Mi gato ha comido chocolate. ¿Qué problemas le puede ocasionar su consumo?

0
Mi gato ha comido chocolate. ¿Qué problemas le puede ocasionar su consumo?
2.3 (46.67%) 3 votes

No, no dejes a tu gato consumir dulces y menos chocolate. El chocolate es uno de los alimentos prohibidos⚠para tu gato.

No sé si te ha ocurrido alguna vez , pero a mi gata le gusta la leche con “Cola-Cao”, me di cuenta de de ello cuando mi hijo me dijo que la gata bebía el “Cola- Cao” que se le caía en la bandeja cuando desayunaba. Esto se convirtió en una costumbre diaria, los dos se divertían, así lo deje pasar. 

Este hecho curioso, teniendo en cuenta que mi gata no prueba “comida humana”, me llevó a buscar una explicación por internet. 

No encontré nada relacionado, pero si leí que el chocolate es un producto tóxico para las mascotas y en concreto para los gatos. Comencé a preocuparme. Por esta preocupación escribo este artículo para alertar del peligro que supone el chocolate para nuestros gatos.

 

¿Por qué el chocolate es venenoso para los gatos?

El chocolate es aún más peligroso para los gatos que para los perros, debido a su tamaño relativamente pequeño. Debemos ser conscientes del peligro del chocolate y lo que debes hacer si tu gato lo come. Se presentan menos casos de intoxicación en gatos, pero es debido a que estos son menos propensos a la “comida humana”.

La planta de cacao, a partir de la cual se elabora el chocolate, contiene cafeína y un compuesto llamado teobromina. A pesar de su nombre, no contiene bromo. Es un alcaloide, que es un compuesto químico natural que se encuentra en las plantas. La fórmula química de la teobromina parece bastante inocua, pero es una bomba de tiempo en el organismo de un gato.

La teobromina provoca en el cuerpo del gato:

  • Aumento de la frecuencia cardíaca.
  • Disminuye la presión sanguínea.
  • Actúa como un diurético que aumenta la pérdida de líquido.
  • Estimula el sistema nervioso.
  • Relaja los músculos lisos.

El cuerpo humano puede metabolizar la teobromina, pero los felinos no, el compuesto puede permanecer en el torrente sanguíneo de un gato durante casi 24 horas después de ingerir chocolate y, debido a que el cuerpo no puede eliminarlo, la acumulación venenosa conduce a la enfermedad y, en algunos casos, causa la muerte.

¿Cuál es la dosis letal de teobromina en gatos?

La dosis letal de la intoxicación por teobromina es tan pequeña como 100 – 200 mg por kg de peso corporal y 150 mg por kg de peso corporal para la cafeína.

La ingestión de teobromina más baja que la dosis letal también puede causar síntomas agudos y potencialmente mortales. Como ya he indicado, la cafeína también es tóxica para los gatos, sin embargo, los niveles de cafeína en el chocolate son bastante bajos y los gatos metabolizan esto mucho más rápido que la teobromina.

Los veterinarios suelen informar un aumento de los casos de intoxicación con chocolate en los gatos durante los períodos de vacaciones como Semana Santa y Navidad, donde los dueños de mascotas con buenas intenciones comparten sus dulces. Si sospechas o sabes que tu gato ha ingerido chocolate, busca asesoramiento veterinario inmediatamente. Mientras más temprano se trate a un gato, mejor será el resultado. 

Otro problema menos comentado con el chocolate es su alto contenido de grasa que puede provocar pancreatitis en los gatos. Esta es una enfermedad extremadamente dolorosa en la que el páncreas se inflama debido a la activación inapropiada de enzimas digestivas que comienzan a descomponer el páncreas. Hay una serie de causas, que incluyen altos niveles de grasa en la sangre (hiperlipidemia).

Síntomas de la intoxicación por chocolate en los gatos

La gravedad de los síntomas que un gato puede experimentar después de comer chocolate a menudo dependerá de la cantidad de chocolate que se ingirió y del tipo de chocolate. De los diversos tipos de chocolate que se encuentran en el hogar, el chocolate con leche, el chocolate semidulce y el chocolate para hornear son los más tóxicos para los gatos. Los síntomas de la intoxicación con chocolate incluyen:

  • Diarrea
  • Vomitando
  • Debilidad
  • Respiración rápida
  • Temperatura elevada
  • Rigidez muscular
  • Aumento de la respuesta refleja
  • Convulsiones
  • Paro cardíaco
  • Coma

También hay algunos síntomas que el dueño del gato puede no ser capaz de identificar, como presión arterial baja y latidos cardíacos rápidos. Estos síntomas solo pueden ser descubiertos por un veterinario.

Diagnóstico y tratamiento de intoxicación por chocolate

Si crees que tu gato ha ingerido chocolate, o si notas que muestra alguno de los síntomas mencionados anteriormente, debes llevarlo al veterinario inmediatamente.

El veterinario llevará a cabo un examen físico completo, así como un análisis de orina, un panel de electrolitos, un perfil de sangre química y un ECG para ver si el corazón de tu gato muestra signos de anormalidad. El análisis de orina juega un papel importante en el diagnóstico de intoxicación con chocolate porque los resultados le dirán al veterinario si tu gato ha tomado una sobredosis de cafeína o teobromina.

Si el veterinario diagnostica a tu gato intoxicación con chocolate, inducirá el vómito para ayudar a evitar que los ingredientes peligrosos en el chocolate causen más daño o para poner al gato en coma. Los líquidos intravenosos también se pueden administrar para ayudar a mantener al gato hidratado durante todo esto.

No hay antídoto para la intoxicación con chocolate en los gatos. El tratamiento tiene como objetivo eliminar el chocolate del estómago si es posible o evitar una mayor absorción. Desafortunadamente, la teobromina se reabsorbe a través de la vejiga urinaria, por lo que puede ser necesario continuar el tratamiento durante hasta 24 horas para asegurar una eliminación completa. 

El tratamiento incluirá:

Inducir el vómito: si la ingestión de chocolate ha sido dentro de 2 horas.

Administrar carbón activado: esto previene cualquier absorción adicional de teobromina.

Intubación y ventilación artificial : para gatos que tienen dificultad para respirar.

Líquidos intravenosos: para tratar la deshidratación causada por vómitos y diarrea y para ayudar a eliminar las toxinas al aumentar la producción de orina.

Medicamentos para controlar los temblores y las convulsiones: como el diazepam o un barbitúrico. 

Catéter urinario:  para evitar la reabsorción de toxinas.

Monitoreo cardíaco:  si la frecuencia cardíaca es elevada, se pueden recetar medicamentos para reducir la velocidad, como los betabloqueantes.

Una vez que puedas llevar a tu gato a casa, lo debes alimentar con una dieta blanda durante unos días después de recibir el tratamiento, según las indicaciones prescritas por el veterinario. También debes seguir los pasos necesarios para asegurarte de que tu gato no pueda volver a consumir chocolate. 

La prevención, la mejor medicina

Los gatos suelen sentir menos curiosidad por los “alimentos humanos “que los perros, pero aun así, como propietarios siempre debemos hacer todo lo posible para mantener el chocolate fuera del alcance de nuestro gato. No dejes caramelos o galletas por la casa en platos descubiertos, y enseñe a los niños a no compartir sus golosinas de chocolate con sus mascotas. La única forma de asegurarse de que un gato no acabe envenenado con chocolate es evitar que lo coma.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado