Mi gato ronca al dormir. ¿Es normal?

1
Mi gato ronca al dormir. ¿Es normal?
3.5 (70%) 2 votes

 

Los felinos pueden estar entre los mejores cazadores de la naturaleza, pero eso no significa que no les guste dormir todo el día.

De hecho, los gatos pueden dormir por hasta 20 horas  diarias, sobretodo, cuando son bebés. Los adultos y los gatos mayores pueden dormir entre 14 y 16 horas cada día. Pero a pesar de que pueden dormir durante tantas horas, eso no significa que su sueño sea sin complicaciones.

Los gatos mientras duermen pueden soñar y tener visiones agradables o de pesadilla, pueden dormir una siesta y permanecer alerta y también entrar en un sueño muy profundo en las posiciones más incómodas que te puedas imaginar. Y algunos felinos incluso pueden roncar mientras duermen, lo sé por experiencia con mi gata Nina.

Por todo ello, aquí están las razones de por qué tu gato ronca al dormir. 

 

gato ronca cuando duerme

Instagram:@parrotsandcat

1. Tiene sobrepeso

El sobrepeso u obesidad puede ocasionar en los ronquidos. De hecho, el exceso de peso El exceso de peso corporal conduce a la acumulación de grasa en los tejidos que rodean las vías respiratorias superiores, que a su vez pueden provocar ronquidos. 

Lo mismo puede ocurrir en los gatos mayores. De hecho, al igual que en los gatos con sobrepeso, el exceso de grasa se coloca en sus vías respiratorias anteriores, especialmente debido a una pérdida del tono muscular.

Instagram:@garypeludo

2. Tiene la nariz chata

Los gatos braquicefálicos, es decir, aquellos con cara aplanada (persa, pelo corto exótico …) tienden a roncar más que otros gatos, ya que tienen huesos más cortos en la cara y la nariz, lo que los hace más susceptibles de roncar.

Estos gatos tienen otras características físicas que causan ronquidos, como un paladar blando y alargado que podría bloquear parcialmente la entrada a la tráquea. Esto dificulta el paso del aire y puede hacer que los gatos hagan ruidos extraños cuando respiran.

3. Está enfermo

En ocasiones los gatos sufren de infecciones respiratorias, inflamaciones nasales o rinitis. En este caso, suelen presentar secreción nasal o estornudos. La mucosidad se acumula, tapándole la nariz y provocando ronquidos.

Aunque se supone que los ronquidos desaparecen una vez que el gato está curado,  es aconsejable consultar a un veterinario para confirmar que la enfermedad sea leve. De hecho, algunas infecciones, incluidas las infecciones por hongos, pueden ser muy graves.

Instagram:@alexandramazniak

4. Tiene obstruidas las vías respiratorias

Puede que  se deban a la presencia de un cuerpo extraño como una brizna de hierba o basura en la garganta o en la nariz. Asimismo, Asimismo, un tumor o pólipo puede bloquear parcialmente sus vías respiratorias.

Entonces, si su gato comienza a roncar de la noche a la mañana, haga una cita rápida con un veterinario.

5. Es alérgico 

Sí, los gatos también pueden ser alérgicos al polen, al polvo o la caspa. En este caso, es muy posible que les impulse a roncar.

Del mismo modo, el humo del cigarro tiene un efecto irritante en nuestros amigos felinos.

 

6. Duerme en una posición que lo hace roncar

Los humanos a menudo roncamos cuando estamos durmiendo en una posición o en una almohada incómoda. Lo mismo sucede con los gatos.

A pesar de la comodidad de  la cama de tu gato, la forma en que está acostado puede estar causando problemas con su sistema respiratorio. El cuerpo del felino es muy ágil y los gatos a menudo duermen en las posiciones más increíbles. Si la postura es la causa de los ronquidos, lo sabrás de inmediato, ya que los ronquidos no ocurrirán de forma persistente.

Instagram:@parrotsandcat

¿Cómo puedes saber si el ronquido de gatos es un problema?

Existen síntomas para saber si con el ronquido el gato tiene un problema médico.

El ronquido ligero que se produce durante el sueño, no se debe a problemas respiratorios y es de naturaleza estable (lo que significa que no se vuelve más pronunciado con el tiempo) probablemente no sea un problema.

El ronquido de un gato que se vuelve cada vez más fuerte o está asociado a estornudos, tos o cambios en el apetito es probablemente un síntoma de enfermedad. Este ronquido que se produce combinado con la dificultad respiratoria es una emergencia médica; la dificultad respiratoria siempre es una emergencia médica.

En caso de duda, la mejor opción es que un veterinario vea a tu gato. 

 

 

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Sígueme en Feedly

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado