3 Trucos caseros para evitar que los gatos defequen en tu jardín

En mi casa dispongo de un estupendo jardín y sufro los problemas que causa el continuo transitar de gatos de la calle. ¡Los gatos me encantan, sin duda!, pero hacen sus necesidades, escarban las jardineras y deterioran las plantas y flores cultivadas en primavera. A todo esto tengo que añadir que inquietan y estresan a mi gata Nina, que todos los días pasea por el jardín. 

A los anteriores inconvenientes, debemos añadir que los gatos, especialmente los callejeros, pueden ser portadores de parásitos y enfermedades virales y además cazan las aves silvestres que pueblan nuestros jardines, factores que nos deben preocupar.

En este artículo te proporciono 3 remedios caseros, para que los gatos no defequen en tu jardín, que a mí me han funcionado. Si los gatos de la calle o del vecino te crean problemas en tu cuidado jardín, ¡este artículo te interesa!

Problemas que generan las heces de los gatos en el jardín

Los  gatos no son bien recibidos en los jardines bien cuidados. A menudo dejan un olor desagradable en los macizos de flores y vegetales,  causan un daño irreparable en algunas plantas, y dañan a las aves silvestres.

Por otro lado, a los gatos les gusta usar la tierra suelta que encuentran en las jardineras como una caja de arena y no debes olvidar que las heces de gato pueden ser fuente de enfermedades graves para las personas. Los gatos son conocidos por portar parásitos como el toxoplasma gondii que se puede transmitir fácilmente de un gato a su dueño. 

El Toxoplasma gondii es responsable de una enfermedad conocida como toxoplasmosis. Esta se puede transmitirse de los animales a los humanos de varias maneras: al comer carne contaminada y poco cocida, y al ingerir accidentalmente el parásito de las heces de los gatos. La toxoplasmosis es una preocupación, especialmente para las mujeres embarazadas. Este organismo parasitario puede vivir en el suelo durante años y se sabe que causa defectos congénitos graves.

Los gatos, también pueden contaminar el suelo de nuestro jardín con otros parásitos como la lombriz intestinal, el anquilostoma y bacterias como Escherichia Coli o la Salmonella.

¿Qué es conveniente hacer si encuentras cacas de gatos en tu jardín?

  • Equípate con guantes gruesos y una azada o pala para eliminar las heces de los gatos de tu jardín. 
  • Hazte con una bolsa o contenedor desechable para depositar las cacas.
  • Excava unos centímetros por debajo de las heces, para asegurarte de que lo recoges todo, y ponlo en la bolsa. 
  • Desecha el excremento de los gatos y la bolsa en un contenedor de basura, no lo compostes ni lo quemes.
  • Limpia la pala o la azada con una solución de detergente antes de volver a utilizarla.

Cómo evitar que los gatos entren en tu jardín

Inviertes tiempo, dinero y trabajo en tu espacio verde. A menudo utilizas tu jardín para descansar y deseas que tus hijos o nietos puedan jugar en él, seguros y sin molestias. Los gatos callejeros, sin embargo, tienen otros planes para tu jardín. Lo consideran una caja de arena gigante  para hacer sus “cosas”  o como lugar para cazar los bonitos pájaros que alimentas todos los días.

Por todo ello, vamos a tomar unas primeras medidas para hacer menos “atractivo” tu jardín para los gato:

  • Mantén limpios sus lugares favoritos. A los gatos les gusta rociar para marcar su territorio. Limpiar el área donde les gusta congregarse eliminará su olor.
  • Evita dejar bolsas de basura por el jardín o que no estén debidamente cubiertas y selladas. 
  • Retira cualquier alimento del jardín. Evita alimentar a tus mascotas afuera.
  • Elimina los ratones  de tu jardín para impedir que les sirvan de alimento.
  • Recorre tu jardín buscando cualquier refugio que pudieran tener. A los gatos les gusta encontrar refugio donde poder tener a sus crías
  • Si te gusta alimentar pájaros como a mí, intenta situar comederos en zonas altas, para evitar que los gatos se coman el alimento que les tires en el suelo.
  • Trata de informarte si en tu localidad hay un control de colonias de gatos callejeros que se encargue de esterilizar y controlar la población de gatos.

repelente naturales gatos

Repelentes caseros y naturales para gatos

Si lo anterior no te ha dado resultados, deberías probar a elaborar unos repelentes naturales. Se venden buenos repelentes de gatos en el mercado, pero muchos contienen productos químicos y otros elementos que, pueden ser peligrosos para los gatos, y además no son ecológicos. El efecto deseado es disuadir al gato de merodear en tu jardín, pero no dañarlo.

Afortunadamente, existen  recetas de aromaterapia y hierbas que te pueden ayudar a evitar que los gatos merodeen por tu jardín.

La mayor parte de estos repelentes naturales se basan en el uso de sustancias e ingredientes que inciden sobre su olfato e irritan sus membranas mucosas.

No siempre los repelentes caseros funcionan en todos los gatos. Quizá tengas que experimentar un poco, probar diferentes  recetas, pero usar formas naturales y saludables para evitar a los gatos “intrusos” es más seguro a largo plazo, que el regañarlos o usar productos químicos. Qué un repelente natural para gatos tenga éxito dependerá del agudo sentido del olfato del gato.

A continuación, te indico como elaborar 3 sprays repelentes para gatos, que te darán buenos resultado para el uso en tu jardín.

1. Infusión a base de romero

La planta del romero es un gran disuasivo natural para los gatos. Elabora una solución de extracto de romero fresco y agua para poner en una botella de spray, pulverizándolo sobre las zonas deseadas.

También puedes plantar algunas hierbas de romero en los límites del jardín o entremezclar con otras plantas que tengan los aromas que a los gatos no les gustan. Estas plantas de romero servirán como una señal de “mantenerse alejado” para cualquier felino que invada tu jardín.

2. Aceite de citronela

El aceite de citronela es un aceite de olor fuerte que generalmente se utiliza como un repelente para los mosquitos, pero tiene otros usos como es el de repeler a los gatos. Se cree que el fuerte olor de este aceite es lo que mantendrá a los gatos fuera de las áreas que queremos proteger. El aceite de citronela es seguro para su uso en interiores y exteriores.

Los gatos tienen un sentido del olfato muy desarrollado y, por eso, tienden a mantenerse alejados de las áreas donde hay olores fuertes que son desagradables para ellos. El aceite de citronela es uno de esos aromas que la mayoría de los gatos encuentran desagradable.

Hacer la solución adecuada es clave para el éxito del uso de aceite de citronela como repelente de gatos, una parte de aceite de citronela con cuatro partes de agua. La mejor manera de hacerlo es rociar la solución sobre la zona de la que deseas repeler a los gatos. 

Es aconsejable que limpies primero el área que ha sido contaminada con las heces del gato. Si limpias la zona y aplicas la solución de aceite de citronela, probablemente tengas mucho más éxito del que tendrías si no la limpias previamente.

3. Repelente a base de vinagre y agua

El vinagre de manzana o blanco para ahuyentar a los gatos se puede usar directamente, pero mejor diluido con agua. Si los objetos o las plantas pueden dañarse al aplicar el vinagre, mézclalo con agua a partes iguales antes de usarlo como elemento disuasorio. Experimenta para encontrar la mezcla con la menor cantidad de vinagre que siga siendo efectiva en los gatos que deseas ahuyentar.

La mezcla la puedes rociar con un spray por los límites del  jardín, en plantas, cercas, postes y decoración del jardín. Rocía cada pocos días o tan a menudo como sea necesario para repeler a los gatos. Es probable que las áreas necesiten ser rociadas nuevamente después de la lluvia o el riego.

Cuando la pulverización no es aconsejable, puedes remojar un trapo, una esponja o un periódico en vinagre blanco y colocarlo en el área donde no se quieren gatos. Esto funciona muy bien para plantas que no toleran ser rociadas, de forma directa, con vinagre. 

Pensamiento final

No importa lo irritantes que puedan ser los gatos que vagabundean por tu jardín, nunca debes tomar medidas que perjudiquen deliberadamente a los gatos. No se deben usar venenos, trampas letales u otros medios violentos, no solo porque estos pasos pueden ser crueles para los gatos y pueden ser ilegales, sino también porque otras especies silvestres podrían ser dañadas, incluidas las aves.

Cuando elabores estos repelentes para gatos, comprueba qué tipo de plantas, o sustancias usas tratando de que no sean tóxicas y haz las mezclas de la forma adecuada.

Del mismo modo, los gatos en el caso de ser capturados no deben ser liberados en lugares distantes solo para convertirse en el problema de otras personas.

Fuente para la elaboración de este artículo: https://www. animalfiel.com/gatos/repelente-gatos

Estoy deseando escuchar tu opinión

      Encantado de que dejes un comentario

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      Migatapersa
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado