11 Vitaminas y minerales esenciales para los gatos

 

El cuidado de las mascotas ha mejorado en los últimos años. Esto ha ayudado a cuidar su salud y aumentar considerablemente la longevidad de los gatos. El equilibrio correcto de alimentos y nutrición permitirá que tu gato obtenga todas las vitaminas que necesita para mantenerse saludable.

Pero, aunque demos a nuestros gatos la comida felina de más alta calidad, siempre habrá casos en los que sean necesarios suplementos vitamínicos para ayudar a aumentar los nutrientes que están recibiendo de sus alimentos.

Las vitaminas  funcionan mejorando los diversos procesos fisiológicos del cuerpo, pero sobre todo para permitir un metabolismo más eficiente de los macronutrientes para que el cuerpo del gato pueda usar estas sustancias al máximo.

Por todo ello, ¿Qué vitaminas y minerales necesita tu gato para mantenerse saludable?  En este artículo te los enumeraré y te indicaré la forma en qué los obtienen los gatos.

Vitaminas y minerales recomendados para los gatos

Hay once vitaminas y minerales esenciales para cualquier gato:

  • Vitaminas A, B1, B2, B3, C y D
  • Calcio.
  • Magnesio.
  • Hierro.
  • Potasio.
  • Taurina.

Echemos un vistazo a cada uno de estos componentes esenciales de la dieta de un gato con más detalle.

1. Taurina para gatos

La taurina es un aminoácido. Sin embargo, es un componente muy importante en la alimentación de nuestros gatos.

Los gatos son carnívoros, por lo que necesitan carne para sobrevivir. Las grasas animales contienen taurina, que los gatos no pueden generar orgánicamente.

La carne roja o blanca, especialmente los corazones o hígados de animales, proporcionarán los niveles de taurina necesarios para tu gato.

La ceguera y la insuficiencia cardíaca son consecuencia de la falta de taurina.

Instagram:@fuzzybutts3

2. Vitamina A para gatos

La vitamina A beneficia a la piel del gato y asegura una visión aguda, especialmente en la noche.

Las señales de carencia de esta vitamina son pelaje poco ordenado y poco brillo y torpeza por la noche. 

Debes tener cuidado con no proporcionar en exceso la vitamina A, podrías provocar daño eh el hígado y huesos del gato.

3. Tiamina (Vitamina B1) para gatos

La vitamina B1, conocida como tiamina, es necesaria para procesar los carbohidratos que consume tu gato.

Las carencias de esta vitamina ocasionan a tu gato problemas neurológicos, falta de coordinación, pérdida de control sobre la cabeza y el cuello, e incluso convulsiones.

Cualquier alimento para gatos a base de carne blanca o roja de calidad contendrá tiamina. El consumo de pescado, sobre todo está crudo, puede bloquear el consumo de tiamina en el gato.

4. Riboflavina (Vitamina B2) para gatos

La riboflavina ayuda a la digestión de tu gato, descompone los alimentos cuando entran en el cuerpo de tu mascota y los convierte en energía.

La falta de riboflavina puede causar dolor abdominal, así como afecciones de la piel. 

Si tu gato consume esta vitamina en exceso, es filtrada y eliminada por los riñones.

5. Niacina (Vitamina B3) para gatos

La niacina permite que tu mascota tenga un tracto digestivo saludable y un metabolismo efectivo. Además, la niacina mejora la memoria del gato y las habilidades cognitivas.

Un gato que carece de niacina en su dieta estará en riesgo de dermatitis. La falta de esta vitamina también fomenta la aparición de disfunción cognitiva felina en gatos mayores.

6. Vitamina C para gatos

Entre otros beneficios, aumenta la producción de colágeno. Esto evita que las articulaciones de tu gato se vuelvan artríticas.

El organismo de tu gato produce la vitamina C necesaria, por lo que no se necesita la suplementación. Un exceso de vitamina C puede causar problemas en el tracto urinario o dañar negativamente a los riñones.

Afortunadamente, es poco probable que tu gato coma frutas cargadas de vitamina C en tu hogar. Los alimentos, como las naranjas, tienen un olor que desagrada a los gatos por lo que es muy poco probable que tu gato sufra intoxicación por vitamina C.

No olvides, que los gatos no pueden comer naranjas ya que son tóxicas.

Instagram:@mochi_meowaroundgang

7. Vitamina D para gatos

La vitamina D a menudo se conoce como ‘la vitamina del sol’, esto se debe a que muchos animales absorben la vitamina D directamente de los rayos solares. 

La vitamina D es vital para regular el equilibrio de calcio y fósforo en el cuerpo de tu gato. También promueve la retención de calcio, lo que ayuda a la formación de huesos y al control de los nervios y músculos. Sin embargo, cuando se ingiere en exceso, esta vitamina soluble en grasa (es decir, almacenada en los tejidos grasos del cuerpo y el hígado) puede causar graves problemas de salud.

El uso excesivo de vitamina D en la dieta o los medicamentos que contienen altos niveles de vitamina D también pueden provocar toxicidad. Los gatos jóvenes y los gatitos tienen mayor riesgo.

8. El calcio para gatos

El calcio permite a tu gato tener de dientes y huesos sanos, pero los gatos no pueden obtener calcio a través de los productos lácteos, por ser la mayoría de los felinos intolerantes a la lactosa, por lo que no pueden procesar leche de vaca o queso.

El defecto de calcio puede desarrollar raquitismo en tu gato. Si son bajos los niveles en tu gato busca suplementos en su dieta. 

El exceso de calcio provocará que los huesos de tu gato se vuelvan demasiado densos y puede causar deformación esquelética.

9. Magnesio para gatos

El magnesio es fundamental para que tu gato disfrute de un metabolismo funcional y saludable

El magnesio se encuentra en cualquier comida para gatos de calidad, por lo tanto la suplementación no debería ser necesaria. 

10. Hierro para gatos

El hierro es un mineral fundamental para la sangre en tu gato. La anemia en tu gato, es debido a la deficiencia de hierro.

La comida de gato de calidad proporcionará el hierro necesario, y la suplementación no será necesaria.

Notarás la carencia de hierro, si tu gato es frágil físicamente, giles físicamente, tiene un sistema inmunológico o evacúa heces de color rojo intenso.

Algunos gatos no pueden procesar y absorber el hierro por defecto genético. En tales casos, necesitarán inyecciones regulares de un veterinario.

11. Potasio para gatos

El potasio es un electrolito importante dentro del cuerpo del gato y es vital para la función normal de los músculos y los nervios. En algunas situaciones, el control normal de la concentración de potasio en el cuerpo se pierde, lo que ocasiona pérdida del potasio y concentraciones bajas de potasio en sangre.

A medida que tu gato se hace mayor, puede sufrir problemas con sus riñones. Esto puede llevar a niveles más bajos de potasio, lo que se conoce como hipopotasemia. Un gato con hipopotasemia sufrirá debilidad muscular severa. 

También es posible que tu gato tenga un exceso de potasio. Esto se conoce como hiperpotasemia. Esta afección puede surgir como resultado de infecciones o bloqueos del tracto urinario o problemas renales. El resultado será una frecuencia cardíaca elevada y una marcha descoordinada.

Instagram:@kedicigdem

¿Son las vitaminas suplementarias seguras para los gatos?

La comida para gatos de alta calidad contiene todo lo que tu gato necesita, por ello, los suplementos vitamínicos pueden ser peligrosos. Es probable que intoxiques a tu gato con un exceso de vitaminas y minerales.

En ocasiones, las vitaminas suplementarias son necesarias. Es posible que tu mascota presente una enfermedad que requiera el uso de suplementos.

No todos los felinos pueden procesar y absorber las vitaminas que se encuentran en su comida, en concreto, los gatos más viejos pueden necesitar un poco de ayuda de los suplementos vitamínicos en algún momento.

¿Pueden los gatos tomar vitaminas humanas?

A los gatos nunca se les debe administrar vitaminas humanas. Nuestros cuerpos son muy diferentes, en términos de tamaño y necesidades. No comprarías suplementos para humanos en una tienda de mascotas, entonces ¿por qué lo contrario sería seguro?

Si tu gato consume vitaminas de personas, le puedes ocasionar un daño importante e irreversible a sus órganos.

Los gatos tienen una relación complicada con las vitaminas. Es innegable que los felinos requieren vitaminas y minerales críticos para desarrollarse. Sin embargo, es tan peligroso el exceso como el defecto, cuando se trata del delicado cuerpo de un gato.

Estoy deseando escuchar tu opinión

      Encantado de que dejes un comentario

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies
      Migatapersa
      El inicio de sesión/registro está temporalmente inhabilitado