Tumores de mama en las gatas. Síntomas y tratamiento

4
Tumores de mama en las gatas. Síntomas y tratamiento
4.4 (87.5%) 16 votes

 

Hablando de gatas, aunque también se dan casos en los gatos, casi un tercio de todos los tumores que pueden sufrir ocurren en el área mamaria.

Bajo el término de tumor de mama hay un gran número de tumores de diferente origen celular, que pueden aparecer en la cadena mamaria de gatos (pueden ser tanto benignos, como malignos).

Los tumores de la glándula mamaria suelen ser malignos, es decir, son cancerosos y se metastatizan rápidamente, o se propagan a los ganglios linfáticos cercanos u otras áreas del cuerpo de tu gata.

Algunos estudios han demostrado que más del 85% de los tumores mamarios en las gatas son cancerosos, lo que aumenta la probabilidad de que sea una situación potencialmente mortal.

A continuación, explicaré en que consisten los tumores de mama en las gatas, así como los síntomas y tratamiento.

 

¿En qué consiste este tipo de tumor?

Si has comprobado que tu gata tiene las mamas inflamadas, debes de preocuparte.

Primero, decirte que las gatas tienen 4 pares de glándulas mamarias (torácica, craneal abdominal, caudal abdominal e inguinal). Las glándulas más comúnmente afectadas por estos tumores son las glándulas torácicas e inguinales.

Estas glándulas mamarias son órganos femeninos que producen leche para alimentar a los gatitos. Las glándulas en cada lado son drenadas por los ganglios linfáticos cercanos en la axila y la ingle.

Este es un tumor que se origina en las células de las glándulas mamarias. La mayoría de los tumores mamarios son potencialmente o ya malignos, por lo que la extirpación quirúrgica temprana es importante para prevenir la propagación a otras partes del cuerpo (metástasis). Un gato puede tener múltiples tumores, a veces de diferentes tipos, dentro de las distintas glándulas mamarias.

De estos tumores cancerosos, la mayoría son adenocarcinomas, un tipo de cáncer que afecta a las células epiteliales ubicadas debajo de la capa externa del tejido mamario. Dada la rápida tasa de crecimiento y diseminación de estos tumores, la atención veterinaria debe se prioritaria y urgente.

Los tumores se diseminan desde las glándulas mamarias hasta los ganglios linfáticos locales y luego hacia el tórax, el cerebro, los huesos e incluso el bazo.

tumor de mamas gata

Factores de riesgo en los tumores mamarios en las gatas

  • La edad, con mayores probabilidades cuando envejecen. Cuantas más divisiones experimenta una célula, más probable es una mutación, por lo que el tumor es más común en las gatas mayores.
  • La raza. Los gatos siameses están muy expuestos. También tienden a desarrollar tumores mamarios a una edad más temprana que otras razas.
  • La administración de hormonas sexuales a una gata aumenta la incidencia. Varios estudios subrayan la probable participación del estrógeno y la progesterona en la tumorazón de la glándula mamaria.
  • El estado hormonal, el que las gatas estén “enteras” es factor de riesgo. Si los ovarios y el útero se extirpan mediante esterilización a una edad temprana, habrá menos riesgo de que se desarrollen estos tumores.

  

Factores que protegen del tumor

La esterilización temprana es el factor protector más importante

La esterilización antes de los 6 meses de edad produce una reducción el riesgo en un 91%. 

La esterilización antes de la edad de 1 año reduce el riesgo en un 86%. 

Esterilizar antes de los 2 años de edad conduce a una reducción del riesgo del 11%. La esterilización después de los 2 años no reduce el riesgo de desarrollar cáncer de mama.

 

Cómo se diagnostican estos tumores

Se realiza en la clínica veterinaria un examen de salud física de la gata para determinar que no tenga otros problemas de salud.

Se localizarán los nódulos o bultos, y se miden para determinar su tamaño y clasificarlos.

Después de esto, se realizan radiografías torácicas, ecografía abdominal y análisis de sangre para determinar que no haya metástasis.

También se puede hacer una biopsia con aguja fina, donde se aspiran los ganglios linfáticos para verificar la presencia de células cancerosas. Otras pruebas de diagnóstico pueden incluir análisis de orina y un perfil de coagulación de la muestra de sangre extraída. 

Después de todo esto, si da positivo se la deberá intervenir quirúrgicamente lo antes posible

 

Operación del tumor de mamas en las gatas

El primer paso en el tratamiento es la extirpación quirúrgica de la mayor cantidad de tumor posible. Esto significa eliminar no solo las glándulas mamarias afectadas, sino toda la cadena de glándulas mamarias del lado afectado.

Si ambos lados están afectados, los dos deberán retirarse, aunque generalmente no hay suficiente piel para eliminar ambas cadenas mamarias al mismo tiempo. Se harán dos cirugías separadas para permitir el cierre y la curación adecuados de cada sitio quirúrgico. Por lo general, se permite un período de 3 a 5 semanas entre las cirugías para asegurar el estiramiento de la piel, de modo que haya espacio para cerrar la segunda incisión.

Si solo hay un lado afectado, y se considera que el tumor se encuentra en un estado lo suficientemente temprano como para que la curación sea posible, se puede considerar no intervenir en la otra cadena mamaria no afectada, es decir, el otro lado. 

Por el contrario, si solo hay un lado involucrado pero se considera demasiado avanzado para la cura, es probable que no valga la pena extraer la segunda cadena mamaria.

Si el tumor se encuentra en un estado obviamente avanzado en el momento de la primera cirugía, una cirugía menos agresiva para paliar la infección puede ser más apropiada. 

 

Otro tratamiento: la quimioterapia

Para maximizar el periodo libre de enfermedad y evitar metástasis, la cirugía es seguida por quimioterapia. Los fármacos más utilizados son la adriamicina, doxorubicina y ciclofosfamida.

Estos medicamentos quimioterapéuticos se administran cada 3 a 4 semanas durante 4 a 6 ciclos después de la extirpación completa del tumor primario. Los efectos secundarios asociados con estos protocolos son anorexia (falta de apetito) y mielosupresión (recuento sanguíneo bajo).

 

¿El tumor de mamas causa dolor en las gatas?

El dolor es común en las gatas con cáncer, algunos tumores causan más dolor que otros.

Además del dolor causado por el propio tumor, también  experimentarán dolor debido a los tratamientos para curar el cáncer como la cirugía, la radioterapia o la quimioterapia. 

El dolor no tratado disminuye la calidad de vida de la gata y prolonga la recuperación de la enfermedad, el tratamiento o la lesión. Por lo tanto, es esencial que sepamos reconocer y saber manejar el dolor de nuestro gato.

 

Supervivencia de una gata con tumor de mama

En general, el pronóstico para las gatas con tumor de mamas es reservado, con algunas excepciones.

Si el tumor de la gata mide menos de 2 cm, puede sobrevivir hasta tres años. Las gatas con tumores de entre 2 y 3 cm pueden sobrevivir hasta dos años y las gatas cuyos tumores miden más de 3 cm pueden sobrevivir hasta seis meses.

Es importante para la gata ser vista inmediatamente por el veterinario cuando detectes un bulto sospechoso. Tristemente, más del 60% de los tumores que se han extirpado se volverán a desarrollar dentro de los 12 meses. 

 

 

Estoy deseando escuchar tu opinión

      Encantado de que dejes un comentario

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado