Parásitos intestinales más habituales en los gatos

El parasitismo gastrointestinal es un problema común en los gatos, con tasas de prevalencia de hasta el 45 por ciento. Los parásitos pueden ser gusanos (gusanos estomacales, lombrices intestinales, Anquilostomas, Tenias) u organismos unicelulares (Isospora, Giardia, Toxoplasma).

Los síntomas asociados con las infecciones parasitarias son bastante inespecíficos, como tos, vómitos, diarrea, heces mucosas o con sangre, pérdida de apetito, membranas mucosas pálidas o una apariencia hinchada. Los vómitos, diarrea, anemia y deshidratación causados ​​por estos parásitos intestinales debilitarán al gato, haciéndolo más vulnerable a las infecciones y enfermedades virales y bacterianas.

Es importante destacar que, si bien los gusanos a veces pueden causar problemas solo a los gatos, algunos gusanos también pueden transmitirse a los humanos y, en raras ocasiones, pueden ser  origen de enfermedades humanas graves.

A continuación, te expongo los parásitos intestinales de los gatos más comunes y su tratamiento.

Tipos de parásitos intestinales

Entre los parásitos intestinales más comunes en los gatos  tendríamos los Nematodos (gusanos redondos), y las Tenias (gusanos planos).

1. Nematodos ascáridos

Los dos gusanos redondos más comunes de los gatos se llaman Toxocara cati y Toxascaris leonina. Los huevos de estos gusanos se pasan por las heces y pueden permanecer en el medio ambiente durante varios años.

Estos huevos pueden transmitirse a otros gatos de dos maneras:

  • Primero, un gato puede comer (ingerir) huevos directamente de un ambiente contaminado.
  • En segundo lugar, si otro animal se come los huevos (por ejemplo, un ratón o una rata), estos pueden actuar como ‘huéspedes intermedios’ y transmitir la infección a un gato si se alimenta de ese animal infectado.

Las gatas durante la lactancia pueden transmitir la Toxocara cati (Áscaris)  a los gatitos a través de la leche. Cuando una gata se infecta con gusanos redondos, algunas larvas permanecen latentes en los tejidos del cuerpo. Al quedar la gata  embarazada, estas larvas pasan a las glándulas mamarias y después a la leche para los gatitos.

Se recomienda desparasitación regular para los gusanos redondos durante toda la vida de un gato. Sin embargo, para saber si un gato está infectado con gusanos, se necesita recoger una muestra de heces y examinarla en el laboratorio para buscar la presencia de los huevos de gusanos.

2. Nematodos anquilostomas

Los Anquilostomas son un tipo de gusano redondo del intestino delgado que pueden dañar el revestimiento del intestino donde se adhieren a su superficie con una especie de garfios que tienen en su aparto bucal. Esto puede provocar pérdida de peso, sangrado y anemia.

Se puede contagiar a través  de la eche materna, durante la preñez de la gata, las larvas pueden atravesar la placenta, por lo que el gatito nacerá infectado. También el contagio puede suceder al pisar el gato superficies con larvas infectivas.

Los Anquilostomas más comunes del gato son: Ancylostoma tubaeforme Uncinaria stenocephala.

Anquilostomas:bichomaniaco.com

3. Tenia en gatos

Las tenias son generalmente gusanos largos y planos compuestos de muchos segmentos. Los segmentos maduros que contienen huevos se liberan desde el final de la tenia y se pasan por las heces. Estos segmentos a menudo se parecen a los granos de arroz y a veces se pueden ver en el pelo alrededor del ano del gato, en las heces y en la cama del gato.

Para completar su ciclo de vida, todas las tenias requieren un huésped intermedio que coma primero los huevos del medio ambiente, y luego el gato se infectará al comer el huésped intermedio. Los animales que actúan como huéspedes intermedios varían según la especie de tenia. Las Tenias más comunes que infectan a los gatos en todo el mundo son Dipylidium caninum y Taenia taeniaeformis.

Para eliminar la Tenia, se usan fármacos de gran eficacia, en forma de comprimidos como el praziquantel para gatos, que se administra por vía oral.

¿La Tenia se puede contagiar en humanos? Las personas nos podemos contagiar del Dipylidium caninum al comer pulgas infectadas de los gatos, algo improbable salvo en el caso de niños que juegan con mascotas.

También podemos ser el huésped definitivo de Diphyllobotrium latum, al comer pescado crudo parasitado.

3.1 Dipylidium caninum gatos (Taenia canina)

Se transmite a los gatos por las pulgas y piojos. Las larvas de pulgas inmaduras ingieren los huevos del gusano, pero la infección se transmite a un gato cuando se traga una pulga infectada durante el acicalamiento.

No se reproduce en humanos, aunque puede ocasionar enfermedad. En el Dipylidium caninum el contagio a humanos suele ser de carácter accidental, fundamentalmente en niños pequeños, ya que estos suelen estar en estrecho contacto con las mascotas.

3.2 Taenia taeniaeformis

Se contagian cuando comen pequeños roedores (ratas y ratones), los roedores han comido huevos del medio ambiente. Esta infección ocurre muy comúnmente en gatos que cazan.

No suelen aparecer síntomas, tal vez picor en ano, distensión abdominal, pelaje poco brillante o ralo.

Otras Tenias serían:

  • Diphylobothrium latum (los peces son hospedadores intermedios)
  • Spirometra spp (anfibios, reptiles y roedores son hospedadores intermedios)
  • Diplopylidium spp (los reptiles son hospedadores intermedios)
  • Joyeuxiella spp (los reptiles son hospedadores intermedios)
  • Echinococcus multilocularis (los roedores son hospedadores intermedios)

Tenia gatos: https://es.wikipedia.org/wiki/Dipylidium_caninum

Parásitos microscópicos

Existen otros parásitos que pueden afectar a gatos, sobre todo en criaderos, albergues, colonias o refugios etc. Los más extendidos son los protozoos, entre los que se pueden destacar:

1. Giardias

La Giardia son protozoos flagelados (organismo unicelular) que parasitan el intestino delgado de los gatos. Los gatos se infectan al ingerir quistes de Giardia presentes en las heces de otro animal infectado, generalmente un gato camada o un gato portador crónico. La giardiasis es más común en hogares y criaderos de gatos múltiples debido a su modo de transmisión. Además, la tasa de infección incide más en gatos de menos de un año.

Después de ingerir los quistes de Giardia, el gato tardará entre 5 y 16 días en mostrar signos de diarrea. La diarrea aguda o crónica y continua o intermitente es el signo más común de infección. El gato probablemente requiere varias exposiciones al organismo antes de que se produzca la infección.

El diagnóstico de giardiasis depende de la identificación microscópica de quistes en las heces. Para un diagnóstico preciso, es posible que se deban evaluar varias muestras fecales, ya que los quistes no se eliminan continuamente en las heces.

No está claro si las especies de Giardia que infectan a los gatos son contagiosas para los humanos o viceversa. Una higiene cuidadosa eliminará el riesgo de ingestión accidental de quistes.

2. Coccidios Apicomplexa

La Isospora es un organismo unicelular microscópico que causa la coccidiosis en gatos. Prácticamente todos los gatos se infectan con Isospora felis durante su vida. Los gatos se infectan con este parásito al comer el quiste (etapa parecida a un huevo de paredes gruesas) que ha pasado a las heces y ha madurado en el suelo. Los quistes pueden ser infecciosos dentro de las seis horas posteriores a su expulsión en las heces.

Las infecciones por Isospora generalmente no causan problemas en los gatos adultos, pero si una enfermedad grave en los gatitos. Los Coccidios en gatitos destruyen el revestimiento del intestino y causan diarrea que con frecuencia contiene moco. 

Un buen saneamiento e higiene ayudarán a controlar los Coccidios, pero el diagnóstico preciso y el tratamiento efectivo solo se pueden lograr con la asistencia de un veterinario. La Isospora de los gatos no puede causar enfermedades en humanos.

3. Toxoplasma

Los gatos son el huésped definitivo para el organismo Toxoplasma. La infección con este parásito protozoario es bastante común, pero la enfermedad real causada por este parásito es relativamente rara en los gatos.

Los gatos pueden infectarse por Toxoplasma por la ingestión de quistes de tejido en presas infectadas o en otra carne cruda. El toxoplasma se multiplica en el intestino delgado y en aproximadamente dos o tres semanas los oocistos se excretan en las heces del gato infectado.

Debemos evitar que nuestro gato consuma carne cruda, o roedores, de esa manera eludimos el contagio. No es común la infección de los gatos mediante la ingesta de ooquistes esporulados en ambiente, ya que éstos se encuentran en las heces de otros gatos, y en los gatos no es habitual la coprofagia.

toxoplasmosis

Instagram:@wawi.lss

Síntomas de los parásitos intestinales en los gatos

Los parásitos intestinales pueden no causar síntomas observables, especialmente cuando la infestación es nueva o menos severa.

Es posible que algunos gatos vivan con un parásito intestinal y no presenten ningún síntoma, pero cuando la infección se vuelve más grave, los síntomas aparecen, y resulta un aumento de otros tipos de infecciones a medida que el sistema inmunitario se debilita.

Además, si la infección parasitaria se propaga fuera del tracto intestinal, se pueden observar otros síntomas:

  • Heces acuosas o heces con sangre.
  • Diarrea.
  • Incapacidad para controlar los intestinos.
  • Vómitos.
  • Hinchazón abdominal.
  • Fiebre.
  • Debilidad o letargo.
  • Falta de apetito.
  • Pérdida de peso.
  • Intolerancia al ejercicio.
  • Temblores y confusión.
  • Mucosas pálidas.
  • Deshidratación.
  • Anemia.

www.vix.com

Cómo eliminar parásitos intestinales en los gatos con medicamentos

1. Piperazina

Este producto ha estado en el mercado veterinario y humano por más tiempo que cualquier otro. La piperazina solo matará a los gusanos redondos que viven en el intestino del gato. Es eficaz contra las ascaris (Toxocara canis y Toxocaris Leonina) pero tiene escaso efecto sobre los anquilostomas, con una eficacia del 40%.

2. Pamoato de pirantel

Este es un producto excelente y seguro para eliminar gusanos redondos y anquilostomas. Es económico y fácil de administrar. En la dosis correcta, es seguro administrarlo a animales preñados y muy jóvenes. Una dosis rara vez es suficiente para eliminar todos los parásitos.

3. Fenbendazol (Panacur gatos)

Está etiquetado para perros, pero con frecuencia se le da a los gatos. Para la prevención y control de infecciones por Giardia

4. Praziquantel (Profender)

Este medicamento mata solo a las Tenias. Es extremadamente efectivo para hacerlo. Se puede administrar por vía oral o por inyección. No debe administrarse a gatitos menores de 4 semanas de edad y con precaución en animales debilitados de cualquier edad.

5. Epsiprantel

Este medicamento, como el Praziquantel, también es efectivo contra las Tenias.

6. Drontal Cat

Es un antiparasitario interno de amplio espectro especialmente diseñado para gatos, indicado para control de formas adultas y larvarias de los nemátodos y céstodos que comúnmente afectan a los gatos.

Contiene prazicuantel contra la tenia y pirantel, que es eficaz contra los gusanos redondos.

Remedios caseros para eliminar parásitos intestinales en los gatos

A continuación te ofrezco unos remedios caseros que te pueden servir para eliminar para combatir eficazmente los parásitos intestinales de tu gato:

  • Semillas de calabaza: altamente antiparasitarias y llenas de vitaminas y minerales saludables, pueden matar tanto a las Tenias adultas como a las larvas. Agrega 1 cucharadita de semillas de calabaza muy trituradas en la comida de tu gato durante al menos 3 semanas.
  • Agua de perejil: prepara un “té” casero con las hojas de esta hierba para darle a tu gato un diurético suave y natural Está lleno de antioxidantes y nutrientes, además de normalizar el sistema digestivo.
  • Tomillo: El tomillo es antiséptico y te servirá para eliminar los parásitos del tracto gastrointestinal de tu mascota. Debes hacerlo polvo y poner una pequeña cantidad en su comida, una vez al día y durante varios días.
  • Ayuno con vinagre de manzana: Un día de ayuno será altamente beneficioso para desintoxicarse nuestro gato. Durante el día de ayuno añade unas cucharadas de vinagre de manzana, el cual es un potente antiséptico.
  • Ajo: es antifúngico, antiviral y antibacteriano, siendo útil también para eliminar los parásitos intestinales. Debes mezclar una cucharada de ajo con su comida, dos veces al día y durante 15 días.

Estoy deseando escuchar tu opinión

      Encantado de que dejes un comentario

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      Migatapersa
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado