¿Los carbohidratos son adecuados para los gatos?

El uso de carbohidratos en la comida para gatos es polémico. Mientras que hay quienes lo consideran una buena fuente de energía, otros creen que los carbohidratos son responsables del aumento de la obesidad felina y la diabetes. En todo caso, en lo que estamos de acuerdo es que los gatos digieren los carbohidratos de manera menos eficiente que otros animales.

Los gatos son carnívoros, por lo que la mayoría de sus enzimas digestivas están destinadas a digerir proteínas en lugar de carbohidratos. Sin embargo, los gatos pueden tolerar algunas formas de carbohidratos mejor que otras. Por ejemplo, la mayoría de los gatos pueden digerir los almidones cocidos, pero no la sacarosa.

Aunque debes evitar los alimentos para gatos con alto contenido de carbohidratos, no debes tratar de eliminar los carbohidratos de la dieta de tu gato por completo, estos pueden tener algunos beneficios para la salud, e incluso los gatos salvajes los consumen en pequeñas cantidades. 

Si quieres controlar o reducir el consumo de carbohidratos a tu gato, este artículo te indica la forma de hacerlo de manera segura.

Problemas con la alimentación de los gatos con carbohidratos

Para comprender por qué hay tanta controversia en torno a este tema, estos son algunos de los problemas que genera la alimentación con carbohidratos:

1. Reduce el consumo de proteínas

Los carbohidratos a menudo se usan para “rellenar” los alimentos para gatos, particularmente las croquetas. Aunque el contenido de proteína de la comida para gatos no debe estar por debajo del 25%, los gatos domésticos aún consumen mucha menos proteína (y relativamente más carbohidratos) que los gatos que viven en la naturaleza.

Algunas investigaciones sugieren que una dieta alta en carbohidratos puede incluso interferir con la absorción de proteínas.

2. Diarrea, vómitos, hinchazón y flatulencia

Ciertos tipos de carbohidratos son muy difíciles de digerir para un gato. Otros tipos de carbohidratos son más fáciles para el estómago del gato, pero aún pueden causar síntomas leves, como flatulencia e hinchazón.

3. Causa la diabetes mellitus

La comida para gatos rica en carbohidratos puede causar el aumento de la diabetes felina.

4. Pueden generar obesidad

Los gatos domésticos comen muchos carbohidratos, esto se ve agravado por el hecho de que muchos gatos domésticos hacen poco ejercicio, por lo que no queman el exceso de calorías.

Si los carbohidratos son responsables de los problemas de salud anteriores, es fácil comprender qué los dueños de mascotas estén preocupados por alimentar a sus gatos con comida para gatos convencional.

¿Son necesarios los carbohidratos para la alimentación de tu gato?

De acuerdo con las pautas nutricionales, no hay requisitos mínimos de carbohidratos para los gatos. Los gatos han evolucionado hacia una dieta alta en proteínas, por lo que obtienen energía a partir de los aminoácidos de la carne animal.

Los gatos que viven en la naturaleza consumen pequeñas cantidades de carbohidratos al comer insectos y pequeñas cantidades de vegetación.

Además, sus presas tiene una pequeña cantidad de carbohidratos en sus estómagos. Las presas contienen entre 1 y 8% de carbohidratos, por lo que incluso los gatos más salvajes consumen carbohidratos.

Los carbohidratos pueden ayudar a la digestión si se agregan a los alimentos para mascotas de manera adecuada. Por ejemplo, ciertos carbohidratos complejos son ricos en fibra  y pueden ayudar a mantener el sistema digestivo del gato.

Además, cuando una gata está embarazada, puede beneficiarse de una dieta relativamente alta en carbohidratos ya que las proteínas no pueden absorberse de manera tan eficiente.

Entonces, aunque los gatos generalmente no “necesitan” carbohidratos para su desarrollo, es natural que consuman pequeñas cantidades de carbohidratos.Por tanto, tampoco es aconsejable eliminar este macronutriente por completo.

carbohidratos gatos

¿Pueden los gatos digerir los carbohidratos?

Se puede decir que los gatos digieren los carbohidratos de manera menos eficiente que otros animales. Esto se debe a que no tienen las enzimas digestivas necesarias para digerir los carbohidratos. Por ejemplo:

  • Los gatos tienen niveles bajos de amilasa en el páncreas: la amilasa ayuda a descomponer los carbohidratos.
  • El tejido pancreático de un gato tiene baja actividad de maltasa: la maltas descomponen la maltosa en glucosa (azúcar).
  • No hay, o es muy poca la actividad de lactasa o sacarasa en el tejido pancreático del gato: la lactasa es la enzima requerida para procesar la lactosa, y la sacarosa es la enzima que procesa la sacarosa.
  • Las enzimas maltasa, isomaltosa y sacarasa presentes en el intestino delgado, tienen poca actividad.

Como puedes ver, los gatos pueden digerir los carbohidratos, pero no son muy eficientes para hacerlo. 

Tipos de carbohidratos buenos y malos que pueden consumir los gatos

La mayoría de los gatos pueden tolerar muy bien los almidones (polisacáridos). Los almidones son carbohidratos complejos, y se pueden digerir de forma diferente a los azúcares simples. Entre los almidones (cocidos) que pueden digerir muy bien los gatos:

  • Arroz de cerveza.
  • Maíz.
  • Sorgo.
  • Guisantes.
  • Lentejas.

Para lograr una dieta sana y equilibrada, el almidón debe equilibrarse con otros macronutrientes como las proteínas y las grasas.

Hay carbohidratos que son muy difíciles de digerir para los gatos. Por ejemplo, los gatos no pueden tolerar la sacarosa. La sacarosa se descompone con la enzima sacarasa. Los gatos tienen enzimas sacarasa en el intestino delgado, pero su actividad es muy baja. Algunos gatos reaccionan mal a pequeñas cantidades de sacarosa, mientras que otros pueden tolerar cantidades ligeramente mayores.

Afortunadamente, la sacarosa no se suele agregar a la comida para gatos (al menos no en una cantidad significativa). El tipo de carbohidrato utilizado en la comida para gatos convencional es más fácil de digerir para los gatos.

En ocasiones, los gatos, comen en exceso sacarosa. Esto puede suceder si comen las sobras o dulces, como:

  • Chocolate
  • Salsas dulces orientales y algunas salsas para pasta.
  • Migas de pastel.
  • Bebidas con sabor.

¿Cantidad de carbohidratos que pueden digerir los gatos?

La mayoría de los gatos pueden consumir almidones con moderación. Si se consume demasiado carbohidrato, puede pasar a través del intestino delgado (sin digerir) y hacia el colon, donde fermentará.

Si los carbohidratos fermentan en el colon, esto alterará el entorno microbiano y puede provocar síntomas como:

  • Diarrea.
  • Flatulencia.
  • Hinchazón.
  • Sobrecrecimiento bacteriano que conduce a una enfermedad más grave.

Entonces, ¿Qué cantidad de carbohidratos es tolerable para un gato? No hay un consenso, pero parece aconsejable que el contenido de carbohidratos en los alimentos para gatos no sea superior al 55% (también debe haber un mínimo de 25% de proteínas y 20% de grasas). La investigación sugiere que un rango mejor estaría entre 15% y 35% de carbohidratos.

Esto se asemejaría mejor la dieta natural de un gato. Entonces, si te preocupan los riesgos asociados con una dieta alta en carbohidratos, intenta comprar comida para gatos que contenga menos del 55% de carbohidratos en su contenido.

proteínas gatos

¿Es mi gato alérgico a los carbohidratos?

Aunque la mayoría de los gatos pueden digerir almidones (cocidos), alguno puede ser intolerante o alérgico a ciertos cereales, granos o vegetales.

Los síntomas de alérgia son:

  • Diarrea.
  • Vómitos.
  • Sibilancias o dificultad para respirar.
  • Piel inflamada o con picazón.
  • Ojos llorosos.

Cambiar a un alimento hipoalergénico para gatos suele ayudar, ya que estos alimentos no incluyen alérgenos de carbohidratos comunes (como el maíz).

En algunos casos, las alergias alimentarias son las culpables de la enfermedad inflamatoria intestinal. 

¿Los carbohidratos causan diabetes en los gatos?

La diabetes mellitus es uno de los trastornos metabólicos más comunes en los gatos. Algunos científicos creen que los carbohidratos son directamente responsables de causar diabetes en los gatos.

Según esta teoría, los carbohidratos aumentan el azúcar en la sangre del gato, y este tarda mucho en eliminar el azúcar de la sangre (porque los gatos carecen de las enzimas hepáticas necesarias para procesar la glucosa de manera efectiva).

Esto ejerce mucha presión sobre el páncreas que tendrá que seguir produciendo suficiente insulina para hacer frente a los altos niveles de azúcar en la sangre. Con el tiempo, esto conduce a resistencia a la insulina y a la diabetes tipo 2.

La mayoría de los veterinarios y especialistas están de acuerdo en que no hay suficiente evidencia para demostrar que comer carbohidratos causa diabetes en los gatos.

Sin embargo, es ampliamente aceptado que los alimentos ricos en carbohidratos pueden desempeñar un papel indirecto en causar diabetes porque comer alimentos ricos en carbohidratos puede provocar obesidad (un factor de riesgo significativo para la diabetes).

Por lo tanto, una dieta baja en carbohidratos puede ayudar a controlar la diabetes porque permite el control de peso.

¿Los carbohidratos generan obesidad en los gatos?

La obesidad felina es un problema muy común, y parece probable que los alimentos para gatos ricos en carbohidratos sean culpables. Sin embargo, otros factores también pueden desempeñar un papel. Por ejemplo:

  • El contenido alto en grasa de algunos alimentos para gatos.
  • Palatabilidad: la palatabilidad de los alimentos ha mejorado en los últimos años, lo que hace que los gatos tengan más probabilidades de comer en exceso.
  • Pastoreo: Proporcionar a tu gato pequeñas cantidades de alimento durante todo el día, es algo bueno porque recrea su comportamiento natural de alimentación. Sin embargo, si no controlas la cantidad de alimentos que estás poniendo a su disposición, tu gato podría comenzar a comer en exceso.
  • Inactividad: Los gatos que pasan todo su tiempo en el interior comerán una cantidad elevada de calorías, pero quemarán muy pocas al no realizar casi actividad.

Si bien reducir los alimentos ricos en carbohidratos puede ayudar a prevenir la obesidad felina, también es importante tener en cuenta con qué frecuencia estás alimentando a tu gato y si cumples con sus necesidades físicas y emocionales.

Cómo manejar los carbohidratos en la dieta de un gato

Los carbohidratos no son “tóxicos” para los gatos, pero deben consumirse con moderación. Para asegurarte de que tu gato consuma una cantidad saludable de carbohidratos, considera los siguientes consejos:

Revisa las etiquetas de la comida para gatos

Busca productos que contengan menos del 30% de carbohidratos y ciertamente menos del 40%.

Comida húmeda

Si tu gato come mucha comida seca, intenta sustituirla por comida húmeda, ya que esta generalmente contiene menos almidón.

Si aumentas la comida húmeda y disminuye la seca, asegúrate de darle la cantidad correcta de calorías en el transcurso del día.

No lo alimentes con las sobras

No des a tu gato las sobras o “golosinas”, ya que pueden contener sacarosa (que es altamente indigesta para los gatos). Esto incluye los obvios dulces como pasteles y galletas, pero también las salsas.

Proporciona fibra

Los alimentos para gatos que contienen almidón fibroso (como la pulpa de remolacha) pueden ser muy beneficiosos para el sistema digestivo de tu gato.

El embarazo

Si estás cuidando a una gata preñada, necesitará consumir muchas más calorías por día (hasta 800 kcal). Alimentarla con una comida para gatos que sea relativamente alta en carbohidratos (es decir, 30-45%) puede ser una buena manera de satisfacer sus necesidades de energía.

Estoy deseando escuchar tu opinión

      Encantado de que dejes un comentario

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      Migatapersa
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado