Señales para saber si mi gato ha sido envenenado

A veces pensamos que los gatos al ser tan “exquisitos” con la comida, se envenenarán con menos facilidad que los perros.  Sin embargo, debido a su naturaleza curiosa y al hecho de que se acicalan con frecuencia, la intoxicación no es tan infrecuente.

Otros razones que predisponen a la intoxicación de los gatos con sustancias venenosas serían: su pequeño tamaño corporal, su costumbre de esconderse para que la exposición no sea evidente al momento, el ser carnívoros especializados y carecer de ciertas enzimas hepáticas para descomponer algunos productos químicos. Es por todo ello que cuando los gatos se envenenan, es menos probable que se recuperen.

¿De qué manera puede envenenarse un gato?

Los gatos pueden intoxicarse de varias formas:

  • Intoxicación al acicalarse su pelaje contaminado.
  • Mediante la ingestión directa de una sustancia tóxica o al comer presas que han sido envenenadas.
  • Absorbiendo toxinas a través de la piel (particularmente las patas)
  • Por inhalación del veneno.

Principales señales de que mi gato pudo haber sido envenenado

Los signos clínicos son muy variables y dependerán del veneno en cuestión:

  • Desórdenes gastrointestinales como vómitos y diarrea.
  • Problemas cutáneos (inflamación, hinchazón).
  • Signos neurológicos como temblores, falta de coordinación, convulsiones, ataxia.
  • Síntomas respiratorios que incluyen tos, estornudos, dificultad para respirar.
  • Insuficiencia renal (aumento del consumo de agua, inapetencia y pérdida de peso). 
  • Problemas de comportamiento como excitabilidaddepresión, apatía, exceso de sueño.

Es importante recordar que, si bien la mayoría de los casos de intoxicación causarán problemas agudos, la intoxicación crónica también puede surgir y, a menudo, resulta aún más difícil de reconocer y tratar.

¿Qué hago si pienso que mi gato ha sido envenenado?

  • Separa a tu gato de la fuente del veneno y aíslalo de otros animales.
  • Si el veneno está en el pelo o las patas, trata de evitar que el gato se siga acicalando.
  • Evita provocar que tu gato vomite, a menos que te lo indique el veterinario.
  • Si la piel o el pelo están contaminados, lávate bien con champú suave y agua.
  • Ponte en contacto con el veterinario para obtener información y actuar con rapidez. Trata de saber cuándo, dónde y cómo ocurrió la intoxicación.

Productos comunes que pueden intoxicar a tu gato

Hay muchas sustancias dentro del hogar que son potencialmente venenosas para los gatos:

1. Productos del hogar

  • Productos de limpieza e higiene como lejía, líquidos y cremas de limpieza, desodorantes, desinfectantes, pastillas de lavado, líquidos concentrados, y pulimentos metálicos. Son habituales en los gatos las intoxicaciones por lejía, debido a que su olor los atrae.
  • Medicamentos humanos como laxantes, aspirina, paracetamol, ibuprofeno, y antidepresivos. El paracetamol a menudo se administra a los gatos para aliviar el dolor. Es muy peligroso para los gatos y solo una pastilla es suficiente para causar enfermedades graves o la muerte.
  • Productos de automoción como anticongelante, líquido de frenos, gasolina y líquido limpiaparabrisas. El anticongelante a menudo contiene etilenglicol o metanol, que son tóxicos para los gatos, la ingestión de una cantidad mínima puede provocar insuficiencia renal y la muerte.
  • Productos de belleza  como tintes para el cabello, esmaltes, quitaesmaltes y bronceadores.
  • Artículos para la decoración  como pintura, barniz, quitapinturas, aguarrás y conservantes de madera (como la creosota).
  • Productos del hogar como bolas de naftalina, chocolate y betún.

Asegúrate siempre de que estos productos estén guardados en sitio seguro y que los derrames se retiren con rapidez y cuidado.

Para evitar intoxicaciones accidentales:

  • Mantén siempre el anticongelante en recipientes identificados y cerrados lejos de las mascotas y su entorno.
  • Limpia cualquier derrame de inmediato, sin importar como sea de pequeño, y evita que las mascotas puedan acceder a la zona hasta que esté limpia y segura.
  • Recicla el anticongelante de manera segura y responsable.

Cuanto antes se reciba el tratamiento veterinario, mayores serán sus posibilidades de supervivencia.

2. Pesticidas

  • Insecticidas como los organofosforados y los piretroides.
  • Molusquicidas como el metaldehído y el metiocarb. Veneno par caracoles y babosas.
  • Fungicidas como tiofanato de metilo y benomilo. Intoxicación por ingerir pipetas para gatos.
  • Raticidas (asesinos de ratas y ratones) como brodifacoum, difenacoum, chlorphacione y coumatetralyl. Estos son los pesticidas más habituales en el envenenamiento, al comer el gato presas envenenadas.

3. Productos para el tratamiento de las pulgas del perro

La permetrina se encuentra en muchos productos para perros utilizados en el control de pulgas, moscas y piojos.

El envenenamiento puede pasar cuando los gatos son tratados accidentalmente con dichos productos para pulgas o cuando se acicalan a sí mismos o a otros animales tratados con el producto.

4. Plantas tóxicas

Hay muchas plantas  de interior como de jardín, que son tóxicas. La mayoría de los gatos que salen no comen plantas venenosas, pero mordisquean el césped y otras hierbas, tal vez como un remedio para los problemas digestivos.

Si los gatos están permanentemente en el interior de los hogares, es posible que no tengan acceso a la hierba y que intenten comer otras cosas por aburrimiento o para intentar acceder a algún material vegetal.

plantas venenosas para gatos

Los gatitos curiosos también pueden probar el follaje y, debido a que son pequeños, no necesitan mucho para sufrir las consecuencias. La solución está en proporcionar un suministro de hierba para el gato, que se puede cultivar fácilmente en una maceta o bandeja de semillas.

La hierba para gatos no es una especie de hierba determinada, sino una mezcla de diversas plantas semejantes a la hierba y que son indicadas como complemento alimenticio para los gatos. Por lo tanto, la mayoría de las veces se utiliza la paragüita, la cinta o los cereales de siembra.

Algunas plantas de interior tóxicas son: Azalea, Ciclamen, Acebo. Clivia, Caladio, Croton, Flor de pascua etc.

No solo las plantas en crecimiento pueden ser un problema: las flores cortadas como los lirios  son altamente tóxicas, no solo las hojas sino también las flores y el polen. Menos de una hoja ingerida por un gato puede causar insuficiencia renal y se requiere un tratamiento veterinario urgente para prevenir la muerte. 

Revisa las etiquetas de las flores para detectar advertencias de toxicidad para los animales.

Estoy deseando escuchar tu opinión

      Encantado de que dejes un comentario

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      Migatapersa
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado