¿Por qué las gatas se comen a sus gatitos?

El nacimiento de gatitos es hermoso y un bonito momento de felicidad y alegría. Pero, ¿estás listo para lo que viene después? Las mamás gatas tienen el instinto natural de amar y cuidar a sus gatitos.

Pero, a veces, una mamá gata hace todo lo contrario. Ella podría comer uno o más de sus gatitos. Hacerlo no la hace menos madre, ni la convierte en una mala madre.

Si eres un amante de los gatos, es posible que hayas oído esta desagradable pregunta:

¿Las mamás gatas comen a sus crías?

Al final de este artículo comprenderás por qué, a veces, una gata se come a sus gatitos cachorros.

¿Es normal que las gatas coman sus gatitos?

Sí, es un comportamiento normal, pero no habitual. Algunas gatas comen un gatito, mientras que otras acaban con toda la camada. 

La ciencia sigue sin saber por qué algunas gatas desarrollan este comportamiento caníbal. 

Recuerda, este comportamiento no tiene ninguna relación contigo como propietario. No puedes parar o controlar siempre la naturaleza. Sin embargo, puedes intentar comprender por qué y tomar algunas medidas para evitarlo.

La prevención no es una garantía. El éxito dependerá en gran medida de por qué la mamá gata se come a sus gatitos.

Razones por las que las gatas comen a sus gatitos

  • Ha nacido muerto.
  • Defectos y deformidades de nacimiento.
  • Estrés.
  • Por piedad.
  • Por alguna amenaza.
  • Desnutrición.

1. Gatitos nacidos muertos

Aunque puedes considerarlo bárbaro, en ocasiones la madre gata se come a sus gatitos nacidos muertos. Le proporciona nutrientes que pasa a través de su leche a los gatitos que sobreviven.

2. Deformidades de nacimiento

Es la supervivencia del más apto. Si alguno de los gatitos es demasiado débil o tiene alguna deformidad, puede que la gata se lo coma poco después de nacer. Esto es para dar la oportunidad de sobrevivir a los gatitos sanos, ya que tendrán una mejor oportunidad de crecer y convertirse en adultos sanos.

Otras gatas optarán por ignorarlo, lo que supone no alimentarlo. Si ella hace esto, puedes retirar al gatito y alimentarlo con biberón.

3. Estrés

El estrés no es una razón común por la que las gatas se comen a sus crías. Pero, no debe descartarse. El ambiente juega un papel importante durante y después del parto y puede provocar un comportamiento no habitual en la gata.

Entre los factores estresantes ambientales que pueden afectar a las mamás gatas están el continuo tránsito de personas en la habitación, ruidos fuertes, manipulación excesiva de la mascota, manoseo de las crías, etc.

No es solo la seguridad de la madre lo que genera el nerviosismo, sino el miedo de lo que podría pasarle a su camada.

Podría creer que le quitarán sus gatitos o que los ruidos innecesarios harán que sus crías sean más susceptibles a los depredadores.

3. Carencia de instinto maternal

Las gatas, como las personas, pueden carecer del instinto maternal, en esta situación tendrás escaso interés en cuidar de los gatitos o no sabrá cómo hacerlo, lo que la lleva a no ocuparse de ellos y, por tanto, puede que se coma los gatitos.

Esto puede ocurrir en gata jóvenes y primerizas, que son más propensas a rechazar a sus gatitos, y en gatas mayores con desequilibrios hormonales que hacen que rechacen a sus crías. 

Para que esto no ocurra, o conseguir salvar al mayor número de crías, vigila el comportamiento de tu gata tras el parto y si observas que carece de instinto materno y la vida de los gatitos corre peligro, deberás ser tú quien los cuide y trate de sacarlos adelante. 

4. Amenaza de otros animales y mascotas

Otras mascotas o miembros de la familia pueden ser percibidos por la gata como amenazas durante y después del parto. Esto incluye mascotas que son de la misma especie.

Lo aconsejable sería presentar a los miembros de la familia y a otras mascotas a los gatitos una vez que lleguen a la fase de destete. Hazlo de manera que no abrumes ni pongas en peligro a los gatitos.

5. Piedad

Es posible que una gata tenga una camada demasiado grande. Ella no puede amamantarlos a todos, no hay suficientes mamas para que los gatitos amamanten y no produce suficiente leche. Quizá tenga que comer a alguno para salvar a los gatitos más fuertes.

5. Por desnutrición

Si la mamá gata está desnutrida y pasa hambre, poco después de dar a luz, y está demasiado cansada para buscar comida, podría comer a uno o más de sus gatitos. Recuerda, esto sucede solo con las gatas salvajes. Pero esto se puede prevenir al proporcionarle suficiente comida poco después de que tenga a los gatitos.

Esto no debe ocurrir con las gatas domésticas que reciben una dieta bien balanceada antes, durante y después del embarazo. No olvides que las gatas preñadas requieren más nutrientes, al igual que los humanos. 

Conclusión sobre las gatas que se comen a sus gatitos

Si bien es acto desagradable, es un comportamiento normal que una madre gata se coma a uno o más de sus gatitos. Puede tener muchas razones para hacerlo, que van desde la piedad hasta la desnutrición.

No siempre puedes evitar que ella haga esto, y no debes detenerla ni regañarla. Tiene instintos que tú no tienes, incluido saber cuántos gatitos puede amamantar.

Las gatas pueden mostrar otros comportamientos extraños. Presta atención y reacciona en consecuencia. 

Desde el embarazo hasta el destete, proporciona a la gata un espacio tranquilo, comida para gatos de alta calidad y agua. Intervén solo cuando sea necesario para la supervivencia de un gatito o de la madre.

Estoy deseando escuchar tu opinión

      Encantado de que dejes un comentario

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      Migatapersa
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado