Síntomas y remedios para tu gato deshidratado

1
Síntomas y remedios para tu gato deshidratado
3.5 (70%) 2 votes

 

 

La deshidratación ( hipohidratación ) es una afección grave, que puede ser mortal, y que consiste en una pérdida excesiva de agua y electrolitos (minerales como sodio, cloro y potasio) del cuerpo.

La mayoría de los animales están compuestos por al menos un 60% de agua. Cuando la proporción de agua cae un 5% por debajo de lo normal, los gatos comienzan a mostrar signos de deshidratación.

Los gatitos, gatos mayores y gatos con afecciones médicas tienen un mayor riesgo de deshidratación.

Los gatos que comen solo alimentos secos tienen más probabilidades de deshidratarse que los gatos alimentados con una dieta de alimentos enlatados, los alimentos enlatados pueden contener hasta un 80 por ciento de agua.

 

Causas de la deshidratación en gatos

La deshidratación puede deberse a una reducción en el consumo de agua o a una pérdida de líquidos debido al exceso de orina, vómitos o diarrea. La deshidratación supone un desequilibrio de fluidos importante para mantener estable la temperatura corporal del gato.

Posibles causas:

  • Cualquier enfermedad que provoque pérdida de apetito y sed.
  • Aumento de la micción: afecciones como la diabetes y la enfermedad renal en las que el gato orina más a menudo, puede provocar excesiva pérdida de líquidos
  • Vómitos y/ o diarrea.
  • La hormona tiroidea es un diurético, lo que significa que estimula la producción de orina.
  • Pérdida de sangre.
  • Fiebre.
  • Golpe de calor.
  • La falta de agua potable disponible.

gato con deshidratación

Síntomas de una posible deshidratación 

La deshidratación tiene tres niveles:

  • La deshidratación leve : hasta 5% de deshidratación.
  • Deshidratación moderada : 5 – 10% de deshidratación.
  • Deshidratación severa : 10% o más de deshidratación.

 

Los signos de deshidratación incluyen:

  • Ojos hundidos.
  • Pobre elasticidad de la piel.
  • Letargo.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca.
  • Aumento del tiempo necesario para la recuperación capilar.
  • Pérdida de apetito.
  • Aumento o disminución de la ingesta de agua.
  • Estreñimiento, si el gato se deshidrata, el cuerpo intentará conservar el agua eliminando agua adicional de las heces.

 

Cómo comprobar la deshidratación en tu gato

Te enseño dos pruebas caseras para comprobar una posible deshidratación:

1 Prueba de la turgencia de la piel 

Coge un poco de piel en la parte posterior del cuello y tira suavemente hacia arriba. Cuando un gato está equilibrado, su piel se recupera en segundos. La piel tardará más en recuperarse si el gato está deshidratado. Cuanto más severa sea la deshidratación, más costará recuperarse la piel.

Esta prueba no siempre es infalible. Los animales viejos suelen tener la piel menos elástica que los animales más jóvenes, así que es posible que su piel no regrese a su lugar rápidamente incluso estando bien hidratados.

 

gato deshidratado

2 Tiempo de relleno capilar

Esto te ayuda a evaluar la circulación sanguínea de tu gato y puede indicar deshidratación, insuficiencia cardíaca o shock. Para comprobar el tiempo de llenado capilar, coge el labio superior de tu gato y presiona el tejido de las encías. Elimina la presión y verás una marca blanca en la encía donde se colocó tu dedo. Comprueba el tiempo que tarda el color rosado en volver. Cuanto más tiempo necesiten las encías para volverse rosadas y tersas, mayor será el nivel de deshidratación de tu gato.

Además de esas pruebas caseras el veterinario puede considerar que es importante determinar qué ha causado la deshidratación de tu gato y realizar las siguientes pruebas:

  • Hemograma completo, perfil bioquímico y análisis de orina para verificar los niveles de electrolitos y la función renal.
  • Pruebas adicionales para investigar más a fondo la función renal y hepática, así como para detectar diabetes.

 

Tratamiento de la deshidratación de tu gato

El objetivo es tratar la causa subyacente y reemplazar los líquidos. Esto puede incluir:

  • Medicamentos para tratar vómitos y / o diarrea.
  • Reemplazo de líquidos por vía intravenosa o subcutánea.

Puede que sea necesario administrar en casa líquidos a tu gato por vía subcutánea. Este es un procedimiento relativamente sencillo. El veterinario te suministrará agujas y jeringas además de líquidos. Para administrar líquidos, levanta la piel suelta en la parte posterior del cuello, inserta la aguja debajo de la piel e inyecta lentamente los líquidos.

Además de consumir agua fresca y limpia, para tratar a un gato deshidratado es necesario reponer los electrolitos y así devolver el equilibrio a su organismo. Para reponerlos lo harás suministrando suero subcutáneo a tu gato que podrás comprar en clínicas veterinarias.

Además de suministrar agua a tu gato deshidratado, como te he dicho, deberás reponer los electrolitos de tu gato, para ello puedes hacer tú mismo un excelente suero casero para gatos deshidratados, utilizando los siguientes ingredientes:

  • 1/4 taza de agua tibia a poder ser agua mineral.
  • 2 cucharadas de miel.
  • 3/8 cucharadita de sal marina.
  • 1/8 cucharadita de sal de potasio (365 mg) 
  • Suficiente agua para hacer 2 tazas llenas.

Elaboración de la mezcla:

  1. Pon la miel en agua tibia y revuelve. 
  2. Agrega la sal de mar y la sal de potasio.
  3. Coloca la mezcla en una botella de vidrio y agrega las 2 tazas llenas de agua.
  4. Agitar bien. Esto distribuye los ingredientes de manera uniforme.
  5. Vierta parte de la mezcla en la botella cuentagotas.
  6. Mantener la mezcla en frigorífico.
  7. No dejar más de 24 horas el suero casero.

 

La prevención del mejor remedio a la deshidratación  

  • Asegúrate de que haya un suministro constante de agua potable fresca y limpia en todo momento.
  • Proporciona a tu gato un área fresca y protegida si tiene acceso al aire libre.
  • Si tu gato está enfermo, vigílalo de cerca para detectar signos de deshidratación.
  • Busca atención veterinaria si tu gato tiene vómitos o diarrea.
  • Acude al veterinario si tu gato muestra signos del aumento de la sed o de la necesidad de orinar.

 

Cómo proporcionar más líquidos a tu gato

Algunos gatos pueden ser quisquillosos cuando se trata de agua, si necesitas proporcionar más líquidos a tu gato puedes intentar lo siguiente:

Cambiar a comida húmeda: Los gatos domésticos son descendientes de animales que vivieron en el desierto y que obtenían la mayor parte del agua a través de la comida. Los alimentos secos solo contienen 10% de agua, en comparación con el 70% de los enlatados o crudos.

Proporciona agua potable fresca: asegúrate de cambiar el agua de tu gato al menos una vez al día y lava el recipiente del gato, que puede desarrollar olores. Si tienes varios gatos, trata de tener varios cuencos de agua adicionales.

Compra una fuente de agua para gatos : estas fuentes proporcionan agua constante y oxigenada, además el circuito continuo puede motivar a tu gato para beber.

 

¿Por qué es peligrosa la deshidratación?

El problema de la deshidratación es que deforma los órganos y hace que las toxinas naturales se acumulen en el torrente sanguíneo. A su vez, esto hace que el gato se sienta mal, le hace menos propenso a beber, y se desarrolla una desagradable espiral descendente.

Los órganos como el riñón son vulnerables porque dependen de una buena circulación para hacer su trabajo. El gato deshidratado tiene un suministro reducido de sangre al riñón, lo que significa menos filtrado de los productos de desecho y una acumulación de toxinas naturales. 

 

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado