Mudanza con gato a una nueva casa. Pasos a seguir

1
Mudanza con gato a una nueva casa. Pasos a seguir
2 (40%) 3 votes

 

 

La mayoría de los gatos no son grandes fanáticos del cambio. Si pudieran elegir, preferirían quedarse donde ya están cómodos y establecerse para siempre. Pero, en algún momento de la vida, quizás debas hacer la mudanza con tu gato para trasladarte a un nuevo hogar. 

Hacer la transición al nuevo hogar lo más libre de estrés posible para tu compañero felino puede tener grandes beneficios: reducir el riesgo de que tu gato te tenga miedo, maullidos, llanto excesivos,  intentos de fuga y agresividad.

Los gatos son animales territoriales, aunque estén muy vinculados a ti, en muchas ocasiones preferirán a los lugares sobre las personas, por lo que no importa lo unido que esté a ti, un traslado de hogar lo estresará. En casos extremos los gatos se escapan de su nuevo hogar después del traslado, por lo que es conveniente aclimatarlo a su nueva casa.

Separarse de sus dueños también es estresante, pero a menudo menos que perder su “territorio”. Depende de qué intenso sea el vínculo entre el gato y su dueño y de su personalidad.

En mi caso, nunca me he trasladado, pero cuando viajamos por unos días siempre hemos decidido dejar a mi gata en “su casa”, cuando volvemos a lo sumo nos “regaña” un rato con sus maullidos, pero todo queda en eso.

Cuando decimos que los gatos son territoriales, se debe tener en cuenta que si nos tenemos que mudar, todas las cosas que llevamos con nosotros son también parte del “territorio” del gato. Entonces, mi cama, su silla favorita, su caja de arena, sus cuencos de comida y agua y todos los otros muebles del hogar le son familiares.  Como todos esos objetos los llevamos con nosotros, nos facilitarán la adaptación del gato al nuevo hogar. Por cierto, cuando te mueves tómate un tiempo para decidir con cuidado dónde debería estar la caja de arena ya que los gatos se perturban bastante cuando se mueve su arenero, de modo que si puedes hacer ese cambio solo una vez, será menos estresante para tu gato. Dale mucho amor y cariño y estoy seguro de que su traslado va a ir bien..

Trasladar un gato a una nueva casa implica tres aspectos básicos: preparativos previos a la mudanza, el movimiento en sí mismo y la instalación en el nuevo hogar. 

 

Preparación de la mudanza con tu gato

  • Permite que tu gato se acostumbre a su transportín. Déjalo sentado con la puerta abierta y una cama cómoda dentro. Ocasionalmente, deja un par de golosinas para que su gato pueda encontrarlas por su cuenta. Comienza a alimentar a tu gato en el transportador. Si tu gato no está dispuesto a introducirse en el transportador para comer, comienza colocando su plato al lado. Después de unos días, coloca el plato justo dentro del transportador, justo al lado de la abertura. Luego, durante una semana o dos, mueve gradualmente el plato hacia la parte interior del transportín para que tu gato tenga que avanzar un poco más cada día. Finalmente, coloca el plato de forma que tenga que introducirse por completo en él para comer.
  • Coloca las cajas de mudanza un par de semanas antes para que tu gato tenga tiempo de acostumbrarse a su presencia. Si tu gato está nervioso mientras preparas las caja de la mudanza puedes colocarlo en una habitación silenciosa, lejos de la actividad y el ruido. Además de lograr un espacio tranquilo para el gato mientras se desarrolla el caos, también proporcionas seguridad a tu gato. Si el gato está suelto, podría salir disparado de la casa y ocultarse. Si eso sucede, es posible que nunca lo vuelvas a ver.
  • Trata de mantener la rutina diaria de tu gato lo más estable posible. Seguir sus horarios de alimentación, juego y atención. 
  • Si su gato es muy asustadizo, nervioso o se estresa fácilmente, habla con el veterinario sobre el uso de medicamentos contra la ansiedad para facilitarle el traslado.

 

gato viajando en coche

Llegó el día del traslado con tu gato

  • Si tienes la suerte de poder hacer el traslado en un solo día, coloca a tu gato en un baño en la casa que abandonas,  y después en la nueva casa una vez que hayas llegado. El baño es probablemente la habitación de la casa más tranquila, silenciosa y menos ocupada ya que está sin amueblar. Espera a que la mudanza se haya realizado y quedéis solos en la nueva casa para dejar a tu gato que recorra el nuevo hogar. Cuantos menos miembros no familiares estén alrededor, mejor para el gato.
  • Si por el contrario, la mudanza dura un período de días, haz que el gato sea lo último que te lleves del antiguo hogar. Manténlo en el baño como en el anterior caso mientras se mueven los muebles y las cajas, y los que no son de la familia estén caminando de un lado para otro.
  • Alimenta a tu gato con un desayuno muy pequeño el día de la mudanza para reducir el malestar estomacal.
  • Mientras está en tránsito, resiste la tentación de abrir el portador de tu gato para calmarlo. Un gato asustado puede tratar de salir corriendo. Solo abre el transportador en un área segura y cuando sea absolutamente necesario.Montar en un automóvil puede ser traumático para los gatos. Su gato debe estar dentro del transportín durante el viaje. No permitas que el gato se mueva en un automóvil en movimiento ni permitas que los niños lo exciten. No dejes al gato desatendido en el automóvil ni te detenga para visitar a amigos, ir de compras, etc…

Consejos que debes tener en cuenta para el viaje en el coche te los indico en este artículo, sobre como preparar un “viaje tranquilo” con tu gato.

 

mudanza con un gato

Instalarte y acostumbrar a tu gato a la nueva casa

  • Primero, comprueba que la nueva casa esté a prueba de gatos. Guarda los cables eléctricos, tapa los rincones donde un gato pueda atascarse, asegúrate de que todas las ventanas tengan pantallas seguras, retira cualquier planta tóxica para gatos.
  • Inmediatamente lleva a tu gato a una “habitación segura” que permanecerá tranquila. Antes de abrir el transportador, asegúrate de que su caja de arena, sus juguetes, su manta, su cama, los platos, el raspador, y ​​cualquier otra cosa que sea de “su propiedad”, estén listos para usar. Coloca algunas golosinas para gatos alrededor de la habitación para alentar a su gato a explorar.
  • Mantén a tu gato en esa “habitación segura” durante sus primeros días en la nueva casa. Esto le permitirá acostumbrarse gradualmente a las vistas, los sonidos y los olores de su nuevo hogar sin sentirse abrumado. Mantener a tu gato en una habitación también le facilitará encontrar su caja de arena, comida y agua. Si estás  juntando un gato nuevo a un hogar donde hay mascotas existentes, consulta este artículo.
  • Pasa tiempo con tu gato en esa habitación, al principio haciendo actividades discretas como leer o mirar la televisión. Cuando comience a explorar, ofrece a tu gato atención, golosinas y tiempo de juego.
  • Cuando termines de desempaquetar, gradualmente deja que acceda al resto de la casa, una sola habitación a la vez. Si no es posible cerrar las puertas para limitar su acceso, supervisa atentamente a tu gato durante las sesiones de exploración cortas.
  • Tu gato necesita poder oler su aroma en todas partes. Cuanto más huela su nuevo hogar al antiguo, más rápido se ajustará. Un truco que puede ayudarte es esparcir el olor del gato en la nueva casa frotando una mantita o toalla por sus mejillas, cola, etc…Ten en cuenta que tu gato se sentirá mucho más seguro y más cómodo si la casa huele a “casa” una vez que sale de la “habitación segura” para explorar. Para este fin, no laves ninguna de sus cosas antes de la mudanza, ni siquiera su caja de arena, y no le dés cosas nuevas de reemplazo.

A pesar de todos estos esfuerzos, es posible que tu gato quiera escapar y regresar a casa, por lo tanto, comprueba que estén cerradas las puertas exteriores y las ventanas. Y no te sorprendas si tu gato deja de alimentarse un poco, y pasa la mayor parte del tiempo escondido. No lo agobies consolándolo, o tentarlo a comer. Es posible que no quiera tu atención y se sienta hostigado. En su lugar, déjalo ir a ti una vez que sienta la necesidad de tu seguridad. Además, no lo tomes demasiado en serio si tu gato realmente parece enfadado contigo; lo superará una vez que recupere el apetito.

Cuánto tarda un gato en adaptarse a una casa nueva

Todo depende del carácter de tu gato y de si ha tenido experiencias frustrantes con personas, por lo que sería normal que tuviera reticencias y que le resulte  más difícil sentirse seguro.

Generalmente un gato que no está traumatizadoy sin problemas de socialización, puede requerir una semana o semana y media  para estar adaptado a su nuevo hogar. Algunos gatos tímidos pueden requerir un poco más de tiempo, pero siguiendo las recomendaciones que te he indicado podrás brindar tranquilidad incluso a los felinos que han pasado por experiencias dolorosas.

 

 

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado