¿Tu gato te muestra su barriga? Estas son las razones

1
¿Tu gato te muestra su barriga? Estas son las razones
3.7 (73.33%) 3 votes

 

 

En más de una ocasión habrás tratado de acariciar el vientre de tu gato mientras él estaba tumbado mostrándote su tripa. En este caso, es probable que haya ocurrido alguna de estas dos circunstancias: o te dejó hacerlo, o por el contrario, te hizo saber que la idea no le agradaba en absoluto.

En cualquier caso, debes saber que incluso si tu gato se pone panza arriba, debes de tomar tus precauciones si lo quieres acariciar. 

 Entonces ¿por qué tu gato te muestra su barriga? A continuación te ofrezco las posibles razones.

Te puede también interesar leer el artículo:  Cómo acariciar un gato. Pasos para hacerlo bien.

1. Tu gato confía en ti

Si tu  gato está feliz contigo, lo más probable es que te enseñe su barriga como muestra de confianza. De hecho, al mostrar esta parte de su cuerpo, sabe que se encuentra en una posición de debilidad. Y la razón es que es la parte su cuerpo más vulnerable, donde se encuentran todos sus órganos vitales.

Por lo tanto, indica que se siente perfectamente seguro en tu compañía. Intuye que si surge un peligro, puedes protegerlo. Por lo tanto, puede estar relajado y confiado.

gato enseñando la barriga

Instagram: @princessparsley1

2. Se muestra feliz de verte

Si, cuando vuelves a casa, tu gato te recibe tumbado sobre su espalda, es porque le hace feliz verte. Es su forma de saludarte, un signo de que te quiere. Este tipo de saludo lo hace mucho mi gata Nina, pero no siempre, depende del día

gato se alegra al verte

Instagram: @zella_cat

3. Está a la defensiva

Si tu gato muestra su barriga y parece estar nervioso, puede ser que está en una postura defensiva. De hecho, es en esta posición la que adoptan cuando son atacados por otros gatos o por depredadores y no pueden huir. Esto les permite defenderse con sus garras y colmillos.

Si hay enfrentamiento con otro gato, rodar sobre su costado para exponer su tripa no es un signo de sumisión, sino más bien,una reacción defensiva que comunica al oponente que utilizará todas las armas (dientes y todas las garras)  si hay una pelea.

¿Cómo puedes saber si tu mascota está mostrando una actitud defensiva? Fijate si muestra alguno de los siguientes comportamientos:

  • Lame sus labios: los gatos se lamen los labios después de las comidas o cuando se limpian, pero también puede ser debido al estrés que le causa una situación violenta.
  • Sus orejas están aplanadas: Esto es una indicación de miedo.
  • “Vocaliza” en exceso. Este es un signo de miedo.

Instagram: @edithrodgermurray

3. Tu gato está relajado

En ocasiones los felinos nos muestran sus vientres cuando están completamente relajados. Pueden estar felices y de humor juguetón. A veces, los gatos giran sobre sus estómagos cuando juegan con sus artículos favoritos (como un juguete, un ratón o un pájaro). También pueden rodar después de que gastan su energía, y necesitan descansar.

Sin embargo, a pesar de que están relajados, esto no supone una invitación para un masaje en la tripa. 

gato panza arriba

Instagram: @corycat_loves

4. Quiere calmar posibles conflictos

El mostrar la tripa, también puede ser un signo de apaciguamiento dirigido a ti o a otros gatos. De hecho, si la situación parece tensa, puede adoptar esta posición para disuadir a los que tiene delante a que se muestren agresivos.

 

5. Tu gata está en celo

Una gata en celo rodará sobre su espalda como un comportamiento de apareamiento. Es un signo de frustración y afecto para su pareja. En este caso, es mejor mantenerse alejado hasta que ella se restablezca de nuevo.

 

5. Tiene la piel irritada

Si tu gato comienza a rogarte que acaricies el vientre mientras antes lo odiaba, podría ser porque le pica. Muchos factores pueden causar irritación en la piel de los gatos: picaduras de insectos, tiña, champús, intolerancia o alergia a los alimentos.

Conclusión

Los expertos felinos tienen diferentes opiniones sobre la conveniencia de dar masajes a los gatos en la barriga. Algunos profesionales aconsejan no hacerlo. Otros dicen que está bien. ¿Deberías dárselos a tu gato?

Dar masajes en su vientre depende de las preferencias de tu gato. No todos los gatos disfrutan de esas caricias. A algunos felinos no les gusta porque sus órganos más sensibles se encuentran en esa zona del cuerpo.

Puedes saber si tu gato disfruta de esos masajes por su comportamiento. Si no reacciona inadecuadamente, entonces puedes considerar que se siente cómodo con los frotamientos estomacales.

Si tu gato muerde, araña o rasguña, deja de acariciar su estómago. Algunos consideran este comportamiento como un rechazo hacia ellos, están muy confundidos.

Lo debemos entender, es raro que los gatos requieran una caricia o un masaje en el estómago, a diferencia de los perros. De hecho, prefieren que se les rasque el cuello, la barbilla o la parte superior de la cabeza. 

Ten en cuenta que los gatos se lamen o se frotan entre sí,  pero nunca en el vientre

¿Tú das masajes a tu gato en la tripa? Me gustaría saber tu opinión.

 

Estoy deseando escuchar tu opinión

      Encantado de que dejes un comentario

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado