Los gatos se pelean en casa. Razones y consejos para solucionarlo

1
Los gatos se pelean en casa. Razones y consejos para solucionarlo
2.5 (50%) 2 votes

 

 

Si tienes un hogar con varios gatos, sabes que las peleas de gatos suceden a menudo. Incluso si tus gatos se llevan bien, a veces por desgracia se persiguen o atacan. 

Aunque es posible que los humanos no comprendamos por qué pelean nuestros gatos, estos tienen sus razones para pelear. Algunas de estas razones son similares a las razones por las cuales los humanos tienen disputas. Los gatos expresan su descontento con otros gatos cuando deciden pelear. 

 

¿Por que se pelean los gatos?

Resulta difícil saber por qué se pelean dos gatos. Solo podemos orientarnos en base al carácter gato y a la situación que se produzca, intentando adivinarlo. Los causas principales de las peleas entre gatos son los siguientes:

Luchan por su territorio

Los gatos son por naturaleza territoriales, incluso si el territorio no se extiende más allá del final de su sofá. Una de las principales razones por las que los gatos pelean es porque sienten que un gato no deseado ha invadido su territorio, incluso aunque sea un gato que ha vivido con ellos durante mucho tiempo. Los gatos son mucho más territoriales que los perros. Al contrario de lo que mucha gente cree, las gatas a veces son tan territoriales como los machos. Simplemente están defendiendo su territorio.

Si introduces un nuevo gato en tu hogar, el nuevo gato tendrá que establecer un “territorio propio”,  y tus gatos existentes tendrán que defender el suyo. Esto a menudo acaba en una pelea de gatos.

Cada uno de tus gatos probablemente tenga un “lugar” que ellos llaman suyo. 

Considera proporcionar al nuevo gato su propio árbol de gato. O bien, establece nuevos “espacios para gatos” separados en tu hogar. 

Cuando encuentres a tus gatos peleando, es mejor no castigarlos, los gatos no entienden el castigo y pelear es un instinto natural en los gatos. Lo mejor que puedes hacer es solo interferir cuando sea necesario. 

Si descubre que tus gatos están peleando más de lo debido, es hora de que descubras por qué. ¿Pelean por una caja de arena, un plato de comida o la ubicación principal de una ventana? Asegúrate de que cada gato tenga sus propias “cosas” y un lugar para retirarse cuando se sientan abrumados por otras mascotas en la casa. Esto contribuirá en gran medida a prevenir peleas.

Jerarquía social dentro del grupo

Los gatos machos frecuentemente se amenazan y pelean entre sí por su jerarquía social, a pesar de lo que puedas pensar, incluso los machos castrados pueden hacer esto. 

Si tienes varios gatos, sobretodo más de un gato macho, uno de ellos se considera el “macho alfa” y estará en la parte superior de la jerarquía felina. 

Dos gatos pueden encrespar sus cuerpos, y luego comenzar a aullar y gritar el uno al otro. Si uno de los gatos se aleja o retrocede, entonces se evita la pelea entre ellos. Sin embargo, si ninguno quiere tirar la toalla y rendirse, un gato atacará al otro saltando hacia adelante e intentará morder su cuello. El otro gato caerá sobre su espalda e intentará morder o arañar al atacante con sus patas traseras. Los dos gatos podrían pasar por esto varias veces antes de separarse. Por lo general, no se producen lesiones en este tipo de peleas. 

 

gatos peleando

Agresividad mal dirigida

Los gatos también luchan como resultado de algún tipo de agresión redirigida y esto es bastante común, sobretodo con los gatos de interior. Tu gato podría estar mirando por la ventana a otro gato o perro que cruza el jardín, comienza a sentirse territorial y agresivo con este gato, pero como este no puede ser alcanzado, puede atacar al otro gato que haya en casa.

Otro ejemplo sería cuando estás dando golosinas a tus gatos. Un gato puede llegar primero a la golosina y comenzar a comer. El otro quiere un trozo, pero el gato que está comiendo puede volverse agresivo y comenzar a aullar al otro gato. Por lo general, esto no es habitual … porque sienten que su casa es su “refugio” si todos hacen lo posible por llevarse bien.

Los gatos luchan por sus hormonas

Los gatos machos a menudo participan en la agresión de otro gato del hogar, hecho que ocurre con mayor frecuencia cuando un gato alcanza la madurez social entre los dos y los cuatro años de edad. Aunque este tipo de agresión se ve generalmente en machos compitiendo por parejas, puede ocurrir entre gatos de cualquier sexo cuando ocurren conflictos territoriales.

El primer paso para eliminar este tipo de peleas de gatos es esterilizar y castrar a tus gatos. Si ya lo has hecho, los productos de feromonas como Feliway pueden ayudar a reducir la agresión. Ten en cuenta que necesita cobertura en todas las habitaciones de tu casa para que sea efectiva. Feliway ahora también fabrica collares de feromonas.

Los celos provocan que los gatos luchen

Un “gato nuevo” casi siempre obtendrá más atención de tí que tu progenie actual. Dedica tiempo extra individual con tus otros gatos para aliviar sus temores de que el nuevo gato les esté robando todo tu cariño. Es más probable que los celos sean un problema frecuente con determinadas razas como los siameses que se vinculan estrechamente con su gente, y necesitan mucha seguridad de que “su lugar en tu corazón” está asegurado. 

En otro artículo, te indico los pasos a seguir para juntar dos gatos, que acaban de conocerse, y evitar peleas entre ellos.

Una cuestión de olores, … y asociaciones

Puede ocurrirte que cuando un gato vuelve del veterinario, su compañero le escupe y se muestra agresivo. Esto es debido a que el gato que se quedó en casa reconoce el “olor a veterinario”, provocando en él malos recuerdos de su paso por el veterinario en el pasado. Le resultará tan molesto que va a descargar sus tensiones atacando a su compañero. 

La pelea como parte del juego entre gatos

Una pelea como juego es silenciosa, o casi. Cuando los gatos saltan el uno sobre el otro, hacen bolas bastante suaves, cortas y repetidas, y no se hacen daño entre sí. A veces podemos escuchar algunos chilliidos. Pero en ocasiones, sucede también que una pelea jugando se convierte en un conflicto real, simplemente porque uno de los gatos no está dispuesto a jugar más.

Otro caso: uno de los gatos salta sobre otro para jugar, pero el otro no quiere … lo que lleva al primero a la agresión, ¡porque necesita desahogar sus frustraciones!

 

Cómo detener una pelea de gatos antes de que suceda

Por lo general, el único método para disuadir a dos gatos de una pelea inminente es sorprenderlos por sorpresa, produciendo un ruido tan cerca de ellos como te sea posible. Un fuerte aplauso de manos, o un ruido metálico que atraega su atención y los distraega podría ser suficiente. 

Otra idea podría ser tratar de separar a dos gatos que luchan con agua, usando un aerosol o algo así, el impacto con el agua debería distraerlos de la lucha y darte tiempo para atraerlos, tal vez con algo para comer.

gatos se pegan

https://www.youtube.com/watch?v=GQsryfQcopw

Qué no hacer en una pelea entre gatos

Cuando la pelea está teniendo lugar, un buen consejo, nunca intentes por tu cuenta separar a los gatos físicamente. Poner las manos entre dos gatos que riñen podría tener consecuencias muy serias, con arañazos y mordiscos el gato nos lastimaría seriamente. 

Separarlos con tus pies podría hacerte sentir más protegido gracias a los zapatos y los pantalones, pero no es una buena idea, el gato pensará que estás participando en la pelea y puede decidir saltar sobre ti. Ni siquiera regañar al gato después de recuperar la situación es una gran movida, nuestro pequeño gato inmediatamente después de una pelea entre gatos se siente muy vulnerable, y podría tomar su reprimenda como un ataque dirigido contra él, y podría reaccionar violentamente.

NUNCA los golpees, ni los persigas. Solo lograrás que sean más agresivos, y puedes destruir de forma definitiva su confianza en ti.

Con paciencia y una comprensión clara del comportamiento del gato, deberías ser capaz de lograr la armonía del hogar dentro de uno o dos meses.

 

Resumen: si encuentras que tus gatos luchan ocasionalmente, debe saber que esto es común y bastante típico de los gatos. La mayoría de las veces, lo harán jugando. Pero cuando la lucha es violenta, debes de tener en cuenta, que detener una pelea es muy delicado; trata de que tus gatos lo resuelvan por sí mismos. Aún así, si sientes la necesidad de detener una pelea, deberás hacerlo con cuidado. 

Incluso el gato más cariñoso puede morderte o arañarte de forma agresiva. Para detener una pelea, puedes hacer algún tipo de ruido fuerte, como los gatos se sobresaltan por los ruidos fuertes, ambos se detendrán para ver qué está haciendo el ruido. También puedes rociar agua sobre ellos para interferir con el comportamiento agresivo.

 

 

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado