¿Por que mi gata no quiere comer después de la esterilización?

Has preparado una gran sorpresa de bienvenida en casa para tu gata. Después de todo, ella ha sido muy valiente, en la clínica veterinaria, durante su cirugía de esterilización. Pero cuando tu peludita llega a casa, todo lo que quiere hacer es esconderse debajo de la cama y estar sola. 

La comida húmeda y seca y las golosinas que con tanto cariño has preparado para ella no son de su interés. Esta situación es una de las preocupaciones habituales de los propietarios después de la cirugía, la gata no come después de ser esterilizada

A continuación, en este artículo, te expongo: ¿cuál podría ser la razón de qué tu gata no quiera comer después de la esterilización?

Razones por las que mi gata no come después de ser esterilizada

Una gata no comerá después de haber sido esterilizada, sobre todo después de la cirugía, normalmente hasta pasadas las 24 horas. Después de ese período de tiempo, ya debería comenzar a comer, beber sola y volver a su estado normal. Fuera de este caso, una gata no comerá después de haber sido esterilizada debido a alguno o a la combinación de los siguientes factores:

  • Náuseas por el efecto residual de la anestesia general. Los anestésicos inyectables tardan un tiempo en desaparecer y la recuperación varía dependiendo de cada gato, en algunos los efectos pueden durar hasta 36 horas después de la cirugía. El tiempo de recuperación prolongado puede deberse a una oxigenación deficiente.
  • La existencia de dolor y molestias en la gata. Puede permanecer el dolor debido a la anestesia leve durante la cirugía o a la falta de medicamentos de alivio. También algunos medicamentos provocan sedación como efecto secundario.
  • El uso de un nuevo accesorio postoperatorio. Muchos gatos se sienten irritados por el collar isabelino  y, como consecuencia, es probable que no coman.
  • Es posible que el estómago de tu gata todavía se esté ajustando por el ayuno que hizo antes de la cirugía y que también se encuentre un poco deshidratada.
  • Las condiciones de calor, como los gusanos y las infecciones virales, pueden aumentar el estrés de la cirugía y hacer que tu gata se sienta cansada y no tenga interés en comer.
  • Una infección de la herida o una complicación quirúrgica. Este suele ser el caso si el hambre dura más de 2 días.

Instagram@magda.laton.9

Consejos para cuidar a tu gata después de la esterilización

  • Deja a tu gata en una habitación cálida y bien ventilada y procura que descanse. Algunos gatos solo necesitan dormir un poco para eliminar los efectos residuales de la anestesia. Coloca una caja de arena limpia cerca para motivarla a orinar. La micción ayuda a eliminar los anestésicos inyectables de su cuerpo y acorta el tiempo de recuperación.
  • Si no tienes instrucciones sobre como tratar el dolor postoperatorio, llama al veterinario. Vigila por si tu gata tiene dolores, como respiración pesada y rápida y vocalización. Sin embargo, la mayoría de los gatos son muy sufridos y soportan el dolor sin manifestarlo, por lo que debes controlarla constantemente porque, si no lo tratas adecuadamente, se podría producir un shock que puede ser fatal.
  • Consulta con el veterinario si el medicamento para el dolor que le das puede provocar sedación como efecto secundario.
  • Si sospechas que el no tener apetito podría estar relacionado con la cirugía de esterilización, llévala al veterinario para un chequeo y un tratamiento rápido.
  • La mayoría de los gatos no muerden el lugar de la incisión y de las suturas a diferencia de los perros. Por lo tanto, un collar isabelino puede no ser necesario. Quítala el collar para comprobar si mejora su actitud y apetito. Del mismo modo, no la confines en una jaula. El encierro en la jaula solo la deprimirá más y hará que no use la caja de arena ni coma. Solo mantenla en un lugar seguro donde no sea probable que tenga contacto con objetos infecciosos o se abra su herida.
  • Comprueba si tiene fiebre. Inspecciona la cirugía en busca de inflamación, fugas de líquidos, suturas faltantes y otras complicaciones. Si algo va mal, llévala al veterinario inmediatamente.
  • Revisa a tu gata por si tuviera problemas de deshidratación. Para comprobarlo, estira suavemente hacia arriba de la piel suelta de su cuello, debería volver a bajar,  si no lo hace y forma una “carpa”, esto se debe a la deshidratación. No lo dejes de tratar, ya que la deshidratación y el hambre pueden causar daños permanentes en algunos órganos de tu gata.
  • Mientras tu gata se está recuperando de la anestesia, mantén el ruido y la actividad a su alrededor al mínimo. Coloca la caja de arena, comida y agua cerca de ella. Te aconsejo que tengas una fuente de agua para gatos para motivar a que beba. Es importante que ella se mantenga hidratada.

¿Qué puedo ofrecer de comida a mi gata después de la esterilización?

El veterinario puede establecer un periodo de transición con una dieta de “recuperación” para tu gata. Las dietas de recuperación están pensadas para que los gatos obtengan todos los nutrientes que necesitan para recuperar su salud y, a la vez, reducir la cantidad de alimento a ingerir.

Estos alimentos llevan más cantidad de proteínas, grasas y calorías, por lo que son alimentos energéticos. De este modo, el gato puede ingerir pequeñas raciones y aun así obtener la energía y los nutrientes que necesita. Las proteínas en las dietas de recuperación favorecen el crecimiento y la reconstrucción de las células, y deben ser muy digestibles, para facilitar la absorción.

Después de una cirugía, es habitual que el apetito de la gata disminuya, por lo que los alimentos de recuperación deben ser muy apetecibles, con una forma de croqueta o trozos adecuados, para animarla a comer.

Conclusión

La esterilización es un procedimiento quirúrgico rutinario, pero la anestesia conlleva sus riesgos.

Es importante un examen físico completo y pruebas de laboratorio antes de la cirugía, con ello disminuirán las posibles complicaciones que surjan durante y después de la cirugía.

Dado que la esterilización no es obligatoria, debes resolver cualquier problema médico que la gata pueda tener antes. 

Es fundamental que tenga un buen estado de salud antes de someterse a la anestesia y a la intervención.

La esterilización queda incompleta después de que la gata abandona la mesa quirúrgica. El buen resultado, depende de qué esté bien cuidada después de la cirugía. 

Deberás vigilar a tu gata e informar de cualquier cosa extraña al veterinario dentro de un tiempo razonable. Detecta las complicaciones temprano para resolverlas más rápido y más fácil.

Estoy deseando escuchar tu opinión

      Encantado de que dejes un comentario

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      Migatapersa
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado