¿Qué hacer cuando una gata no quiere a sus gatitos?

En primavera, en mi blog me hicieron varios comentarios sobre cómo cuidar y alimentar a gatitos que fueron abandonados por sus madres. Por este motivo, decidí elaborar un artículo con los pasos a seguir en el cuidado y alimentación de los gatitos huérfanos.

Después de buscar información sobre este tema en Internet, encontré la que necesitaba en la página web globalmascota en su artículo: ¿Cómo alimentar a un gato recién nacido y sin mamá? 

Basándome en el anterior artículo y con otros datos que he encontrado por Internet, te ofrezco, a continuación, unos consejos para que sepas como alimentar a los gatitos abandonados por sus madres.

Mamá gata y sus gatitos los primeros días

Los gatitos desde que nacen deben vivir bajo el cuidado de su mamá gata hasta que tengan al menos 6 a 8 semanas de edad. El cuidado de la mamá y su leche aportan importantes anticuerpos y protección para los gatitos a medida que se desarrollan. 

Por desgracia, hay momentos en que una mamá gata ya no puede cuidar a sus gatitos (enfermedad, muerte, abandono) y la responsabilidad de salvar sus crías te corresponde a ti. Esta circunstancia te puede resultar complicada si antes nunca has criado gatitos. 

En algunos casos, aunque muy improbable, puedes encontrar una gata sustituta (una gata que ya tiene una camada de gatitos o una gata que está produciendo leche que ha perdido a sus gatitos).  No todas las gatas lactantes aceptarán gatitos nuevos, pero si eres capaz de localizar esa gata sustituta, tus gatitos tendrán muchas más posibilidades de sobrevivir y tener un desarrollo normal y saludable.

Cuando se trata de gatitos huérfanos, el tiempo para actuar es primordial. Junta a las crías y elabora un plan para las próximas 24 horas de atención. Siempre puedes modificarlo con posterioridad, pero en ese momento es imprescindible cubrir sus necesidades inmediatas.

A continuación, te ofrezco más información necesaria para saber qué hacer cuando una gata no quiere a sus gatitos.

Primero, mantén calientes a los gatitos

Los gatitos recién nacidos y los de poca edad son extremadamente delicados, un descenso de su temperatura corporal puede ser perjudicial para su salud. Asegúrate de que tengan ropa de cama caliente y que se mantengan juntos. Los gatitos se ayudan a mantenerse calientes, pero pueden necesitar ayuda adicional para mantener una temperatura adecuada.

Es posible que debas colocarlos una manta térmica, o puedes usar un calcetín de arroz para ayudar a proporcionar calor adicional si es necesario. Es muy importante cuidar de que los gatitos no se quemen con estos artículos, así que asegúrate de que haya una manta o ropa debajo de los gatitos para que no entren en contacto directo con la fuente de calor. 

También haz un pequeño nido para que puedan compartir el calor de su propio cuerpo.

Instagram:@swedish_laperms

Cómo alimentar a los gatitos con biberón

Para empezar, debes saber que alimentar gatitos huérfanos es un proceso complejo, por ello, lo primero y más aconsejable es acudir a un veterinario. El especialista valorará el estado de salud de la camada, te ofrecerá consejos y la mejor fórmula para los pequeños gatitos.

Leche para gatos recién nacidos

A falta de leche materna, deberás usar una fórmula desarrollada específicamente para gatitos, nunca alimentes a los gatitos con lecha de vaca. Los gatos son intolerantes a la lactosa y la leche de vaca puede alterar su sistema causando molestias, gases y diarrea.

Hay opciones tanto líquidas como en polvo disponibles para la fórmula del gatito que puedes encontrar en las tiendas de mascotas, o por medio del veterinario.

Incluso una fórmula de alta calidad, no podrá aportar a los recién nacidos los anticuerpos maternales del calostro. Por lo tanto, si el gatito se queda sin madre antes de haber ingerido el calostro, debes procurar mantener un ambiente limpio para la prevención de enfermedades infecciosas.

La leche de fórmula debe ser ofrecida a los gatitos con biberón o jeringuillas estérilesLas jeringuillas son adecuadas para los gatitos de menos de 4 semanas, ya que las tetinas de los biberones son muy grandes para ellos o pueden aportar demasiada cantidad de líquido.

La leche debe darse a una temperatura de 37-38 °C, es conveniente calentarla al baño maría. El gatito debe succionar para poder alimentarlo con el biberón si no le podrías provocar problemas de deglución.

Cantidad de tomas para alimentar a los gatitos

Los gatitos cuando tienen a su madre suelen tomar la leche en pequeñas cantidades, pudiendo alcanzar hasta 20 veces al día. 

Lo aconsejable es ofrecer de 4 a 8 tomas diarias, y que se alimenten cada 2 o 3 horas. Puedes hacerlo cada 4 horas durante la noche, siempre que hayan estado comiendo de forma adecuada durante el día. Conforme vayan creciendo pueden ir retrasándose las tomas. Será fundamental respetar los tiempos de descanso de cada gatito y evitar despertarles constantemente.

La capacidad del estómago de un recién nacido es de unos 50 ml/kg. Por norma, un gatito solo absorbe unos 10-20 ml por toma de leche.

La primera semana los gatitos deben tomar cada día unos 13 ml de leche cada 100 g de peso; en la segunda semana se aumenta a 17 ml, luego toman 20-22 ml por día cada 100 g de peso en la tercera y cuarta semana.

La alimentación artificial puede provocar un déficit en el desarrollo de los gatitos. Este desfase no debe superar el 10% y, en su caso, debe ser compensado con más alimentación en el destete.

Alimentar a los gatitos de forma adecuada

Para alimentar a estos gatitos debes tratar de reproducir la misma posición que adoptarían si estuvieran con su mamá: la cabeza elevada y la tripa encima de una toallaNunca sostengas o acuestes a un gatito sobre su espalda para alimentarlo. Esto puede provocar que el gatito aspire (inhale la fórmula), poniendo al gatito en riesgo de desarrollar neumonía o incluso puedes causar su muerte.

Coloca el biberón en un ángulo de 45 grados para evitar que el gatito tome aire junto con la fórmula. Si el gatito tiene problemas para mamar o no responde bien a la alimentación con biberón, quizás debas usar un gotero o una jeringa para alimentarlo. Cuando alimentes a un gatito que no amamanta bien, ten cuidado de no forzar la fórmula en su boca.

También es importante evitar que el aire se mezcle con la fórmula durante la lactancia, así que asegúrate de que la fórmula no tenga bolsas de aire si usas una jeringa para alimentarlo.

Una vez hayan terminado de mamar esperas unos minutos y trata de imitar la estimulación que les daría su mamá, para que puedan realizar sus necesidades de pis y caca. Para ello, masajea la zona de sus genitales, imitando a los lamidos de su madre.

Hacerlo bien es muy importante. Lo alimentarás así hasta que empiece la edad del destete, que se sitúa alrededor de las tres o cuatro semanas de vida.

 

Instagram:@catssgallery

 ¿Cuándo realizar el destete de los gatitos?

El destete de los gatos lo empezarás alrededor de las 3-4 semanas de vida, aunque en algunos gatitos puede ser más tardía. De todas formas, debes saber que el destete no es una ciencia exacta. Habrá gatitos que se interesan por la comida más tarde, mientras que otros serán más adelantados. Debes respetar los tiempos que requiera el desarrollo de cada gatito.

Una vez que determines cuando procede el destete deberás saber como hacerlo. Para ello, puede optar por diferentes fórmulas. En tiendas de mascotas se vende pienso o comida húmeda preparada para gatos en crecimiento, o puedes optar por preparar para ellos comida casera.

Si optas por dar pienso a los gatitos huérfanos, lo mezclarás con agua tibia para hacer una papilla, ya que a los gatitos les costará tragar las bolitas duras. Por otra parte, si optas por hacer comida casera, no te vale con darles restos de tu comida. Lo adecuado es acudir al veterinario especialista en nutrición y elaborar un menú adecuado y equilibrado.

Cuando tengan alrededor de tres semanas, puedes ofrecer a los gatitos un plato con la comida que hayas elegido 2-3 veces al día. Un plato bajo les facilitará el acceso. Así, les pondrás comida sólida si quieren. 

Poco a poco observarás que comerán más sólido y menos leche, por lo que adaptarás las cantidades, siempre de manera gradual. Si alimentas con papillas, cada vez las elaborarás más consistentes. Es muy importante que acompañes el aumento de comida sólida con el aporte de agua, ya que es imprescindible que los gatitos estén siempre bien hidratados.

Debes mantener agua fresca y renovada en todo momento a su disposición. El destete de los gatitos nunca debe terminarse antes de las 6-8 semanas. Si realizas un destete demasiado pronto, puedes ocasionar consecuencias en el carácter futuro del gato.

Conclusión final

Consulta con un veterinario si notas alguna contrariedad en el desarrollo de los gatitos, hábitos alimenticios, micción, evacuaciones o salud en general. 

Los gatitos que no tienen los anticuerpos de su madre en su sistema pueden ser más propensos a enfermar o desarrollarse lentamente, así que vigila la salud de los gatitos y sé proactivo si algo no va bien (diarrea, deshidratación, secreción ocular, estornudos, falta de apetito, temperatura corporal baja etc.) 

Cuidar de gatitos huérfanos sin su mamá gata no es una tarea fácil. Requiere tiempo, atención, cuidado, y debes pensar en que pueden morir algunos de los gatitos.

Toda la información necesaria para el cuidado de los gatitos huérfanos y muchos más contenidos sobre gatos, te los proporcionará la página Globalmascota.com, web que te animo a qué visites, ¡seguro que te sorprenderá!

Estoy deseando escuchar tu opinión

      Encantado de que dejes un comentario

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      Migatapersa
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado