Cuando te trasladas: ¿Tu gato te preferirá a ti o a su antiguo hogar?

1
Cuando te trasladas: ¿Tu gato te preferirá a ti o a su antiguo hogar?
1 (20%) 1 vote

El traslado de tu gato a un nuevo hogar

Aunque los gatos tienen vínculos más fuertes con su “territorio” que con sus dueños, esto varía de un gato a otro.

Los gatos son animales territoriales, aunque estén muy vinculados a ti, en muchas ocasiones preferirán a los lugares sobre las personas, por lo que no importa lo cercano que esté de ti, un traslado de hogar lo estresará. En casos extremos los gatos se escapan de su nuevo hogar después del traslado, por lo que es conveniente aclimatarlo a su nueva casa.

Tener que trasladarse de hogar es estresante y triste para el gato, incluso para algunos es terrible.

Separarse de sus dueños también es estresante, pero a menudo menos que perder su “territorio”. Depende de qué intenso sea este vínculo entre el gato y el dueño y de su personalidad.

En mi caso, nunca me he trasladado, pero cuando viajamos por unos días siempre hemos decidido dejar a mi gata en “su casa”, cuando volvemos a lo sumo nos “regaña” un rato con sus maullidos, pero todo queda en eso.

Cuando decimos que los gatos son territoriales, se debe tener en cuenta que si nos tenemos que mudar todas las cosas que llevamos con nosotros  son también parte del “territorio” del gato. Entonces, mi cama, su silla favorita, su caja de arena, sus cuencos de comida y agua y todos los otros muebles del hogar le son familiares.  Como todos esos objetos los llevamos con nosotros, nos facilitarán la adaptación del gato al nuevo hogar. Por cierto, cuando te mueves tómate un tiempo para decidir con cuidado dónde debería estar la caja de arena ya que los gatos se perturban bastante cuando se mueve su arenero, de modo que si puedes hacer ese cambio solo una vez, será menos estresante para tu gato. Dale mucho amor y cariño y estoy seguro de que su traslado va a ir bien..

Llegó el día del traslado

Hay cosas que puedes hacer para facilitar el traslado y proteger a tu gato del caos aterrador de las tareas de mudanza:

Si tienes la suerte de poder hacer el traslado en un solo día, coloca a tu gato en un baño en la casa que abandonas,  y después en la nueva casa una vez que hayas llegado. El baño es probablemente la habitación de la casa más tranquila, silenciosa y menos ocupada ya que está sin amueblar. Espera a que la mudanza se haya realizado y quedéis solos en la nueva casa para dejar a tu gato que recorra el nuevo hogar. Cuantos menos miembros no familiares estén alrededor, mejor para el gato.

Si por el contrario, la mudanza dura un período de días, haz que el gato sea lo último que te lleves del antiguo hogar. Manténlo en el baño como en el anterior caso mientras se mueven los muebles y las cajas, y los que no son de la familia estén caminando de un lado para otro.

Además de lograr un espacio tranquilo para el gato mientras se desarrolla el caos, también proporcionas seguridad a tu gato. Si el gato está suelto, podría salir disparado de la casa y ocultarse. Si eso sucede, es posible que nunca lo vuelvas a ver.

Ten en cuenta que tu gato se sentirá mucho más seguro y más cómodo si la casa huele a “casa” una vez que es liberado del baño para explorar.Para este fin, no lave ninguna de sus cosas antes de la mudanza, ni siquiera su caja de gato, y no le dé cosas nuevas de reemplazo. 

Por mucho que quieras comenzar limpio y fresco en tu nuevo hogar, para tu gato sería como dejarlo en un “planeta alienígena”. Tu gato necesita poder oler su aroma en todas partes. Cuando sea liberado para explorar la nueva casa, asegúrate de que su caja de arena, sus juguetes, su manta, su cama, los platos, el raspador, y ​​cualquier otra cosa que sea de “su propiedad”, estén listos para usar.  Cuanto más huela su nuevo hogar al antiguo, más rápido se ajustará.

Un truco que puede ayudarte es esparcir el olor del gato en la nueva casa frotando una mantita o toalla por sus mejillas, cola, etc. Otra opción es usar feromonas para ayudarle.

No se te olvide  vigilar que la nueva casa sea “segura” para tu mascota: oculta cables, quita plantas que puedan ser venenosas, comprueba que las ventanas y puertas cierran bien para evitar de fugas y caídas.

A pesar de todos estos esfuerzos, es posible que tu gato quiera escapar y regresar a casa, por lo tanto, comprueba que estén cerradas las puertas exteriores y las ventanas. Y no te sorprendas si tu gato deja de alimentarse un poco, y pasa la mayor parte del tiempo escondido. No lo agobies consolándolo, o tentarlo a comer. Es posible que no quiera tu atención y se sienta hostigado. En su lugar, déjalo ir a ti una vez que sienta la necesidad de tu seguridad. Además, no lo tomes demasiado en serio si tu gato realmente parece enfadado contigo; lo superará una vez que recupere el apetito.

 Imagen de la portada: https://flic.kr/p/551mE3

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado