El parto de una gata. Cinco cosas que debes saber

0
El parto de una gata. Cinco cosas que debes saber
5 (100%) 1 vote

 

 

En los felinos el embarazo dura de 63 a 65 días; sin embargo, no es raro que algunas gatas dure un tiempo más corto o más largo (rango de 58 a 70 días).

El comportamiento de la gata, a lo largo del embarazo, se altera poco, los cambios se notan en la última semana del embarazo. Durante esta última semana, la búsqueda de la cama o nido, más adecuada para el parto, se convierte en el factor más importante. Las gatas deben estar controladas a partir de este momento para lograr la observación del parto.

En general, se observan dos tipos de temperamento en el parto de una gata: el tipo independiente que recorrerá distancias largas para descubrir un lugar oscuro y cerrado lejos del contacto humano;  y el tipo dependiente que buscará seguridad en la presencia de su propietario, llegando incluso a poder elegir la cama del propietario como el mejor lugar para el parto de los gatitos.

Te puede interesar también el artículo: Primer celo de una gata. Edad, fases y duración.

Cúanto dura parto gata

Síntomas del parto en una gata

  • El aumento del tamaño de las glándulas mamarias durante la última semana de gestación.
  • Alrededor de dos días antes del parto, la leche puede extraerse del pezón.
  • La gata cuando se acerca el nacimiento pasará más tiempo en la caja o nido  dónde va a tener lugar el parto.
  • Una disminución de la temperatura corporal: la temperatura normal en un gato es de 37.7 a 39.1 ° C. Un día o dos antes del nacimiento, su temperatura baja a 37.2 ° C.
  • Cambio de comportamiento: durante la última semana, más o menos, la gata puede volverse huidiza (posiblemente buscando un lugar aislado) o más cariñosa, especialmente si está particularmente cerca de un cuidador.
  • Pérdida del apetito.
  • Inquietud y ritmo.
  • Lame los genitales con frecuencia.
  • Secreción clara de la vagina.

 

Cómo es el proceso del parto de una gata

En el parto se suelen distinguir de forma clara tres etapas:

Primera etapa del parto

Esta etapa durará entre 12 y 24 horas. Se produce la relajación del cuello uterino y de la vagina y el inicio de la contracción del útero. Las contracciones uterinas siempre deben interrumpirse por períodos de relajación, de lo contrario se cortaría el suministro de sangre al gatito.

Los músculos pélvicos se aflojan y el perineo (el área entre el ano y la vulva) se vuelve más flojo y más largo. Las contracciones uterinas aún no son observables, aunque el movimiento de los gatitos se puede sentir a través de la pared abdominal. No hay mucho más que ver en esta etapa, excepto las visitas repetidas al lugar donde se va a producir el parto.  El jadeo puede verse como una característica tardía de la primera etapa. La secreción vaginal rara vez se ve y generalmente es eliminada al momento por la gata.

Segunda etapa del parto 

Esta etapa durará de 5 minutos a 1 hora. Las contracciones se vuelven más fuertes y próximas, y el cuello uterino está completamente dilatado. La gata está lista para dar a luz. El gatito se mueve por el canal del parto. La presión sobre el cuello uterino inicia el impulso de la madre a empujar. Puedes verla esforzarse visiblemente para expulsar al gatito. La bolsa de agua del gatito (o burbuja) normalmente se ve en la vulva. Por lo general, se necesitan alrededor de tres empujes para que se entregue el gatito.

La reina rasgará y lamerá la membrana de la cara y el cuerpo, lo que estimulará la respiración. 

Si el gatito no ha nacido después de una hora, llama al veterinario.

Tercera etapa del parto

Inmediatamente después del nacimiento del gatito, se expulsa la placenta. Una vez que la gata ha limpiado al gatito y su respiración ha comenzado, normalmente, romperá el cordón umbilical y, con bastante frecuencia, se comerá la placenta.

Cuando el gatito ha sido entregado, es importante que prestes atención a la eliminación de la placenta. Esto es importante porque una placenta retenida puede ocasionar una infección, que es potencialmente mortal.

 

Cuánto tiempo dura el parto de una gata

El primer gatito debe llegar dentro de una hora después del inicio del parto. Los otros gatitos deben llegar con un intervalo de diez minutos a una hora entre ellos.

Cada gatito llega envuelto en una membrana gelatinosa llena de líquido claro: el saco amniótico. Lo habitual es que las madres comiencen a lamer al gatito con fuerza, lo que rompe este saco permitiendo que el gatito respire. Este lamido estimula la circulación y la respiración de los gatitos.

Por lo general, se tarda de dos a seis horas para que se entregue toda la camada. Si el parto dura más de siete horas, es aconsejable llevar a la madre y los gatitos a un veterinario. Mientras ella está dando a luz, mantén su área tranquila, calmada y con poca luz. No interfieras en el parto a menos que estés seguro de que es necesario.

Algunas gatas experimentan un parto interrumpido, en el que descansan durante un tiempo antes de entregar al siguiente gatito. Esto puede durar hasta cuatro horas, aunque ese período de tiempo es inusual. Si la gata parece relajada, incluso levantándose para comer o beber, no hay motivo de alarma. Los problemas surgen si ella se esfuerza por entregar y no puede.

Cómo ayudar durante el parto de la gata

Considera que lo más probable es que la gata no necesite tu ayuda. No invadas su espacio, pero no estés muy lejos por si necesita ayuda, en caso de complicaciones.

Limpia y esteriliza tus manos en caso de que la gata necesite ayuda. Quítate cualquier objeto(relojes, anillos) y lava tus manos con jabón antimicrobiano. El lavado de manos es preventivo

Una vez que la madre comienza el parto, lo mejor que puedes hacer es mantener la calma, estar preparado y vigilar las entregas. Asegúrate de mantener la calma y el ambiente que la rodea.

Si tu gata ha estado presionando con fuerza sin que un gatito salga durante más de una hora, es probable que haya problemas. Pueden ocurrir dos cosas:

  1. Qué al mirar si hay algo en los labios de la vulva, no asoma ningún gatito, entonces debes ponerte en contacto con el veterinario. 
  2. Qué un gatito esté parcialmente fuera, pero no sale después de empujar tu gata, entonces coge suavemente la parte del gatito que puedas ver y tira con cuidado tratando de coincidir con las contracciones de la gata. Si el gatito no se desliza fácilmente, contacta con el veterinario.

Asegúrate de que la gata retire el saco amniótico y limpie cada gatito. El gatito debe estar respirando y moviéndose al instante. Si ella no retira el saco amniótico, puedes romper la membrana alrededor de la cara del gatito con tus manos para asegurarte de que el gatito pueda respirar. Limpia su cara con una toalla limpia y seca.

Revisa la placenta. Hay una placenta por gatito, y debe ser expulsada después del nacimiento de cada uno. Si la placenta queda dentro de la gata podría infectarse y provocar su muerte. No intentes quitar la placenta por tu cuenta, podrías rasgar su útero al tirar. Si sospechas que una placenta no ha sido expulsada, llévala al veterinario.

La gata suele comer la placenta  que contiene hormonas y nutrientes que deben devolverse a su cuerpo. Quizás es conveniente no dejarla comer más de dos o tres placentas y luego quitar el resto, ya que muchos de los nutrientes pueden causar diarrea o vómitos.

No cortes el cordón umbilical. Lo normal es que la gata corte los cordones umbilicales de las placentas. Debes saber que el cordón está conectado a la placenta, si lo cortas la placenta puede quedar atrapada dentro de ella y no ser expulsada, lo que provocará una infección y la muerte de la madre. En lugar de intentar intervenir llama al veterinario y sigue sus instrucciones.

Como consejo final puedes desinfectar el ombligo de los gatitos con clorhexidina. No angusties a la madre. Si ella se opone firmemente a tu interferencia, entonces deja las cosas en lugar de arriesgarte a que rechace a los gatitos.

 

Qué puedes hacer después del parto

Asegúrate de que los gatitos se amamanten lo antes posible. La leche temprana contiene calostro valioso con anticuerpos para los gatitos.

Al estar ciegos y sordos, los gatitos, al nacer es normal que les cueste encontrar los pezones de la madre para tomar leche.

Cuando alguno de los gatitos es rechazado, prepara la leche en polvo para gatos y alimenta al gatito rechazado con un biberón de crianza de gatitos. Si la madre tiene problemas para que fluya leche, consulta al veterinario, que puede estimularla, y mientras tanto, alimenta a los gatitos con leche y biberón para criar gatitos.

Si un gatito muestra ahogo o gorgoteo, puede tener líquido en los pulmones. Para eliminarlo sostén al gatito entre las manos con la cabeza en las puntas de los dedos. Suavemente balancea el gatito hacia abajo. Esto ayudará a expulsar los fluidos de los pulmones del gatito. 

Si la gata madre no parece interesada en sus gatitos, intente frotar su aroma sobre ellos. Si ella persiste en no estar interesada, es posible que tengas que cuidar de los gatitos. 

No te asustes si uno de los gatitos nace muerto. Sin embargo, asegúrate de que esté realmente muerto antes de deshacerte de él adecuadamente.

Proporciona alimentos de buena calidad y agua fresca cerca del nido después de que termine el parto. La gata no querrá dejar a sus gatitos, ni para a comer o usar la caja de arena, por lo que deberás dejarlo cerca de sus gatitos. Durante el primer día más o menos, puede que no se levante para nada, mantén la comida cerca de su cama si es posible.

Es muy importante que ella se alimente para poder mantener su propia energía y pasar nutrientes a la camada.

Conclusión: Si tienes una gata embarazada que está a punto de dar a luz, puedes sentirte  nervioso y emocionado. La buena noticia es que el nacimiento de los gatitos es algo natural, por lo que tu mascota sabrá por instinto lo que debe hacer. En general, la naturaleza sigue su curso y las gatas son muy buenas madres, por lo que la mayoría de las veces no tienes que hacer nada. Incluso puedes despertarte una mañana y encontrar que tu gata preñada ha dado a luz durante la noche y está cuidando tranquilamente a tus gatitos. Sin embargo, debes saber cómo detectar posibles problemas y qué hacer, si tu gata necesita ayuda con el parto.

 

 

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado