Pancreatitis en los gatos. Causas, síntomas y tratamiento.

1

 

El páncreas tiene entre sus funciones, la producción y secreción de enzimas digestivas y la producción de insulina. Las enzimas digestivas son imprescindibles para la digestión de los alimentos, mientras que la insulina ayuda a controlar el metabolismo y los niveles de azúcar en la sangre.

La pancreatitis felina es un enfermedad muy común en los gatos. A menudo es secundaria o aparece acompañada por otra enfermedad, como la enfermedad inflamatoria intestinal (EII), diabetes o enfermedad hepática

Se trata de una afección que no suele desarrollarse de forma aguda, sino crónica, por lo que sus síntomas no aparecen de repente, lo que hace que sea más difícil su detección.

Si quieres saber más de esta enfermedad, en este artículo te describo la pancreatitis en gatos, causas, sus síntomas y su tratamiento.

En qué consiste la pancreatitis

El páncreas es un órgano vital que se encuentra en el lado derecho del abdomen adyacente al estómago. Produce enzimas para ayudar en la digestión de los alimentos y hormonas como la insulina, que regula el azúcar en la sangre o el metabolismo de la glucosa.

Cuando se produce inflamación del páncreas del gato, la condición se llama pancreatitis. Cuando sucede la enfermedad, a menudo se acompaña de inflamación del hígado y del intestino. Este proceso inflamatorio de múltiples órganos a veces se denomina triaditis

No hay edad, sexo o predisposición racial para la pancreatitis. La pancreatitis aguda puede tomar una forma leve y edematosa o una forma hemorrágica más grave.

Algunos gatos que se recuperan de un episodio agudo de pancreatitis pueden continuar teniendo episodios recurrentes de pancreatitis. Esto se denomina pancreatitis crónica.

pancreatitis aguda

¿Qué causa la pancreatitis felina?

Normalmente, las enzimas pancreáticas se producen en un estado inactivo y viajan a través del conducto pancreático hasta el duodeno, parte del intestino delgado. Una vez que alcanzan el intestino delgado, se activan para comenzar la digestión. Con la pancreatitis, estas enzimas se activan prematuramente en el páncreas en lugar hacerlo el intestino delgado; en este caso, las enzimas pancreáticas comienzan a digerir antes de lo que deberían.

Las causas específicas de la pancreatitis siguen siendo desconocidas. Se cree que puede ser debida a un exceso de grasa en la dieta o por la ingestión de insecticidas u otras toxinas. En algunos casos, traumatismos, por ejemplo, ser golpeado por un automóvil, se ha asociado con casos de la enfermedad.

Infecciones como la toxoplasmosis y la peritonitis infecciosa felina, se han citado como posibles causas de pancreatitis, al igual que factores tales como reacciones adversas a medicamentos, la enfermedad inflamatoria intestinal, enfermedad hepática e infección parasitaria.

 

¿Cuáles son los síntomas clínicos de la pancreatitis en gatos?

Por lo general, los signos clínicos son difusos, especialmente en comparación con los perros, por lo que no es fácil reconocer que un gato esté enfermo.

Si tu gato tiene pancreatitis, puedes observar lo siguiente:

  • Letargo.
  • Deshidratación.
  • Vómito.
  • Signos de fiebre.
  • Disminución del apetito.
  • Pérdida de peso.
  • Diarrea.
  • Dolor abdominal.

¿Cómo se diagnostica la pancreatitis?

El diagnóstico estándar incluirá un historial médico del animal, un examen físico completo, análisis de sangre y ultrasonido. Los análisis de sangre generalmente revelan un recuento elevado de glóbulos blancos; sin embargo, un recuento elevado de glóbulos blancos también puede ser causado por otras afecciones además de la pancreatitis. 

Si hay una elevación de las enzimas pancreáticas en la sangre, se confirma el diagnóstico, pero muchos gatos con pancreatitis tendrán niveles normales de enzimas pancreáticas. En los últimos años, se ha logrado una nueva prueba pancreática para diagnosticar la pancreatitis, aunque los niveles de enzimas pancreáticas sean normales.

Las radiografías pueden mostrar cambios asociados con la inflamación en el área del páncreas con pancreatitis hemorrágica severa. Sin embargo, a veces son útiles para descartar otros trastornos, como una obstrucción intestinal, que puede tener síntomas similares a los de la pancreatitis. Los estudios de ultrasonido pueden ser más útiles al mostrar inflamación en el páncreas o el área circundante. 

En todo caso, la única forma en que se puede hacer un diagnóstico definitivo es a través de una biopsia, pero esto supone un procedimiento quirúrgico o laproscópico que puede no ser aconsejable para un animal gravemente enfermo y debilitado físicamente.

 

Tratamiento de la pancreatitis en gatos

No existe un método de tratamiento único para la pancreatitis aguda en gatos. El tratamiento dependerá de la gravedad de la afección. Casi todos los casos de pancreatitis aguda requerirán una hospitalización prolongada, que generalmente dura de dos a cuatro días, así como tratamientos nutricionales de apoyo y tratamiento del dolor.

La mejor manera de tratar la pancreatitis aguda es evitar que el gato afectado coma y beba normalmente. Esto hará que la producción de enzimas en el páncreas disminuya, permitiendo que el páncreas descanse y comience a sanar. La fluidoterapia intravenosa se utiliza para revertir la deshidratación y mantener los niveles de fluidos. Casi siempre se coloca una sonda de alimentación para mantener una ingesta calórica adecuada.

Los medicamentos antiinflamatorios y de control del dolor, generalmente analgésicos, se prescriben en casos de pancreatitis aguda. También se recetarán medicamentos para controlar los vómitos y la diarrea si su gato los requiere.

La comida oral se retomará lentamente a medida que el gato comience a sentirse mejor y se acaben los síntomas de la pancreatitis.

Si tu gato tiene una pancreatitis crónica, puede experimentar brotes de síntomas que pueden ser lo suficientemente graves como para requerir intervención veterinaria. Estos brotes también pueden necesitar atención sintomática en el hogar, como controlar el vómito, inyectar líquidos y administrar medicamentos orales.

alimentación gatos pancreatitis

Pronóstico de la pancreatitis felina a largo plazo

La recuperación y el pronóstico dependerán de la gravedad de la afección, el momento en que se diagnosticó y la efectividad del tratamiento. 

La evolución de la pancreatitis felina puede tomar varios caminos. El  gato puede tener un páncreas perfectamente normal pero luego desarrollar, sin motivo y de repente, un caso muy agudo y muy severo de la enfermedad.

El gato puede morir como resultado de ese solo ataque agudo, o puede recuperarse y nunca volver a experimentar un problema en su páncreas. Pero lo más habitual es que el gato se recupere del ataque agudo inicial y luego desarrolle pancreatitis crónica.

La mayoría de los gatos se recuperan sin consecuencias a largo plazo. Sin embargo, con pancreatitis severa o recurrente, se pueden desarrollar uno o más de los siguientes problemas:

  • Si se destruye un número importante de células que producen enzimas digestivas, puede ocasionarse una falta de digestión adecuada de los alimentos. Esto se conoce como insuficiencia pancreática exocrina y se puede tratar con la administración diaria de tabletas de enzimas o polvo en los alimentos.
  • Si disminuye un número significativo de células que producen insulina, puede producirse diabetes mellitus. Esto generalmente se puede tratar con inyecciones diarias de insulina.
  • Cuando se presenta la forma de pancreatitis crónica, pueden suceder varias enfermedades que son difíciles de diagnosticar. Estos gatos pueden tener varios días de falta de apetito, fiebre y letargo. En algunos casos, la diabetes mellitus puede desarrollarse en último lugar.

Alimentación de gatos con pancreatitis

Lo primero en caso de pancreatitis, es lograr que el gato coma de nuevo. Los gatos que dejan de comer por cualquier motivo tienen un alto riesgo de una enfermedad potencialmente mortal llamada lipidosis hepática. Por lo tanto, ¿qué tipo de comida es la mejor?

Cuando los perros desarrollan pancreatitis, es un protocolo necesario mantenerlos alejados de los alimentos hasta que desaparezcan los vómitos y luego comenzar a alimentarlos con una dieta baja en grasas. Sin embargo, esto no es así para los gatos. El vómito no es un problema tan grave en los gatos con pancreatitis, y no se ha demostrado necesarios los alimentos bajos en grasa.

La clave con la comida para gatos es la digestión fácil y ofrecer pequeñas cantidades. No debes darle a tu gato comida que le cause malestar estomacal, por lo que es mejor evitar alimentos ricos en grasa. Los alimentos bajos en grasa son probablemente los más seguros, ya que tienen menos probabilidades de irritar el estómago.

La mayoría de los expertos recomiendan alimentos enlatados en lugar de pienso para gatos. Los alimentos enlatados o húmedos son ricos en carne y proteínas. Al elegir alimentos húmedos, comprueba detenidamente la lista de ingredientes. Busca alimento húmedo con alto contenido de pollo, pavo o conejo. Estas proteínas son ricas en nutrientes y más fáciles de digerir que otras proteínas.

Otra parte importante de la dieta de tu gato, una vez que ha recibido terapia para la pancreatitis, es beber mucha agua. La terapia de hidratación es una forma de tratar la pancreatitis, por lo que es esencial mantener altos los niveles de líquido. Asegúrate de que tu gato tenga fácil acceso al agua limpia. 

Estoy deseando escuchar tu opinión

      Encantado de que dejes un comentario

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      Migatapersa
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado