Mi gato me tiene miedo. Cómo tranquilizar a un gato asustado

0
Mi gato me tiene miedo. Cómo tranquilizar a un gato asustado
1.5 (30%) 2 votes

 

Tu gato está asustado, te tiene miedo, se esconde. Quieres entender y cuidar a tu gato.

Un gato asustado puede tener miedo de muchas cosas y pasar gran parte de su vida escondido, mientras que un gato seguro tendrá menos miedo y por norma se recuperará más rápidamente de las situaciones que le provocan miedo o estrés. 

Por ejemplo, un gato puede enfrentarse a un perro extraño gruñendo, escupiendo o hinchando su pelaje para parecer más grande. O puede decidir retirarse de forma apresurada. Algunos gatos están tan abrumados por el miedo que se paralizan, están demasiado aterrorizados para correr. Un gato relajado, puede no ver peligro en el perro,  puede oler al perro y alejarse.

¿Por qué los gatos son tímidos o te tienen miedo?

Un comportamiento tímido o temeroso es muy a menudo causado por asociaciones negativas tenidas en los primeros años de su vida. Si un gato no interactúa a menudo con la gente o sufre un abuso o trauma, es muy probable que él o ella puedan tener miedo de las personas.

En otros casos, hay gatos que son miedosos por estar genéticamente predispuestos a niveles más altos de excitación y les costará más  tiempo calmarse y confiar en nuevos entornos y personas ( tal vez nunca lo hagan).

A continuación te indico algunos de los motivos más comunes por los cuales los gatos muestran un comportamiento temeroso, pero recuerda: pueden existir varias  razones por las cuales tu gato tiene miedo o nos ser ninguna de estas.

Tu gato tiene un antiguo dueño

  • Estabas muy emocionado al tener un nuevo amigo peludo en tu casa, pero para tu sorpresa, está aterrorizado en su nuevo entorno. Unos días o semanas más tarde, muestra pocos signos de asentarse. ¿No te has planteado que tu nuevo gato tenga un antiguo dueño que lo ha perdido?  Comprueba y haz una verificación veterinaria para ver si tiene un microchip que pueda identificarlo.

Tu gato nunca ha vivido con humanos

  • Imagínate que has adquirido tu gato de un refugio o de una tienda de mascotas. Seguro que tuvo poca experiencia de convivir a diario con personas, por lo que le puede costar acostumbrarse a un hogar contigo. Se necesita mucha paciencia y consistencia para que tenga seguridad tu gato en esta situación (¡pero es posible!).

A tu felino no le gustan otros animales o niños

  • Algunos gatos no se llevan bien con otros gatos, perros o niños pequeños. Toma nota de las peleas que tu tímido gato pueda haber tenido con otras mascotas, y enséña a los niños a ser cuidadosos con los gatos. Puede ser necesario delimitar una zona de gatitos lejos de las áreas de juego de los niños, para que puedas supervisar las interacciones de los niños con su nuevo gatito asustadizo.

Tu mascota está poco socializada

  • Si bien cada gato es diferente, se considera probado que los gatos necesitan una interacción humana positiva dentro de los primeros dos meses de vida, para sentirse cómodos viviendo con un dueño. Más allá de eso, la presentación0 regular de nuevos humanos puede evitar que se vuelvan demasiado tímidos o asustados cuando se encuentran con una nueva persona.

Tu gato está enfermo

  • Los gatos suelen esconderse cuando están enfermos o heridos, mientras se recuperan. Si tu gato generalmente es amigable, pero de repente comienza a esconderse, acude al veterinario. 

Tu gato ha sufrido abusos 

  • Desafortunadamente, una vez que un gato ha sido maltratado por un humano, es probable que tema a las personas. En esta situación, lo normal es que tu gato decida ocultarse ante ciertos factores desencadenantes, o experiencias que le recuerdan un incidente negativo o abusivo.

 

gato me tiene miedo

 

¿Cómo sabes si tu gato tiene miedo?

Tu gato puede mostrar los siguientes comportamientos cuando tiene miedo:

  • Huye.
  • Se oculta.
  • Muestra agresividad (que incluye escupir, silbar, gruñir, golpear, morder, rascarse, hincharse la piel y la cola, arquearse hacia atrás, agitar la cola y aplastar las orejas).
  • No quiere moverse de un lugar.
  • Pierde el control de la vejiga / intestinos.
  • Se niega a usar la caja de arena.

¿Qué comportamiento temeroso es normal?

Algunos comportamientos temerosos son aceptables y normales. Por ejemplo, la mayoría de los gatos se sentirán inseguros o asustados en un entorno nuevo. A menudo, tu gato se esconderá en su nuevo hogar durante uno o dos días.

A veces, una experiencia traumática, como llevarlo al veterinario o traer un nuevo animal al hogar, puede alterar su rutina y provocar en él comportamientos extraños como esconderse debajo de la cama durante unos días.

Pero en ocasiones, algunos gatos tienen tanto miedo que parecen vivir en un estado de ansiedad casi constante, o pueden transformar su miedo en agresividad con las personas u otras mascotas.

gato asustado

¿Cómo puedes ayudar a tu gato asustado?

Aquí tienes algunas idéas básicas:

  • Si tu gato se esconde pero está sano, déjalo en paz, saldrá cuando el quiera. Forzarlo a salir de su escondite solo lo hará sentir más temeroso. Asegúrate de que tenga fácil acceso a comida, agua y una caja de arena. Limpia la caja de arena, cambia la comida y el agua todos los días para saber si está comiendo y bebiendo.
  • La comida es un gran motivador para los gatos, así que si el  tuyo le tiene miedo a alguien en la casa, encomienda a esa persona que le dé de comer.

¿Qué puedes hacer si tu gato se muestra agresivo?

  • Cuando la agresividad no es un hecho aislado y amenaza a personas o mascotas, deberías buscar ayuda lo antes posible de un especialista en comportamiento del gato.
  • Para controlar la situación, sería aconsejable que aislaras al gato en una zona de las casa donde lo puedas tener controlado y trata de que una persona responsable lo supervise.
  • En caso de que tu gato ocasione mordeduras y arañazos; recuerda que estas pueden infectarse fácilmente.

Como conclusión, te indico unos consejos para socializar un gato tímido o asustadizo:

Consejos para tranquilizar a un gato con miedo

  • Crea una habitación separada para tu gato. Como tu gato está sintiendo estrés, al principio debes mantenerlo solo en una habitación para dejarlo tranquilo, cuando sea necesario.
  • Revisa los lugares escondidos de la habitación. El gato debe sentirse seguro, pero no aislado. Si se queda debajo de la cama todo el día, mirando la pared en la oscuridad, no es bueno. Entonces, hay dos cosas que cuidar: Reduce y haza inaccesibles los escondites, como en el armario, debajo de la cama y detrás del sofá; en segundo lugar, debes crear ubicaciones donde tu gato pueda esconderse, pero que puedas observar lo que está sucediendo. Por ejemplo, plataformas de árbol de gato,  cajas de cartón con aberturas recortadas en algunos de los lados, túneles de gato, casas y similares.
  • No obligues al gato a que te preste atención. Como tiene miedo, debes mantener la distancia y respetar su privacidad. Haz el mantenimiento, según sea necesario, como limpiar la caja de arena, reemplazar el agua y vierte la comida y déjalo solo. Los gatos se sienten más cómodos cuando controlan su entorno e interacciones, así que debes tenerlo en cuenta cada vez que te acerques a tu gato. Cuando esté escondido, anímale a que vaya hacia tí, y hasta que lo haga, acaricia e interactúa con él.
  • Pasa un tiempo en la habitación de tu gato. Dado que eres el que alimenta al gato, puede comenzar a aceptar tu presencia.  Sin embargo, aún debes hacerlo de una manera no perturbadora, como sentarte y leer el periódico. Al principio, haz sesiones cortas, pero varias a lo largo del día.
  • A los gatos no les gustan los ruidos fuertes, evítalos en la medida de lo posible. Si vas a utilizar la aspiradora, hacer obras en la casa u organizar una fiesta, coloca a tu gato en un habitación silenciosa y segura de tu hogar.
  • Al interactuar con tu gato tímido, sé tranquilo, cariñoso y amable. Habla suavemente, muévete despacio y no lo mires fijamente, porque lo puede percibir como una amenaza. Siempre que sea posible, ponte en su nivel para interactuar con él.
  • Alimenta al gato en tu presencia. En algún momento, cuando notes que el gato va a comer poco, puedes tratar de no salir de la habitación. Siéntate en un rincón distante y observa lo que está sucediendo. En la próxima ocasión trata de sentarte un poco más cerca del tazón. 
  • Habla con tu gato. Cuando ya se sienta cómodo con tu presencia, habla con él. Sí, sí, como si hablaras con una persona, pero hazlo con tono y voz informal. Llámalo, dile que todo va a ir bien y que lo vas a cuidar. 
  • Los gatos son animales de rutina diaria, y esto es te puede ayudar. Esas rutinas que le aportarán seguridad serán: alimenta e interactúa con tu gato en un horario fijo, recoge y limpia su caja de arena al menos una vez al día. El cuidar de sus necesidades básicas en un horario regular le ayudará a sentirse más cómodo y ganar seguridad.
  • Si tu gato está motivado por el juego, trata de establecer sesiones de juego con la mayor frecuencia posible. Usa juguetes que fomenten su instinto natural de acechar a sus presas y así sacarás al “cazador interior” en tu gato tímido, con esto lograrás reforzar su confianza. Para mejorar la comunicación con tu gato, aprende a interpretar su lenguaje corporal, expresiones faciales y vocalizaciones.
  • Recuerda que con un gato con miedo, el tiempo y la paciencia son tus mayores aliados. Sigue el proceso de socialización dando pequeños pasos, y repitelos tantas veces como sea necesario hasta que tu gato se sienta cómodo.

 

tranquilizar a tu gato si tiene miedo

Consejos adicionales

  • Proporciona muchas perchas para tu gato, como muebles para gato o árboles de gato, estantes o camas para gatos colocados en la parte superior de los muebles. Tu gato puede estar más seguro observando a los visitantes desde un sitio elevado.
  • Rocía de Feliway , un producto que imita un olor natural y es calmante para los gatos, alrededor de tu casa antes de que lleguen los visitantes, esto ayudará  a reducir su nerviosismo.

 

No olvides nunca que los gatos como las personas progresan a diferentes ritmos. No te desanimes si a menudo sientes como si hubieses dado un paso adelante y dos atrás. Cada interacción positiva que tu gato tenga con un humano será un paso en la dirección correcta.

 

 

 

 

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado