloca al nuevo gato en un transportín de gatos en una habitación para que tenga acceso visual a  tu gato. Un truco que funciona para mejorar estos primeros encuentros es colocar algunas golosinas o latas de comida para gatos a una corta distancia del transportín. Esta comida ayudará a los felinos a acercarse al nuevo gato. Y a que vean su llegada como algo positivo. Quédate en  la habitación y deja que tus gatos se vean. Pueden sisear, bufar, pero no reacciones a esto. Este primer encuentro solo debe durar unos minutos. Repite el proceso diariamente, los períodos de tiempo que sean cada vez más largos. Mientras tiene lugar encuentro, asegúrate de mostrarte relajado y no les riñas.
  • Repite el proceso anterior: pero al revés, con tu gato en el transportín y el nuevo gato afuera. Poco a poco, con el paso del tiempo, el proceso de introducción de los gatos se repite una y otra vez y los gatos los expones durante períodos de tiempo cada vez más largos, sus reacciones deben ser cada vez menos agresivas a medida que se acostumbren a la vista y el olfato.

Último paso:

Cuando veas que la agresividad ha disminuido, es hora de juntar a los gatos sin el transportín. Nunca los dejes solos juntos durante este tiempo. Permite que se conozcan a su manera. Ofrece golosinas a los gatos, para que asocien la presencia de cada uno con una buena experiencia. Se trata de hacer que tu gato se de cuenta de que el otro gato no es una amenaza y que no debe tener miedo. Sin embargo, si estalla una pelea, separa, nunca grites, mantén la calma y vuelve a intentarlo más tarde.

Una vez que los gatos hayan pasado por este proceso de introducción en un ambiente de calma y tranquilidad,  dejarán de sentirse amenazados el uno por el otro y dejarán de reaccionar de manera agresiva.

juntar gatos

No debes tener prisa en las presentaciones de los gatos

La introducción gradual tiene la intención de cambiar el comportamiento natural del gato y ayudar a que tolere la nueva llegada, y posiblemente incluso hacer un nuevo amigo. La paciencia es el elemento  principal para cada vez que tratamos de modificar el comportamiento felino.

¿Cuánto tiempo lleva introducir completamente a los gatos? No hay una respuesta única que cubra todos los escenarios. Como regla general, los gatitos son más fáciles de introducir que los gatos adultos, cuanto más joven es el gatito, más rápido es el proceso. Cuando los gatos tienen más de 2-3 meses, puede pasar de unos pocos días a varios meses antes de que pueda permitir que los gatos compartan su casa sin supervisión.

También es una cuestión de los temperamentos de los gatos. Incluso el proceso de introducción más disciplinado puede fracasar si los gatos son tímidos o agresivos.

Modificar ese comportamiento depende de un proceso neurológico lento que tiene lugar en el cerebro: desconectando ciertas neuronas y conectando otras para que el recién llegado finalmente sea considerado como un “amigo” en lugar de un “enemigo”. Los gatos son criaturas de hábito, por lo que cambiar las conexiones en el cerebro felino puede llevar mucho tiempo.

No se puede acelerar el proceso saltándote etapas, tienes  que trabajar con ambos gatos de forma gradual.

Debes respetar que cada gato tenga sus propias cosas, que sientan que tienen su pequeña parte del hogar que pueden llamar “suya”. Por lo tanto, es importante que como propietarios proporcionemos a cada gato sus propias cosas al introducir gatos en el hogar.

Estos artículos son imprescindibles:

  • Bandeja de arena: las bandejas no deben estar demasiado juntas.
  • Cuencos de alimentación y de agua: una vez más, separados.
  • Camas: a menos que les guste dormir juntos, tendrán que tener cada gato su propia cama.
  • Afecto: asegúrate de dedicar la misma cantidad de tiempo con cada uno de tus gatos. El tiempo de juego fomenta el ejercicio y hará que tu nuevo gato se sienta parte de la familia.

Algunos productos disponibles comercialmente se han creado para ayudar a aliviar la tensión entre los gatos. Lavanda, madreselva y extracto de raíz de valeriana son todos los aromas que tienen un efecto calmante en los gatos. Los aceites esenciales pueden ser tóxicos para los gatos si se ingieren, así que ofrécelos de una manera que tengan los efectos calmantes de inhalación, pero no les dejes lamer o comer el producto.

Feliway es otro producto felino comercial popular. Funciona mediante la utilización de feromonas y está disponible en dos fórmulas. La fórmula original de Feliway imita a la feromona facial felina, haciendo que los gatos sientan como si ya hubieran marcado una determinada superficie como  suya usando las glándulas odoríferas en la quijada. La nueva fórmula Feliway Multi usa la feromona que se encuentra en las glándulas mamarias de las madres que están amamantando, lo que tranquiliza a los gatitos y les ayuda a formar un vínculo con su madre. El objetivo de este producto es fortalecer la relación o crear un vínculo con los gatos en el hogar y hacer que se reconozcan unos a otros como un grupo más cohesionado. Feliway se usa a menudo como una “solución rápida”, pero al igual que los medicamentos, no es una solución definitiva. Obtendrás los mejores resultados cuando Feliway se utiliza junto con un plan de modificación de comportamiento.

 

La clave para presentar gatos entre sí es HACERLO LENTAMENTE. Tome pequeños pasos y evalúe cómo reaccionan sus gatos. No existe una fórmula mágica que te diga cuándo un gato está listo para integrarse completamente en el hogar; debes observarlos y juzgar su progreso de forma individual. Algunos dicen que sus gatos se llevaron muy bien desde el primer día (aunque ni siquiera deberían haberlo conocido tan rápido), y otros dicen que les costó seis meses o más hasta que finalmente vivieron pacíficamente bajo el mismo techo.

Los gatos pueden convivir juntos la mayor parte del tiempo, incluso si no son los mejores amigos, siempre y cuando se presenten lenta y positivamente y haya suficientes recursos en toda la casa. Nunca deben verse obligados a compartir las necesidades básicas codiciadas, como comida, agua, arena y árboles de gato.

 

Pero, ¿y si nunca se llevan bien?

Desafortunadamente, hay casos en los que los propietarios intentaron presentar gatos entre sí y simplemente no lo lograron. Las peleas bastante desagradables pueden estallar en cualquier momento, lesiones en los gatos , o que uno de ellos que tenga miedo del otro se convierta en una criatura tímida y asustada.

En estos casos, aconsejaría que lo mejor para ambos gatos, sería encontrar para el gato más nuevo un hogar donde puedan recuperar su confianza y vivir una feliz vida relajada.

Tu gato de siempre también se beneficiará, ya que ya no se sentirá amenazado en su propio hogar pudiendo volver a ser un gato feliz. Me doy cuenta de que esta es una decisión difícil de tomar para los propietarios, pero necesaria en determinados casos.

 

 

 

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado