Trastorno obsesivo-compulsivo en los gatos. El TOC felino

Imagina que repitieras una serie de comportamientos una y otra vez: lavarte las manos, limpiar la casa, caminar de determinada forma, revisar de forma continua si la puerta está cerrada, etc. Estos comportamientos intensos y repetitivos causarían graves problemas en tu vida diaria.

Esto es lo que sería un trastorno obsesivo compulsivo, o TOC, un trastorno mental que sufren aproximadamente del 1 al 3 por ciento de la población. Ahora imagina que tu gato siente lo mismo. Sí, los gatos también pueden tener TOC.

Los gatos no pueden expresar la angustia mental que sienten, depende de nosotros reconocer los signos del trastorno. Si tu gato sufre de TOC, además de la atención medico-veterinaria, puedes hacer otras cosas para ayudar a aliviar su malestar mental y garantizar que disfrute de una buena calidad de vida a pesar del trastorno.

A continuación, te expondré las causas, los signos y el posible tratamiento del trastorno obsesivo compulsivo en los felinos.

¿En qué consiste el trastorno obsesivo-compulsivo en gatos?

Conocido de forma abreviado como TOC, es un trastorno del comportamiento que hace que un gato realice ciertos “rituales” de forma habitual, sin razón aparente.  En general, son comportamientos anormales, repetitivos y exagerados que no parecen tener un propósito práctico.

A menudo, los gatos con TOC realizarán esos comportamientos peculiares una y otra vez hasta poder hacerse daño a sí mismos. Por ejemplo, se sabe que los gatos con TOC se acicalan hasta provocarse calvas, o comen compulsivamente hasta que tienen sobrepeso y pierden la salud. Los comportamientos del TOC a menudo son una respuesta a la ansiedad y son una manera que tiene tu gato de afrontar su estrés persistente.

No hay una causa específica conocida de TOC felino, pero parece ser más frecuente en ciertas razas de gatos como los Siameses y otras razas orientales. El TOC felino puede ser genético, pero no está claro.

Signos del TOC en los gatos

Si bien el TOC es incurable, no es potencialmente mortal. Tu gato puede vivir con TOC, pero debes hacer ajustes para adaptar y disminuir el impacto del trastorno en su vida. 

Algunos gatos tendrán varios comportamientos anormales, mientras que otros solo mostrarán un comportamiento obsesivo compulsivo primario.

Si observas alguno de los siguientes comportamientos en tu gato, consulta con un veterinario:

  • Caminar o correr por la casa sin razón aparente.
  • El exceso de acicalamiento es común del TOC. Los gatos con TOC pueden lamer o masticar su pelo hasta llegar a la aparición de calvas.
  • Comer y masticar telas y otros artículos no comestibles. Esto a menudo se llama chupar lana.
  • El perseguir y atacar la cola, incluso la automutilación de la misma.
  • Auto-mutilación de cualquier parte del cuerpo.
  • La estimulación y / o vocalización frecuente y repetitiva.
  • Cazar, acechar y perseguir presas imaginarias.
  • Maullidos constantes, que pueden transformarse en una compulsión.

gato chupa tela y lana

Causas del TOC en nuestros gatos

Además de ser un trastorno mental, los comportamientos obsesivos compulsivos son el resultado de varios factores ambientales, así como el estrés y la ansiedad.

Los disparadores pueden ser un cambio reciente en el hogar, un nuevo miembro de la familia, o una nueva mascota.

En los hogares con varios gatos, los comportamientos similares al TOC son comunes porque los gatos son muy territoriales. Los gatos se intimidan silenciosamente entre sí y para hacer frente a los problemas de agresión, algunos desarrollarán el TOC.  Además, el aislarlos para evitar problemas, puede desencadenar en el gato confinado comportamientos compulsivos que le ayudan a calmarse.

Pero lo que puede comenzar como algo normal puede convertirse en compulsivo, cuando el comportamiento indeseado de un gato es reforzado por su dueño. La atención y la comida se perciben como recompensas para un gato, y solo sirven para aumentar o incluso exagerar el comportamiento a evitar. 

gato excesivo acicalamiento

Cómo diagnosticar el TOC en gatos

El TOC no se puede diagnosticar con una prueba específica. Pero si hemos de comenzar descartando y tratando cualquier causa médica subyacente con un extenso estudio diagnóstico.

Algunas enfermedades neurológicas, afecciones dolorosas y trastornos dermatológicos que pueden causar picazón y dolor generan síntomas similares al TOC.

Las tomografías computarizadas y las resonancias magnéticas se pueden utilizar en el diagnóstico neurológico. Los gatos que se automutilan o presentan alopecia psicógena podrían tener parásitos, alergias y otros problemas cutáneos, que revelarán los diagnósticos dermatológicos de sangre y piel.

Una vez que podamos excluir todas las posibles causas médicas, le veterinario observará el comportamiento de tu gato. y se realizarán una serie de pruebas de diagnóstico, que incluyen un perfil químico de sangre, un conteo sanguíneo y un análisis de orina.

Posteriormente, el veterinario tendrá en cuenta la salud, el historial y los comportamientos de tu gato junto con los resultados de las pruebas para  ayudar en el diagnóstico del TOC.

El veterinario establecerá contigo las opciones de tratamiento. En caso de trastorno grave, puede aconsejarte a un especialista en comportamiento felino.

TOC felino

Tratamiento para el trastorno obsesivo-compulsivo felino

No existe una cura conocida para el TOC, pero hay algunos tratamientos que pueden reducir o incluso eliminar los signos.

Cuando a un gato se le diagnostica un trastorno obsesivo compulsivo, los medicamentos que inhiben la recaptación de serotonina suelen ser efectivos para reducir o controlar los síntomas. Entre estos está la Fluoxetina y Clomipramina para gatos.

Efectos secundarios de la Fluoxetina en gatos

Son escasos estos efectos, entre ellos, decaimiento, irritabilidad y disminución de la secreción salival.

A parte de los medicamentos, otra clave para vivir con un gato con TOC está en la terapia conductual y en llevar a cabo determinadas modificaciones ambientales. En el tratamiento se debe incluir un aumento en las actividades que compiten con sus comportamientos repetitivos. Y aunque te resulte molesto el comportamiento de tu mascota debido al TOC, nunca castigues o riñas a tu gato.

Aquí te ofrezco unos consejos que puedes probar para modificar su comportamiento:

  • Implícate para reducir el estrés ambiental, como los ruidos fuertes o las cosas que pueden incomodar a tu gato.
  • Establece para tu gato un horario diario predecible, sin sorpresas.
  • Dispón de un lugar acogedor para que tu gato descanse y duerma y pueda estar solo.
  • Sigue una rutina diaria sólida puede darle tranquilidad.
  • Interactúa más con tu gato a través del juego.
  • Puedes jugar con él, colocando golosinas escondidas en tu casa, tratando de que las encuentre.
  • Premia solo por sus comportamientos deseables, e ignora sus comportamientos compulsivos, aunque te parezcan graciosos y lindos.
  • Utiliza algunos juegos interactivos y rompecabezas que usan comida. Estos juegos mantienen a muchos gatos entretenidos y felices.

Estoy deseando escuchar tu opinión

      Encantado de que dejes un comentario

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      Migatapersa
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado